Escuchar Descargar Podcast
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 17/08 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 17/08 10h00 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 16/08 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 16/08 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 16/08 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 16/08 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 16/08 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 16/08 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 16/08 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 16/08 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 16/08 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 16/08 12h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Africa

Nuevo gobierno de transición sin los caciques de Ben Alí pero con Ghanuchi

media Manifestación en Túnez.

Respondiendo a la presión de los manifestantes y tras la dimisión de todos los ministros allegados al clan Ben Alí, un nuevo gobierno de transición ha sido formado por el primer ministro Mohamed Ghanuchi, con el aval de la UGTT, Unión General de Trabajadores Tunecinos.  Los manifestantes reclaman también la dimisión de Ghanuchi, jefe de gobierno con el presidente Ben Alí desde hace once años.

Al término de tres días de manifestaciones y de negociación, cinco de los siete ministros allegados a Ben Alí, han dado su dimisión, dejando las carteras de Exteriores, Defensa, Interior y Finanzas, siendo remplazados por tecnócratas o personalidades independientes poco conocidas de la opinión.

Ahmed Abderraouf Ounais que ha sido nombrado ministro de asuntos exteriores, es un diplomático de carrera, que ejerció en los regímenes de Burguiba y de Ben Alí, pero que estaba retirado desde 1994.

La presencia en el gobierno del que durante once años fue primer ministro del presidente Ben Alí, sigue siendo manzana de discordia en esta tentativa de transición democrática en Túnez. Jugando la carta de la conciliación, para evitar un vacío de poder, el poderoso sindicato UGTT ha dado luz verde a la formación del nuevo gobierno. Sin embargo en la calle los manifestantes reunidos en la Kasbah, siguen reclamando que se vaya Ghanuchi.

Entre la dirección de la UGTT y la base sopla un viento de discordia y algunos acusan a la dirección del sindicato de cierta connivencia con el antiguo régimen. La oposición que busca en Túnez afianzar una transición democrática está en parte apoyada en el Colegio de Abogados y en las Uniones regionales del la UGTT. Según la dirección del sindicato la aceptación de Ghanuchi como primer ministro se limita a la organización de la transición y de elecciones democráticas en un breve plazo.

La pregunta que todos se hacen hoy en Túnez es la de saber cual será la respuesta de los manifestantes y sobretodo de aquellos venidos del interior del país que representan el foco en el que empezó la revolución de los jazmines y que estaban todavía ayer concentrados en la Kasbah, a pesar del toque de queda en vigor. ¿Será suficiente este reajuste para calmar los ánimos? Al reclamar ahora la dimisión de Ghanuchi los tunecinos no parecen dispuestos a dejarse robar esa revolución en marcha.

Revolución tunecina que tras la huida del dictador Ben Alí tendrá que extenderse del plano político al económico, con una economía en pleno crecimiento pero con la gangrena del desempleo provocado por la corrupción y el control hasta hace pocos días del clan Ben Alí-Trabulsi.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.