Escuchar Descargar Podcast
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 18/12 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 18/12 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 18/12 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 18/12 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 18/12 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 18/12 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 18/12 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 18/12 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 18/12 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 18/12 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 18/12 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 18/12 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.

Francia acaba con la universidad gratuita para los extranjeros

Francia acaba con la universidad gratuita para los extranjeros
 
Universidad de la Sorbona en París, Facultad de derecho. STEPHANE DE SAKUTIN / AFP

Cientos de estudiantes extranjeros y franceses se movilizan contra el tarifazo de la matrícula universitaria a partir de septiembre de 2019. La medida solo afectará a estudiantes extranjeros.

“Estaba súper asustada”. María del Mar es una estudiante colombiana en París. Y cuando se enteró del anuncio del primer ministro francés sobre el aumento de la matrícula, pensó que no podría continuar sus estudios en Francia.

Actualmente, inscribirse en una universidad francesa cuesta solo 170 euros por año, sea europeo o extranjero. A partir de septiembre de 2019, la matrícula costará 2.770 euros anuales para la licenciatura, y 3.770 anuales en maestría o doctorado.

La medida no se aplicará a los estudiantes en curso de estudios en Francia, pero sí afectará a los que se inscriben en una formación nueva.

Simplificación de los trámites

Con más de 300.000 estudiantes al año, Francia se ubica en el cuarto lugar de los países con más estudiantes internacionales. Pero está perdiendo terreno frente a países emergentes. El 19 de noviembre, el primer ministro francés anunció un plan llamado Bienvenido a Francia. El objetivo es recibir a medio millón de estudiantes extranjeros en los próximos años.

A partir de septiembre de 2019, la solicitud de visas para estudiantes extranjeros será simplificada. Los estudiantes que cuentan con un máster en Francia podrá, además, obtener documentos más fácilmente si quieren abrir una empresa. Y habrá más becas para estudiantes extranjeros.

Adaptarse a la "competencia internacional"

En contraste con estas medidas, Francia pondrá fin a la gratuidad de la enseñanza para estudiantes extranjeros. Se trata de una medida de “equidad financiera”, justificó el primer ministro francés Edouard Philippe.

"Actualmente, Francia es uno de los países del mundo donde los derechos de inscripción para estudiantes internacionales son los más baratos, son casi inexistentes. Para resumir, un estudiante extranjero de familia adinerada paga lo mismo que un estudiante francés de familia modesta que paga sus impuestos en Francia. Es absurdo e injusto. Y la consecuencia de esto es una falta de medios para recibir a estudiantes extranjeros. Hemos decidido que los estudiantes extra europeos pagarán matrículas que corresponderán al tercio del costo real de su formación", declaró Philippe el 19 de noviembre.

Descontento estudiantil

RFI acudió a la primera movilización estudiantil contra esta medida, en la prestigiosa Escuela normal superior de París.

Cientos de estudiantes extranjeros se reunieron para expresar su inquietud sobre esta medida. Hablamos con uno de los estudiantes que convocó a este acto, José María Becerril, es mexicano y estudia antropología en la Escuela Normal Superior.

“Aunque la educación no sea cara en Francia, París es una de las ciudades más cara del mundo. Si hacemos la cuenta entre colegiatura y gastos, son 17.000 euros al año, necesitas ser parte de las clases más altas de tu país para pagarlo. Es una medida en la algo que nosotros considerábamos un bien público, un derecho, ahora se vuelve un objeto de consumo”, lamenta el estudiante.

Competencia de países emergentes

Ese día en el anfiteatro tomó la palabra también el senador comunista Pierre Ouzoulias, vice presidente de la Comisión cultura del Senado: “Esta medida es una estupidez económica. Hoy hay países como Arabia Saudita, Alemania o Turquía que invierten en el sector del conocimiento para atraer a estudiantes extranjeros no aumentando las matriculas sino, al contrario, ofreciéndoles becas. Imagínense un estudiante del Magreb que estudia en Francia y que el año próximo tendrá que pagar 7000 euros mientras que Arabia Saudita le ofrece pagarle 1000 euros mensuales, ¿a dónde cree que irá? ¡No a la Sorbona!”, dijo, indignado.

“En un mundo en el que todo se convierte en mercancía, me parece terrible que el gobierno convierta el saber y el conocimiento en mercancías”, critica el senador, que anticipa un efecto contraproducente de la medida.

La alternativa: endeudarse

Los estudiantes más modestos, como este estudiante en ingeniería, oriundo de China, tendrá que pagar casi 4000 euros si se inscribe en un master el año próximo, un costo que no había contemplado: "En el cuarto año de estudios en la escuela politécnica francesa donde yo estudio, hacemos un doble diploma, hay una gran proporción de estudiantes extranjeros que se inscriben en doctorado, entonces nos concierne directamente. Muy probablemente me van a proponer un crédito. Nos proponen créditos sin intereses porque saben que vamos a ganar muy bien, pero quedaremos endeudados por varios años. ¡Es injusto!”, estima el estudiante, que prefiere no dar su nombre, pero se dice dispuesto a luchar contra el alza de la matrícula.

Más asiáticos y menos africanos

Los más impactados por un eventual aumento de la matrícula en Francia serán los estudiantes africanos. Casi la mitad de los estudiantes extranjeros provienen de África francófona, de las ex colonias.

Francia: Alza de la tarifa de las matrículas para estudiantes extranjeros 03/12/2018 Escuchar

El gobierno de Macaron busca, al contrario, seducir a estudiantes más adinerados de países anglófonos y de Asia. Una medida calificada de discriminatoria por el principal sindicato estudiantil francés, UNEF.  "Los estudiantes extranjeros ya están excluidos del sistema de becas francés actualmente. En lugar de duplicar las becas a estudiantes extranjeros, el gobierno debería darles el acceso a las becas francesas. Lo que denunciamos es esta distinción según la nacionalidad. Franceses o no, somos los mismos estudiantes, debemos tener los mismos derechos”, exige Lilâ Le Bas, presidenta de la UNEF, sindicato que llamó a manifestar el 1ro de diciembre contra el proyecto del gobierno.

Estudiantes y precarios

“Sabemos que hoy los estudiantes extranjeros son muy precarios. Para llegar a Francia, los extranjeros deben probar que tienen 7000 euros en su cuenta bancaria, tiene que pagar el boleto de avión, encontrar una vivienda. Y además hay restricciones en términos de horas laborales para los estudiantes extranjeros que quieren trabajar en Francia durante sus estudios. Es hipócrita decir que el alza del precio de las matriculas será compensado por la duplicación del número de becas”, explica Lilâ le Bas.

Los principales sindicatos estudiantiles así como organizaciones de estudiantes extranjeros en Francia se movilizan estos días contra el alza de la matrícula en Francia. Por su parte, el principal sindicato de maestros teme que este proyecto sea un preludio a un aumento generalizado de la matrícula para los franceses.

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. ...
  5. siguiente >
  6. último >
Los programas
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.