Escuchar Descargar Podcast
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 26/05 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 26/05 14h00 GMT
  • 12H03 - 12H30 TU
    Resto del programa 26/05 12h03 GMT
  • 12H00 - 12H03 TU
    Informativo 26/05 12h00 GMT
  • 10H03 - 10H30 TU
    Resto del programa 26/05 10h03 GMT
  • 10H00 - 10H03 TU
    Informativo 26/05 10h00 GMT
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 25/05 23h03 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 25/05 23h00 GMT
  • 21H03 - 21H30 TU
    Resto del programa 25/05 21h03 GMT
  • 21H00 - 21H03 TU
    Informativo 25/05 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 25/05 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 25/05 16h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Africa

Dimite Omar al Bashir, presidente de Sudán desde hace 30 años

media El presidente sudanés Omar al-Bashir delante de los diputados, el 1 de abril de 2019. REUTERS/Mohamed Nureldin Abdallah

El presidente sudanés Omar al Bashir, en el poder desde 1989, dimitió bajo la presión de la calle y del ejército, y se están celebrando consultas para establecer un consejo militar de transición que dirija el país, anunciaron el jueves varias fuentes gubernamentales y un ministro provincial.

"Actualmente se están celebrando consultas para formar un consejo militar que asuma el poder tras la dimisión del Presidente Bashir", dijo Adel Mahjoub Hussein, Ministro de Producción y Recursos Económicos de Darfur del Norte, a Al Hadath TV.

Fuentes sudanesas confirmaron esta información y dijeron a Reuters que el presidente Bashir estaba bajo arresto domiciliario, "bajo custodia".

Las fuerzas armadas pronto harán un "anuncio importante", informó la televisión nacional esta mañana temprano, mientras las unidades militares tomaban posiciones en los puentes del Nilo y en las principales arterias de la capital.

El anuncio desencadenó el clamor de los manifestantes concentrados delante del cuartel general de las Fuerzas Armadas para exigir la dimisión del presidente sudanés Omar al Bashir.

La televisión nacional interrumpió temprano el jueves sus programas para difundir cantos patrióticos y militares. "Importante declaración de las Fuerzas Armadas pronto. Estén atentos", se podía leer en un cintillo.

"Cayó el régimen, cayó el régimen", cantaban miles de manifestantes delante del cuartel general, en un ambiente tenso, como cuenta Ahmed, un médico que estaba presente: "Esta mañana, milicias favorables al régimen de al-Bashir vinieron a la zona. Estaban armados, intentaron controlar la zona de protesta y desalojar a los manifestantes. Hubo entre 10 y 15 heridos".

Los habitantes de la capital sudanesa fueron convocados por los organizadores de la protesta a sumarse masivamente a los miles de manifestantes que inician un sexto día delante del complejo en el que está el cuartel general de las FFAA, el ministerio de Defensa y la residencia oficial del presidente Bashir.

"Llamamos al pueblo de la capital Jartum y de sus alrededores a dirigirse inmediatamente al sector de las manifestaciones y a no irse antes de la publicación de nuestro próximo comunicado", indicó la Asociación de Profesionales Sudaneses, en reacción al comunicado militar.

- Despliegue militar -

Muchas personas se dirigían hacia el cuartel general en coches, buses o camionetas, tocando bocina.

Las Fuerzas Armadas fueron desplegadas en numerosas calles de la capital, al igual que paramilitares.

Estos miles de sudaneses reclaman a la vez la dimisión del presidente Bashir, de 75 años y más de tres décadas en el poder, y que los militares se sumen a su movimiento de protesta.

"La gente llega en masa", informó el jueves por la mañana un testigo presente en el lugar.

Se ignora de momento cuáles son las intenciones de los militares, así como las de la policía.

"Esperamos grandes noticias. No nos iremos de aquí hasta que no sepamos qué es", indicó a AFP un manifestante delante del cuartel militar.

"Pero sabemos que Bashir debe partir. Estamos hartos de este régimen. Treinta años de represión, corrupción, abuso de derechos. Es suficiente", continuó.

Varios coches militares transportando tropas ingresaron en el complejo el jueves al alba, declararon testigos a AFP.

La víspera, el Partido del Congreso Nacional (NCP) convocó al conjunto de sus miembros a una manifestación, el jueves, de apoyo al presidente en Jartum, señal de que el mandatario no planeaba ceder. Pero el miércoles por la noche esta movilización fue aplazada sin fecha.

- 'Proteger a los ciudadanos' -

Desde el sábado los manifestantes resistieron en varias ocasiones a los intentos del poderoso servicio de inteligencia, NISS, de dispersarlos con gases lacrimógenos, en vano, según los organizadores de la protesta.

El martes, 11 personas, entre ellas seis miembros de las fuerzas de seguridad, murieron en las manifestaciones de Jartum, indicó el miércoles el portavoz del gobierno Hasan Ismail, sin precisar las circunstancias de su muerte, según la agencia oficial Suna.

En total, 49 personas murieron en violencias vinculadas a las manifestaciones desde el inicio de las concentraciones, según responsables oficiales.

El miércoles no se registró ningún intento por dispersar a los manifestantes.

"Parece que la policía también está con nosotros", especuló un manifestante.

El martes, la cúpula de la policía anunció que ordenó a sus fuerzas no intervenir contra los manifestantes.

El lunes, el jefe de Estado Mayor de las FFAA, el general Kamal Abdelmaruf, había precisado que los militares seguirían "obedeciendo a su responsabilidad de proteger a los ciudadanos".

Las manifestaciones empezaron por la decisión del gobierno, el 19 de diciembre, de triplicar el precio del pan en un país sumido en la crisis económica. Rápidamente, se convirtieron en un movimiento contra Al Bashir.

Desde el inicio de las protestas, Bashir, ante el mayor reto desde que llegó al poder según los expertos, se niega a dimitir. Tras intentar reprimir con fuerza las manifestaciones, el 22 de febrero declaró el estado de emergencia durante un año en todo el país.

El miércoles, Estados Unidos exhortó al poder sudanés a respetar el derecho de manifestación. "Pedimos al gobierno de Sudán que respete los derechos de todos los sudaneses de expresar sus reclamaciones pacíficamente", tuiteó Tibor Nagy, subsecretario de Estado encargado de África.

Con AFP y Reuters

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.