Escuchar Descargar Podcast
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 13/12 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 13/12 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 13/12 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 13/12 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 13/12 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 13/12 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 13/12 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 13/12 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 13/12 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 13/12 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 13/12 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 13/12 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Américas

Malvinas y Chávez protagonistas de la cumbre

media Los presidentes y primeros ministros del Grupo de Rio a su llegada a Cancú, el 22 de febrero. Reuters

El apoyo regional ante el reclamo argentino por las islas y la disputa entre los presidentes agita las aguas en Cancún. Una vez más el presidente colombiano Alvaro Uribe y su homólogo venezolano, Hugo Chávez, se enfrentaron verbalmente durante la reunión.

Los mandatarios de América Latina y el Caribe reunidos hasta este martes por la tarde en Cancún en el marco de la cumbre del Grupo Rio dieron un amplio respaldo al gobierno argentino en el marco de la disputa diplomática que sostiene con el Reino Unido en torno a la soberanía de las Islas Malvinas. Argentina pide que Gran Bretaña, miembro permanente del Consejo de Seguridad, cumpla las resoluciones de ONU que piden establecer un diálogo directo con Argentina sobre el diferendo.

“Argentina agotará todas las disposiciones que tiendan a reafirmar nuestra soberanía sobre los archipiélagos del sur", dijo Cristina Kirchner ante los 26 mandatarios que la escuchaban durante la apertura de la cumbre.

Los dos países sostienen en los últimos días una polémica desde que Londres anunció la intención de buscar petróleo en la zona. El pronunciamiento argentino se produjo casi en simultáneo al inicio de la búsqueda de crudo frente al archipiélago por parte de un grupo industrial británico.

Felipe Calderón, el presidente anfitrión, anticipó que los 26 mandatarios firmarán este martes –atendiendo a una fuerte demanda argentina- una declaración en respaldo a los derechos soberanos de Argentina sobre Malvinas.

Por la tarde, ante la prensa, la presidenta Kirchner subrayó que "fue importante haber logrado este apoyo. Pero lo más importante será lograr que las grandes potencias, en este caso las que tienen un sillón en el Consejo de Seguridad puedan cambiar de actitud".

Mientras tanto, la reunión entre el canciller argentino Jorge Taiana con el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, está confirmada para mañana, según precisó Farhan Haq, vocero de la ONU, respaldando informaciones de la cancillería argentina.

El respaldo más fuerte provino sin embargo del locuaz Hugo Chávez, quien apoyó el reclamo argentino acusando a Londres de estar protagonizando “una de las más groseras demostraciones de colonialismo”. De paso, el venezolano agregó que la OEA ya no sirve para nada.

Palabras cruzadas

Mucho del tiempo de trabajo de los mandatarios estuvo no obstante destinado a zanjar una disputa verbal entre el propio Chávez y el colombiano Álvaro Uribe. Los dos jefes de Estado se enfrentaron ayer durante el almuerzo privado de los mandatarios.

En esa ocasión, Uribe le reprochó a Chávez el "embargo comercial" que aplica a productos que Colombia vendía tradicionalmente a Venezuela, según contó a AFP un funcionario colombiano. Con la comida atragantada, Chávez le respondió acusándolo de haber apoyado a 300 paramilitares que se infiltraron desde Colombia para intentar asesinarlo.

Cuando Chávez amenazó con levantarse e irse, Uribe lo frenó en seco: “Sea varón, quédese aquí porque a veces insulta en la distancia y cuando estamos cara a cara no hablamos". El venezolano, según los testigos, lo mandó “al carajo”.
Como buen anfitrión, el presidente Calderón salió a intermediar: “Queremos que haya mecanismos de diálogo respetuoso, un diálogo que va a ser impulsado por los países amigos”, concluyó.

Cumbre del Grupo de Rio en Cancún
Audio de la entrevista Entrevistada: María Cristina Rosa de la universidad Autónoma de México. 23/02/2010 - de Natalia Olivares Escuchar

 

 

 

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.