Escuchar Descargar Podcast
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 18/11 23h03 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 18/11 23h00 GMT
  • 21H03 - 21H30 TU
    Resto del programa 18/11 21h03 GMT
  • 21H00 - 21H03 TU
    Informativo 18/11 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 18/11 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 18/11 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 18/11 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 18/11 14h00 GMT
  • 12H03 - 12H30 TU
    Resto del programa 18/11 12h03 GMT
  • 12H00 - 12H03 TU
    Informativo 18/11 12h00 GMT
  • 10H03 - 10H30 TU
    Resto del programa 18/11 10h03 GMT
  • 10H00 - 10H03 TU
    Informativo 18/11 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.

Puerto Rico y su deuda impagable

Puerto Rico y su deuda impagable
 
En un restaurant, los clientes escuchan el discurso del gobernador Alejandro Garcia Padilla sobre la deuda, San Juan, 29 de junio de 2015. REUTERS/Alvin Baez-Hernandez

Puerto Rico enfrenta una grave crisis financiera. El gobernador Alejandro García Padilla confirmó que la enorme deuda de 73.000 millones de dólares es impagable, lo que pone a la isla al borde de la cesación de pagos.
 

Las malas noticias financieras no solo vienen de Grecia. La semana comenzó muy mal también para los puertorriqueños. Luego de ocho años de crecimiento económico negativo, la isla caribeña está asfixiada de liquidez y enfrenta una deuda descomunal. Los detalles de la grave situación se conocieron primero en una entrevista al gobernador, Alejandro García Padilla, en el New York Times; sus declaraciones provocaron la caída en Wall Street de los bonos de obligaciones generales de Puerto Rico en un 10 %.

Para empeorar la situación, la Casa Blanca, a través de su portavoz Josh Earnest, dejó  claro que Puerto Rico no puede esperar ayuda desde Washington.

En su condición de estado libre asociado norteamericano, Puerto Rico no puede declararse en bancarrota, por lo que un impago de deuda podría tomar años en resolverse. Para José Alameda Lozada, profesor de economía de la Universidad de Puerto Rico, la situación empeoró cuando se aceptó endeudarse más aún para pagar la deuda.

El gobierno de Puerto Rico encomendó un informe a exfuncionarios del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, como Anne Krueger. La experta propone reformas estructurales como la disminución de los costos de la nómina pública y de los servicios de electricidad y transporte, así como una reestructuración de la deuda por medio de un intercambio voluntario de bonos existentes por otros con condiciones más favorables. No obstante, Alameda Lozada estima que tales soluciones no serán fácilmente aplicables.

Durante su discurso, García Padilla anunció que iniciará un diálogo con los bonistas para lograr una moratoria: "La meta será posponer por un número de años los pagos de la deuda, de forma tal que ese dinero se invierta aquí en Puerto Rico para crear empleo". Sin embargo, para Alameda Lozada el futuro no es prometedor.

La constitución de Puerto Rico establece que el pago de la deuda es prioritario frente a cualquier otra obligación financiera.

La Legislatura debe aprobar aún un presupuesto de 9.800 millones de dólares para el próximo ejercicio fiscal, que comienza esta semana; contempla recortes en el gasto público por un valor de 674 millones de dólares y destina 1.500 millones de dólares al pago de la deuda.

Entrevistado: José Alameda Lozada, profesor de economía, Universidad de Puerto Rico.

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. ...
  5. siguiente >
  6. último >
Los programas
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.