Escuchar Descargar Podcast
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 13/11 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 13/11 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 13/11 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 13/11 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 13/11 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 13/11 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 13/11 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 13/11 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 13/11 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 13/11 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 13/11 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 13/11 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.

Los cubanos de Miami, entre esperanza y escepticismo

Los cubanos de Miami, entre esperanza y escepticismo
 
El restaurante Versailles, en Little Havana, Miami, Florida. WikimediaCommons/Bobak Ha'Eri

Tras medio siglo de prohibición, los cubanos pueden cruzar desde finales de abril el estrecho de Florida para efectuar viajes entre la Florida y Cuba. El gobierno cubano retiró las restricciones impuestas durante la Guerra Fría por temor al desembarco de anticastristas.

Reportaje de Rozenn Le Saint en Miami con los pasajeros del segundo crucero y con los exiliados de Little Havana.

No son muchos los cubano-americanos que pudieron subirse a los primeros cruceros. El viaje cuesta al menos 2.320 dólares la semana. Y aunque se trate de turismo, Washington sólo permite a los estadounidenses viajar a Cuba por razones culturales, académicas, deportivas o religiosas. El embargo contra Cuba sigue vigente pero la Casa Blanca lo flexibilizó en el marco de la normalización diplomática con La Habana.

El concierto de los Rolling Stones o el desfile de moda de la colección de Chanel son otros ejemplos. Se estima que este año, 300.000 turistas estadounidenses podrían viajar por la isla, la mayoría en avión.

Los cubanos que tienen residencia en Miami todavía prefieren viajar por aire. En la fila del aeropuerto de Miami, cada pasajero lleva al menos tres enormes maletas envueltas en papel transparente azul, llenas de productos básicos cuyo precio sigue siendo menor que en Cuba a pesar del viaje.

Los ancianos cubanos de Little Havana son más escépticos sobre el deshielo diplomático que comenzó en diciembre de 2014 entre Washington y La Habana. El barrio es el enclave de la diáspora cubana en Miami. Algunos en el “dominó park” juegan, como si de su vida se tratara, sobre mesas dibujadas de un mapa de la isla, como para recordarles sus raíces. También hay una tienda de cigarros, el restaurante Versailles con su dulcería cubana clásica. Ahí los exiliados anticastristas son mayoría. Cada tarde, grupos de cubanos se encuentran para compartir unos pastelitos de guayaba, unas masareales o unas señoritas con un café cubano en un vasito de cartón, como antes.

Mientras que Cuba y Estados Unidos parecen dispuestos a pasar la página de la guerra fría, el tiempo está suspendido en Little Havana.
 

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. ...
  5. siguiente >
  6. último >
Los programas
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.