Escuchar Descargar Podcast
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 23/10 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 23/10 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 23/10 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 23/10 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 23/10 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 23/10 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 23/10 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 23/10 10h00 GMT
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 22/10 23h03 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 22/10 23h00 GMT
  • 21H03 - 21H30 TU
    Resto del programa 22/10 21h03 GMT
  • 21H00 - 21H03 TU
    Informativo 22/10 21h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.

A un año de la muerte de Berta Cáceres, la investigación avanza lentamente

A un año de la muerte de Berta Cáceres, la investigación avanza lentamente
 
Berta Cáceres con miembros del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras y miembros de la comunidad de Río Blanco en un homenaje a colegas asesinados. Foto: www.goldmanprize.org

Hace un año, la activista hondureña Berta Cáceres, ganadora del premio Goldman (el Nobel del Medio Ambiente), fue asesinada a tiros en su casa, en la localidad de La Esperanza, en el departamento de Intibucá. Desde entonces, la investigación avanza lentamente sin hallar a los autores intelectuales del crimen. Amnistía Internacional sostiene que hay ocho detenidos, de los cuales algunos tienen vínculos con las Fuerzas Armadas de Honduras y con una empresa.

Al enterarse de la noticia, los hondureños no salían del asombro. Muchos se interrogaban cómo Berta Cáceres, la activista más representativa de esa nación centroamericana, ganadora del premio Goldman, había sido asesinada a tiros, en su casa, la madrugada del 3 de marzo del 2016, un día antes de su cumpleaños.

Presentía que algo no andaba bien y dio antes la voz alerta. El 20 de febrero, Berta Cáceres denunció en la cadena de televisión Telesur hostigamientos de la empresa Desa, encargada de la construcción de una represa en el río Agua Zarca. Años antes, Berta Cáceres movilizó al poblado Lenca, la etnia más grande de Honduras, para luchar para la suspensión de la obra. Logró que el gigante inversor estatal chino Sinohydro y la Corporación Financiera Internacional, órgano de inversión privada del Banco Mundial, se retiraran del mencionado proyecto.

Un año después, el móvil del asesinato de esta lideresa, fundadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, todavía se investiga. Según Ariadna Tovar, investigadora sobre Defensores de Derechos Humanos para Amnistía Internacional, se detuvo a ocho personas, de las cuales algunas tienen vínculos con el ejército y con la empresa Desa. Según este organismo, el caso corre el riesgo de caer en la impunidad. Hasta el momento no se han hallado a los autores intelectuales del asesinato de la activista.

Por otro lado, el Estado hondureño trata de afinar un sistema de protección para activistas según su zona de incidencia, ya sea urbana o rural. Y no es para menos, la ONG Global Witness indicó que entre los años 2010 y 2015, 123 líderes fueron asesinados por su labor.

Berta Cáceres, activista, ecologista, hija de una enfermera que atendió a refugiados salvadoreños, se dirigió al mundo con un mensaje de defensa de los recursos cuando ganó el premio Goldman.

Paradojas del destino, nació un 4 de marzo en 1971 en el poblado de La Esperanza, en departamento de Intibucá, en Honduras. Y murió, un 3 de marzo de 2016, en mismo suelo donde vio por primera vez la luz.
 

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. ...
  5. siguiente >
  6. último >
Los programas
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.