Escuchar Descargar Podcast
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 22/08 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 22/08 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 22/08 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 22/08 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 22/08 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 22/08 10h00 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 21/08 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 21/08 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 21/08 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 21/08 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 21/08 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 21/08 16h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Américas

El oficialismo y la oposición miden fuerzas en las primarias argentinas

media El edificio del Congreso de la Nación Argentina en Buenos Aires. Flickr/Marcos Cousseau

Los votantes argentinos están llamados este domingo a las urnas en las primarias de medio término que servirán a modo de sondeo nacional para ver si el oficialismo cuenta con el apoyo de sus ciudadanos.

Por Clara Carreira

El domingo 13 se celebrarán por cuarta vez las Primarias, Abiertas, Obligatorias y Simultáneas (PASO), instauradas en el 2009 y celebradas por primera vez en el 2011. En ellas se decidirá qué partidos políticos y qué candidatos podrán participar en las elecciones legislativas del 22 de octubre, que tendrán como objetivo renovar a 127 miembros de la Cámara de Diputados –la mitad del total- y un tercio del Senado, siendo las provincias de Buenos Aires, Formosa, Misiones, La Rioja, Jujuy, San Luis, San Juan y Santa Cruz las encargadas de elegir senadores.

Este sistema electoral permite, a través de financiación del Estado, que los partidos políticos puedan tener unas primarias internas, “garantiza a todas las fuerzas políticas poder llevar una competencia interna. Después las fuerzas tienen el derecho de poder utilizarlas o no, y en ese sentido algunos van con lista única y otros con dos o tres” explica Lara Goyburu, coordinadora del programa de Instituciones Políticas del CIPPEC, uno de los principales centros de pensamiento de América Latina.

Aunque quizás la característica más destacada de este método sea la capacidad de reducir la gigantesca oferta electoral. “Tener que sobrepasar el piso de 1,5% (de los votos) en distritos grandes que superan los 10 candidatos por lista ha logrado reducir la oferta”,  afirma Goyburu. Y es que en Argentina hay 650 partidos políticos, declara Nicolás Cereijo, politólogo de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

 

El kirchnerismo y el gobierno echan un pulso

Aunque todo el mundo tiene los ojos puestos en lo que acontecerá en la provincia de Buenos Aires, donde se concentra el 40% del electorado, “en una elección legislativa no es la única provincia que importa, sino que las otras que eligen diputados también se vuelven relevantes en este contexto. Esto vuelve las cosas un poco más variables”, dice Goyburu. Los candidatos más destacados de esta provincia son Cambiemos, coalición a la que pertenece el presidente Mauricio Macri, Unidad Ciudadana, de la expresidenta Cristina Kirchner y ya en un tercer lugar, la alianza 1País, liderada por Sergio Massa y Margarita Stolbizer.

Estas primarias medirán las fuerzas entre el oficialismo y el kirchnerismo de cara a las legislativas de octubre. Una posible victoria de la expresidenta del país “significaría un escenario más complicado de gobernabilidad, si se toma en cuenta las principales leyes que pretende sacar el gobierno el año que viene”, expresa Cereijo. Aunque a nivel económico “la forma de actuar del gobierno de Macri no va a cambiar”, concluye el politólogo de la UBA.

Si fuese la coalición de Mauricio Macri la que ganase “le daría más holgura en el Congreso, le permitiría llevar adelante más leyes y más reformas, y además habría un hostigamiento más fuerte contra los sectores todavía alineados con el kirchnerismo que están implicados en temas de corrupción. Se avanzaría mucho más en esas investigaciones”, recalca Cereijo.

Sin embargo la devaluación del peso argentino, el crecimiento de la inflación, el desempleo y la mala situación económica podrían jugar en contra de Macri.

En este conglomerado de fuerzas que se polarizan, también se presentan otros protagonistas más allá del kirchnerismo, del macrismo y del massismo. “Bastante más atrás están los espacios de izquierda más extrema, más dura. Tenemos el frente trotskista que se llama el Frente de Izquierda y de los Trabajadores que en las últimas elecciones ha conseguido incorporar, aunque todavía es muy poco, cuatro diputados”, cuenta Cereijo.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.