Escuchar Descargar Podcast
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 11/12 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 11/12 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 11/12 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 11/12 14h00 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 11/12 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 11/12 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 11/12 10h00 GMT
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 10/12 23h03 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 10/12 23h00 GMT
  • 21H03 - 21H30 TU
    Resto del programa 10/12 21h03 GMT
  • 21H00 - 21H03 TU
    Informativo 10/12 21h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 10/12 14h03 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Américas

Relevo de un centenar de policías en Tumaco por muerte de cocaleros

media Foto de los Escuadrones Móviles Anti-disturbios (ESMAD). Policia Nal de Colombia

El gobierno ordenó el relevo de 102 policías en el municipio de Tumaco, fronterizo con Ecuador, tras la muerte la semana pasada de seis cocaleros que protestaban contra la erradicación de cultivos ilícitos. La Defensoría del Pueblo evocó la presunta responsabilidad de la policía en la muerte de los campesinos.

Los 102 miembros de la policía que fueron relevados en Tumaco son 80 patrulleros, 20 del nivel ejecutivo y dos oficiales. La orden fue dada conjuntamente por el presidente Santos y su ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas.

El jueves pasado, seis campesinos, entre ellos dos indígenas, murieron y otros 20 resultaron heridos en Tumaco en medio de protestas contra la erradicación de sembradíos de coca por considerar insuficientes las ayudas económicas que ofrece el gobierno a cambio de que siembren productos lícitos.

La Defensoría del Pueblo, que vela por los derechos humanos en Colombia, advirtió el domingo sobre la presunta responsabilidad de la policía en un hecho que el gobierno y la fuerza pública han adjudicado a disidencias de las FARC que se apartaron del proceso de paz.

“Los datos disponibles desmienten el uso de explosivos. Según medicina legal, se utilizaron armas de alta velocidad contra los campesinos. Tampoco hay evidencia sobre la presencia de disidencia de las FARC. Todo apunta entonces a que los responsables directos fueron miembros de la fuerza pública. De hecho, ya se han producido suspensiones y traslados de miembros de la policía. Hay entonces una altísima probabilidad de que la fuerza pública sea la responsable de esta masacre”, dijo a RFI Víctor de Currea-Lugo, analista y profesor de la Universidad Nacional en Bogotá.

La Policía Nacional de Colombia anunció este lunes que había suspendido a cuatro uniformados que presuntamente dispararon en los incidentes que provocaron la muerte de seis campesinos cocaleros en una zona fronteriza con Ecuador la semana pasada.

“En aras de la absoluta transparencia de la investigación” se aplicó la “suspensión disciplinaria” a cuatro policías antinarcóticos “que presuntamente accionaron sus armas de fuego” el pasado jueves en el municipio de Tumaco, departamento de Nariño (suroeste), informó la institución en un comunicado.

Recuperar la confianza en la policía

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, explicó que el propósito del relevo del centenar de policías es “mejorar los niveles de confianza de la ciudadanía en su policía" y reiteró su “compromiso” con la investigación de la fiscalía para esclarecer el acto violento.

Para el analista Víctor de Currea Lugo, el problema en Colombia es “la estructura de la fuerza pública y las diferentes manifestaciones de violencia que ha hecho contra la población”. En Colombia existe un cuerpo armado de las fuerzas de seguridad para afrontar los disturbios denominado ESMAD.

Ese escuadrón anti-motines, según este analista, “tiene mala reputación por el manejo que ha hecho de las protestas sociales en Choco y Buenaventura, por ejemplo. El problema es que (en Colombia) la policía cumple labores del ejército, y viceversa. Además, hay un uso no controlado y excesivo de la fuerza para manejar la cotidianidad, lo que hace que el descredito no se resuelva con esta medida puntual”.

Tumaco, el municipio del país con más sembradíos de hoja de coca, base de la cocaína, “tiene una situación verdaderamente compleja” por la presencia del crimen organizado, dijo el ministro Villegas.

En esta localidad de unos 203.000 habitantes operan bandas narcotraficantes, disidentes de la guerrilla FARC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), último grupo rebelde de Colombia y que negocia la paz con el gobierno, agregó.

Tumaco es uno de los principales puntos de salida de cocaína desde Colombia sobre el Pacífico. El país sudamericano es el principal productor y exportador de esta droga del mundo, según la ONU.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.