Escuchar Descargar Podcast
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 21/11 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 21/11 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 21/11 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 21/11 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 21/11 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 21/11 10h00 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 20/11 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 20/11 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 20/11 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 20/11 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 20/11 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 20/11 16h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Américas

Amazonía: la batalla entre la biodiversidad y el petróleo

media Reserva de la Biosfera Transfronteriza Bosques de Paz France 24 Español

Según el presidente de Ecuador, el ecosistema del Amazonas es “la gran patria” de América Latina. Pero sobre una de sus zonas selváticas, la del Parque Yasuní, el gobierno busca aumentar su producción de petróleo para compensar su déficit económico.

Texto por Janira Gómez Muñoz, France 24 Español.

El caso del Parque ecuatoriano Yasuní lleva décadas en el debate medioambiental. Se inició durante el mandato del presidente Rafael Correa y ahora, una década después, la discusión se reabre: el gobierno quiere aumentar su producción petrolífera en esta región amazónica para afrontar su déficit económico.

Lo anunció esta semana el ministro ecuatoriano de Hidrocarburos, Carlos Pérez, quien concretó que, a los 530.000 barriles de crudo que se extraen actualmente en Yasuní, se le incrementarían 50.000 de cara a 2018. Lo que correspondería a un ingreso de 2.000 millones de dólares en las arcas del gobierno.

Con ese objetivo, en noviembre, Ecuador pedirá a la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) que le exima de una rebaja de su producción, ya que la organización exigió a sus miembros reducir sus cuotas para elevar los precios del petróleo.

Pero el país sudamericano es uno de los miembros más pequeños de la OPEP y, según Pérez, la delicada situación del país le impide aplicar esas reducciones, que suponen unos 25.600 barriles menos al día, de los 530.000 que consigue. “Es todo lo que se necesita hacer en el país”, dijo el ministro, añadiendo que esa sería la razón que le daría a la organización.

Carlos Pérez: “Hemos tomado cuidado para ayudar a la biodiversidad sin impactar la producción”

Desde el mismo terreno del Yasuní, Carlos Pérez aseguró que esta medida no afectaría al ecosistema del también llamado “Bloque 31 y el conjunto 43 ITT”, las zonas en las que están los yacimientos explotados por Petroamazonas y de los que se extraen los barriles ecuatorianos.

“Hemos tomado cuidado para cumplir y ayudar a la parte de conservación medioambiental, de los pueblos y la biodiversidad sin impactar la producción”, dijo el ministro.

Sin embargo, no todos creen que eso sea lo que necesita el país, ni que no vaya a causar ningún daño al Yasuní, considerada por los biólogos una de las áreas más biodiversas del planeta.

El parque, principalmente selvático y de una extensión de 10.000 metros cuadrados, es único porque se sitúa en pleno corazón ecuatorial, es próximo a la cordillera andina y en una sola hectárea cuenta con hasta 655 tipologías de árboles. Sin contar con las distintas comunidades indígenas que alberga, como los tagaeri y taromenane.

Para el movimiento ‘Yasunidos’, esta megadiversidad supone una mayor riqueza que el petróleo y piden al presidente Lenín Moreno “que suspenda de manera inmediata las operaciones petroleras en el bloque ITT”.

Petroamazonas: “Existe la tecnología para minimizar el impacto ambiental”

Solo el bloque 43 del Yasuní alberga el 20% de las reservas petrolíferas no explotadas de Ecuador. Pero se trata de un crudo de baja calidad y su extracción y transporte resultan costosos por falta de infraestructuras.

Pese a ello, la compañía Petroamazonas, que opera en el bloque desde 2011, defiende los planes de Ecuador ante la OPEP para ampliar la explotación, apostando por una tecnología que cause menos impacto al ecosistema del Yasuní.

"Petroamazonas tiene un compromiso con Ecuador, con el mundo, para este tipo de operaciones en parques nacionales. Afortunadamente, existe la tecnología para minimizar en gran medida el impacto ambiental, para vivir en armonía con la naturaleza y para mantener las partes más críticas del estacione con cuidado exhaustivo y haga de este desarrollo uno de los más impecables del mundo”, afirmó Alex Galarraga, gerente de esta empresa de combustible.

Petroamazonas planea instalar 26 plataformas para perforar 651 pozos en el bloque ITT. Entre eso y el otro bloque 31, las reservas supondrían 2.000 millones de barriles de crudo y una inversión de casi 6.000 millones de dólares. A todo ello se oponen los movimientos ambientalistas e indígenas.

Rafael Correa: “El mundo ha fallado a Ecuador”

Hasta agosto de 2013, durante el mandato de Rafael Correa, la iniciativa Yasuní-ITT (bautizada así por los yacimientos del bloque 43, Ishpingo, Tiputini y Tambococha) permitió al país no perforar el suelo de las zonas mejores conservadas del parque. El trato era que el dinero que no aportara el petróleo al país –unos 4.000 millones de dólares-– lo otorgaría la comunidad internacional, para contribuir a paliar el cambio climático.

El gesto duró solo seis años y ante ese fracaso, debido a la poca aportación económica de los países más ricos, Correa canceló la iniciativa. En ese entonces, el ahora expresidente expresó que “el mundo había fallado a Ecuador”, y volvió a autorizar la extracción de petróleo.

Aunque la autorización o negativa de la OPEP no se dará hasta marzo, el plan del gobierno de Lenín ahora es llegar a 2022 con una extracción de 700.000 barriles de crudo por día, con una recaudación de 2,4 mil millones anuales.

En el XI Congreso Binacional de Perú y Ecuador, ambos gobiernos defendieron la necesidad de proteger el Amazonas, alegando que es “la gran patria” de América Latina. En concreto, el presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski y el presidente ecuatoriano Lenín Moreno, se refirieron a la reserva natural que comparten: la primera Reserva de Biósfera Transfronteriza de Sudamérica, reconocida por la Unesco y llamada “Bosques de Paz”.

Un discurso consensuado en favor de la biodiversidad que asociaciones y comunidades autóctonas de Ecuador esperan que también se aplique en el Parque Yasuní. Una joya de la biodiversidad del planeta que batalla contra el petróleo y el dinero.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.