Escuchar Descargar Podcast
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 21/11 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 21/11 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 21/11 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 21/11 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 21/11 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 21/11 10h00 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 20/11 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 20/11 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 20/11 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 20/11 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 20/11 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 20/11 16h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.

¿Cuál es el riesgo de un 'default' venezolano?

¿Cuál es el riesgo de un 'default' venezolano?
 
El presidente del Banco Central de Venezuela presentaba a fines de 2016 el billete de 20.000 bolívares. REUTERS/Marco Bello

¿Cuál es el riesgo real y las causas de una bancarrota venezolana? Entrevistamos al economista Humberto García Larralde, presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas de Venezuela. La agencia calificadora Fitch rebajó este martes la nota de la petrolera PDVSA anticipando una "altamente problabe" declaración de default de Venezuela ante la imposibilidad de pagar sus próximos compromisos financieros internacionales. El gobierno del presidente Maduro apuesta por convencer a sus acreedores para que acepten una renegociación de una deuda que ascendería como mínimo a los 150.000 millones de dólares.

RFI: ¿Es la primera vez que Venezuela va a tener que renegociar la deuda externa?

HGL: En la historia de Venezuela ya ha ocurrido. Fue durante la presidencia de Carlos Andrés Pérez. A comienzos de los años 90 se hizo una reestructuración de la deuda bajo lo que se llamaba el Plan Brady, que permitió bajar el monto del capital adeudado, es decir un quite por parte de los acreedores, bajar las tasas de interés y refinanciar con dinero fresco. Pero eso se hizo bajo los acuerdos con la banca internacional dentro de un proceso de estabilización macroeconómica que tenía el respaldo financiero del Fondo Monetario Internacional. Esto de ninguna manera está planteado en estos momentos.

RFI: ¿Por qué Venezuela ha caído en esta situación de casi default?

HGL: Porque ha destruido su aparato productivo interno y ha aumentado su dependencia de la renta petrolera y esta situación nos ha convertido en un país sumamente vulnerable a los cambios de precios internacionales de forma que cuando caen los precios, el país se encuentra sin recursos. Hay que añadir también que la destrucción del aparato productivo interno significó una dependencia muchísimo mayor de las importaciones que se cuadruplicaron entre el año 1998 y el 2012.

De tal forma que cuando el gobierno se encuentra en la necesidad de tratar de pagar el servicio de deuda, tiene que recortar drásticamente las importaciones, que eran las que suplían a la industria y a los bienes de consumo final. Estamos en una situación sumamente crítica.

La inflación interna lo que hace es exacerbar los desequilibrios externos. Tenemos la inflación más alta del mundo.  Y esto no tiene solución a menos que el gobierno busque rectificar sus políticas, busque apoyo de la comunidad financiera internacional y emprenda reformas que permitan que el país se recupere.

Se calcula que el monto de la deuda externa es de unos 150.000 millones de dólares, la segunda más alta de América Latina, después de México. ¿Qué tan real es el riesgo de default?

Estamos muy cerca del default. La deuda financiera oficialmente está en 132.000 millones de dólares, pero adicionalmente existe una deuda comercial que no se ha podido honrar que es del orden de entre 10.000 y 15.000 millones de dólares; también está la deuda que el país tiene con Rusia y con China, que tiene como respaldo la producción petrolera, y están los litigios pendientes a nivel internacional por incumplimiento de contrato vinculado con el petróleo. De ahí, que muchos calculen que la deuda es en realidad de unos 170.000 o 180.000 millones de dólares.

Ahora bien, la capacidad de exportación es mínima por lo que la deuda supera por muchísimo la capacidad de exportación. El ratio que hay que medir ahí es la capacidad de servir esa deuda de acuerdo con los ingresos de exportación que tiene el país y que han caído drásticamente. Entonces, estamos en una situación sumamente grave, muy crítica.

El gobierno ha liquidado prácticamente la parte líquida de las reservas internacionales. Queda una porción de oro, ya ha utilizado los derechos especiales de giro, ha hecho ‘swaps’ con el oro y en algunos casos como recientemente con Alemania tuvo que dejar que Alemania se quedara con el oro porque no tuvo forma de pagar esa cantidad. Ha endeudado a Citgo (empresa venezolana refinadora y comercializadora de petróleo, filial de PDVSA y que opera en EEUU). En fin, al gobierno venezolano ya se le están acabando las opciones de financiamiento para cumplir con los pagos de deuda que además están muy concentrados en los próximos años y promedian un monto del orden de 10.000 millones de dólares al año.

RFI: ¿Qué margen de maniobra tiene Nicolás Maduro para renegociar los plazos y los montos de la deuda?

HGL: Con este gobierno el margen es nulo. Hay que tener un equipo altamente calificado y por supuesto un respaldo de los organismos internacionales. Y ese respaldo, entre otras cosas, tendría que resultar en una rebaja del capital, en un quite de parte de los acreedores pero en condiciones que garanticen el pago. Venezuela no está en capacidad ahora de ofrecer ninguna garantía de ninguna naturaleza y mucho menos de negociar un quite y hasta ahora no ha mostrado ninguna disposición de buscar el apoyo de organismos financieros internacionales. Yo no creo que la banca internacional tenga en estos momentos disposición a negociar sin garantías del gobierno nacional.  

RFI: ¿Qué papel han jugado las sanciones financieras de Estados Unidos en esta situación?

HGL: Han tenido efectos pero por supuesto no son la causa de que Venezuela vaya a caer en el default. El endeudamiento en que se incurrió en los últimos ocho años ha sido masivo. La deuda externa pública se ha quintuplicado desde el 2007. Entonces es una enorme masa de endeudamiento que ahora no hay forma de servirlo. Ahora claro, las sanciones de Estados Unidos dificultan los procesos de refinanciamiento a través de distintos instrumentos financieros porque no se puede utilizar la banca de Estados Unidos, la empresa petrolera nacional PDVSA no puede hacer uso de algunos mecanismos con los cuales ellos, más o menos, alargaban el pago de deuda, esto lo dificulta un poco pero no es la razón de este default, un default que está en puerta.

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. ...
  5. siguiente >
  6. último >
Los programas
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.