Escuchar Descargar Podcast
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 17/01 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 17/01 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 17/01 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 17/01 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 17/01 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 17/01 10h00 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 16/01 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 16/01 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 16/01 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 16/01 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 16/01 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 16/01 16h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Américas

La reseña de la prensa francesa del 1° de diciembre de 2017

media El ministro francés de Educación, Jean-Michel Blanquer (18 de mayo de 2017). REUTERS/Charles Platiau

Le Monde dedica una página entera al más latinoamericano de los miembros del gabinete Macron: Jean-Michel Blanquer, ministro de Educación.

Blanquer vivió algunos años en Colombia. En ese país trabajó como investigador del Instituto de Estudios Andinos de Bogotá. Este ministro, que se define a sí mismo como “un intelectual que actúa”, es un apasionado de América latina.

En seis meses, Blanquer se ha convertido en la "revelación" del gobierno Macron, escribe el vespertino. “El ministro trata de darle garantías tanto a los antiguos como a los modernos”, escribe también Le Monde.

Sobre el sistema educativo francés, Blanquer dice al diario lo siguiente: “Nuestro sistema educativo es perfectible pero se adapta al siglo XXI. No hay que dejarse dominar por la nostalgia pero tampoco cerrar los ojos, con el pretexto de que toda palabra nostálgica estaría errada".

Blanquer dice también que es un político "difícil de encasillar". En la Asamblea Nacional los parlamentarios de derecha lo han ovacionado de pie, recuerda Le Monde. Pero él mismo dice que viene de otra parte, “d’ailleurs”.

“Esto es insoportable para una parte de la izquierda. Es peor incluso que ser de derecha”, agrega.

A propósito de la izquierda, justamente, Le Figaro publica una encuesta sobre el pesimismo de los franceses sobre el Partido Socialista. Por supuesto el PS no es toda la izquierda francesa, pero sí la más importante, la que ha llegado al Elíseo con Hollande y Mittérand.

Pues bien, “los franceses son muy pesimistas sobre el futuro de esa formación. Tres cuartas partes de los entrevistados, un 75%, piensa que el PS va a desaparecer. Cerca del 80% de los encuestados piensan que ese partido no se ha adaptado a las evoluciones del mundo.

“Sobre todo no hay un líder que sobresalga”, apunta Le Figaro.

Ahora bien, a la derecha francesa tampoco le está yendo muy bien. También está en crisis.

En cambio al que le está yendo mejor, tras varios meses de estar a la baja en las encuestas, es a Macron.

“El presidente está recobrando la confianza de los franceses”, escribe Le Figaro. El mandatario está subiendo sobre todo entre los electores de derecha. “Aún no se puede hablar de remontada pero sí es el comienzo de una remontada”, puntualiza.

Sobre América latina, el diario L’Humanité publica este título macabro: “Esos cuerpos vivos lanzados al mar”.

Es un informe sobre las condenas a 48 ex militares argentinos en el megajuicio de los “vuelos de la muerte” y otros crímenes en la ESMA, el centro de torturas durante la dictadura argentina.

El diario evoca esos años: “Numerosos militantes de izquierda y defensores de derechos humanos fueron secuestrados. Cualquiera podía ser detenido en uno de los 400 centros clandestinos de tortura y desaparición. Algunos cuerpos mutilados fueron arrojados a las aguas del Río de la Plata”.

El corresponsal de L’Humanité evoca la cifra de 30.000 víctimas entre 1976 y 1983, “un terrorismo de Estado para imponer un liberalismo económico ”.

Por último, la lista de personajes famosos caídos en desgracia después del escándalo Weinstein sigue aumentando. El último de ellos es el periodista Matt Lauer.

Poco conocido en América Latina, Lauer es en cambio un personaje de primera plana en Estados Unidos. Es incluso más conocido que el productor de cine Harvey Weinstein ya que era la estrella del canal NBC News.

Lauer también tuvo que renunciar, como tantos otros.

Ahora bien, un dato interesante: las denuncias de acoso sexual en las empresas en Estados Unidos no comenzaron con el caso Weinstein. En ese país esa ola “comenzó desde hace al menos un año en la Silicon Valley”, escribe el corresponsal de Le Figaro.

“Algunos genios de la informática son tan impacientes frente a los retos tecnológicos como de las conquistas sexuales”. Uno de los que tuvo que retirarse fue Andy Rubin, creador del programa Android.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.