Escuchar Descargar Podcast
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 18/02 23h03 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 18/02 23h00 GMT
  • 21H03 - 21H30 TU
    Resto del programa 18/02 21h03 GMT
  • 21H00 - 21H03 TU
    Informativo 18/02 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 18/02 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 18/02 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 18/02 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 18/02 14h00 GMT
  • 12H03 - 12H30 TU
    Resto del programa 18/02 12h03 GMT
  • 12H00 - 12H03 TU
    Informativo 18/02 12h00 GMT
  • 10H03 - 10H30 TU
    Resto del programa 18/02 10h03 GMT
  • 10H00 - 10H03 TU
    Informativo 18/02 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Américas

Infraestructuras estadounidenses: un sinuoso y deteriorado camino

media Muro en la frontera entre Estados Unidos y México. Tijuana, Baja California 06/02/2017. CC/Tomascastelazo

El gobierno estadounidense quiere activar un programa de 1,5 billones de dólares para las infraestructuras del país, en su mayoría "obsoletas" y "precarias". ¿Problema? El gobierno central sólo aportaría 200 mil millones.

En caso de aprobarse se trataría del programa de infraestructuras más ambicioso realizado hasta ahora en Estados Unidos. Pero antes de concretarse tendrá que atravesar un largo y sinuoso camino. 

Deterioradas, obsoletas, precarias. Los calificativos relacionados con el estado general de las infraestructuras en Estados Unidos harían pensar que se trata de cualquier otro país menos de la primera potencia mundial. Es para terminar con esa situación que el presidente Trump  propondrá  un programa de 1,5 billones de dólares, de los cuales 200 mil millones serán aportados por el Estado federal y el restante 1,3 billón estaría a cargo de los Estados de la Unión.

Aunque la cifra parece faraónica, apenas representa un tercio de las necesidades estimadas por la Sociedad Estadounidense de Ingeniería Civil (ASCE, por sus siglas en inglés), organismo que cada cuatro años publica un informe sobre el estado de las infraestructuras.

Otro problema adicional es el hecho que el presidente no ha precisado de dónde saldrían los 200 mil millones de dólares provenientes del presupuesto federal. El déficit público preocupa a muchos, aunque la administración indicó que el dinero provendría de "los recortes a otros programas".

El último reporte de la ASCE, elaborado en 2016 ("Faliure to act closing the infrastructure investment gap for america's economic future", "Falta de acción para cerrar la brecha de inversión en infraestructuras para el futuro económico de América") recuerda que "el deterioro de las infraestructuras es reconocido desde hace mucho tiempo como un problema de seguridad pública".

Infraestructuras "mediocres" o "precarias"

Se estima que los problemas derivados de la falta de inversiones en infraestructuras se traduciría entre el 2016 y el 2025 en una pérdida de ventas de 7 038 billones de dólares y provocaría la pérdidas de más de 2,5 millones de empleos.

Hace tres años, el mismo organismo llegó a la conclusión que la mayoría de las infraestructuras del país eran "precarias" o "mediocres". Dentro de esta última categoría se encuentran el agua potable, carreteras, transporte público y escuelas.

La ASCE le ha otorgado calificaciones (de A+ a F) a los diferentes sectores de infraestructura

Durante la pasada administración el presidente Obama propuso desarrollar un ambicioso programa de infraestructuras, que hubieran permitido emplear a 700 mil personas, pero la guerra de facciones entre republicanos y demócratas en el Congreso evitó su aprobación.

La mayoría de las infraestructuras estadounidenses fueron construidas entre los años 1950 a 1970, notablemente las autopistas y aeropuertos, que representan uno de los más importantes logros económicos nacionales  y hacen parte  del "sueño americano".

¿Qué haría Trump?

La propuesta de Trump supone dar más libertad a las autoridades estatales y locales para imponer nuevas y menores regulaciones que atraigan inversionistas privados.

Pero el otro escollo que deberá salvar es convencer a la oposición demócrata de votar un programa donde los estados deberán aportar miles de millones de dólares que, como en el caso del gobierno federal, nadie sabe de dónde saldrán.

Aproximadamente 14% de los costos de infraestructuras son con carga al Estado federal y el 86% restante se distribuye entre los Estados y gobiernos locales, así como el sector privado.

Simplificar los procedimientos para obtener permisos de construir y  dividir por 5 los  plazos para otorgarlos (2 años contra  un plazo de hasta 10 en la actualidad) es parte de la estrategia de la Casa Blanca.

Tras la presentación del plan de este lunes, el presidente Trump se reunirá con representantes demócratas y republicanos el próximo miércoles.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.