Escuchar Descargar Podcast
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 15/11 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 15/11 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 15/11 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 15/11 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 15/11 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 15/11 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 15/11 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 15/11 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 15/11 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 15/11 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 15/11 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 15/11 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Américas

La reseña de la prensa francesa del 23 de mayo de 2018

media Cerrando su campaña en Caracas el 17 de mayo de 2018. Juan BARRETO / AFP

Comencemos con una historia muy popular en los antiguos países comunistas de Europa del Este publicada en Libération.

"Un día, los comunistas llegan al poder en el desierto del Sahara. Al cabo de un año, no ocurre nada. Pero al cabo de dos años, hay escasez de arena".

"Así ocurre hoy en Venezuela. La izquierda radical toma el poder en el país con las mayores reservas mundiales de hidrocarburos. Al cabo de quince años, hay escasez de petróleo".

"Y no es un chiste", precisa Laurent Joffrin en Libération.

"En Venezuela la penuria se ha instalado, como siempre cruel, sobre todo con los más pobres; penuria de gasolina, de medicamentos, de víveres, de dinero y, como si fuera poco, penuria de libertad, como lo demostró la reelección de Maduro".

“Cientos de miles de personas, a menudo pobres, escapan de este país arruinado, la mortalidad aumenta, la inflación bate el récord del mundo y el Producto Interno Bruto ha bajado más del 40%, un desplome que solo se ve en países en guerra. Los chavistas dicen que es un complot yankee”.

“Es cierto que Estados Unidos tiene una parte de responsabilidad en este desastre, lo mismo que la derecha venezolana”, reconoce Libération.

“Pero lo esencial es que el gobierno de Maduro no se interroga sobre los errores que ha cometido porque ha encontrado refugio en la ideología".

"Para enfrentar la rebeldía del pueblo venezolano, Maduro se ha apoyado en el ejército y ha convertido su país en una dictadura con fachada electoral. La ‘boli-burguesía’, compuesta mayoritariamente por militares, se regodea en la corrupción. Y todo ello en nombre de la pureza del socialismo y denigrando de paso lo que Maduro llama 'la falsa izquierda', es decir, la izquierda social-demócrata", concluye Libération.

En su editorial, Le Monde también habla de la reelección de Maduro.

"Tras la caída de los regímenes totalitarios del siglo XX, a las dictaduras del siglo XXI les encanta darse un paseo por las urnas para embellecerse con una fachada democrática”.

"La reelección de Maduro no tiene sin embargo nada que ver con una experiencia democrática”, aclara el vespertino.

“La Asamblea Nacional, controlada por la oposición, no puede trabajar desde hace un año. Los opositores han sido encarcelados o están bajo arresto domiciliario, y en todo caso se les impidió presentar su candidatura. La campaña electoral fue llevada a cabo por un Estado totalmente movilizado al servicio de un partido y de un solo hombre. Maduro no dejó nada al azar", apunta Le Monde.

El presidente francés Macron precisó ayer su plan para ciertas zonas periféricas, las "banlieus", 1.300 barrios prioritarios donde vive una población de escasos recursos.

“Macron privilegia el discurso”, escribe La Croix. El mandatario no seguirá la recomendación de invertir 5.000 millones de euros como preconizaba un informe.

“No hay plan para los barrios periféricos”, escribe L’Humanité, que acusa a Macron de “dividir un poco más la República”.

Le Figaro se muestra menos severo y subraya que “Francia vive desde hace 40 años una especie de secesión mortífera en esos barrios donde ha surgido lo que la escritora Elizabeth Badinter denomina una "contra-sociedad".

"Son barrios sin ley donde ha ocurrido una hibridación entre la delincuencia, el narcotráfico y el 'yihad redentor', dice Badinter.

Le Figaro estima que Francia “se ha acostumbrado a los centenares de autos incendiados los 31 de diciembre, las peleas por una mirada, el éxodo de los judíos franceses, los linchamientos en la calle, las piedras contra los bomberos, las golpizas filmadas a policías, las calles sin mujeres y las mujeres sin rostro. En este sentido, Macron, que llegó hace escasamente un año al poder, no tiene nada que reprocharse.

Le Figaro se pregunta sin embargo "si las medidas que propuso el mandatario –1.300 policías adicionales, cursos para la vigilancia colectiva, nombramiento de 'referentes de igualdad' o 'laicidad', las multas por insultos machistas– serán suficientes para recuperar esos territorios perdidos para la República"

"En todo caso, el jefe de Estado no daba la más mínima impresión de estar convencido de ello", apunta Le Figaro.

Terminemos con Zukerberg porque el fundador de Facebook estuvo ayer pidiendo disculpas ante los diputados europeos. Les Echos evoca hoy esa audiencia.

Zuckerberg dijo “lamentar haber cometido el error de no haber hecho lo suficiente durante los últimos años”.

Pero el diario económico subraya que frente a los eurodiputados que estaban “muy ofensivos” y “enfadados” contra Facebook “sus promesas no fueron suficientes para calmarlos”.

Uno de los eurodiputados explicó a Zuckerberg que negar la situación de monopolio de Facebook “es como si un constructor de autos, también en situación de monopolio, lo negara diciendo que él ofrece a sus clientes una alternativa: la bicicleta o el avión”.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.