Escuchar Descargar Podcast
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 16/08 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 16/08 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 16/08 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 16/08 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 16/08 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 16/08 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 16/08 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 16/08 10h00 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 15/08 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 15/08 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 15/08 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 15/08 21h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Últimas noticias
  • Fallece la cantante Aretha Franklin a los 76 años de edad
Américas

Cuatro víctimas de la dictadura militar argentina reconocidas como mártires

media Los cuatro mártires reconocidos por el Vaticano: Enrique Angelelli, Gabriel Longueville, Carlos de Dios Murias y Wenceslao Pedernera. DR

El Vaticano anunció este sábado el martirio de cuatro tres sacerdotes, uno de ellos francés, y un laico, asesinados en 1976 en Argentina, lo que abre el camino para su beatificación.

El papa Francisco autorizó el viernes la publicación del decreto que reconoce el martirio de Monseñor Enrico Angelelli, Obispo de La Rioja, así como el de los padres Gabriel Longueville y Carlos Murias, y el del laico Wenceslao Pedernera. Los cuatros fueron asesinados en 1976 por militares argentinos.

Esta decisión anunciada el sábado se produce apenas dos años después de que el Vaticano abriera los archivos de la última dictadura argentina (1976 – 1983).

El 18 de julio de 1976, los padres Carlos de Dios Murias, un religioso franciscano argentino y Gabriel Longueville, francés, fueron secuestrados para luego ser asesinados. Sus cadáveres fueron encontrados dos días después abaleados y con los ojos vendados. En ese lugar, llamado Los Mártires, se yergue hoy un oratorio.

Por su parte, monseñor Enrique Angelelli, obispo de La Rioja (centro) apareció muerto el 4 de agosto de 1976. Oficialmente, fue víctima de un accidente automovilístico cuando regresaba de celebrar una misa en honor a Murias y Longueville. Sin embargo, había indicios de que su muerte había sido provocada por otros dos coches. Además, Angelelli había asegurado a su entorno que los militares lo tenían vigilado y recibido amenazas de muerte por su actividad en favor de los más pobres.

En 2014 su muerte fue considerada como un asesinato ordenado por el general Luciano Benjamín Menéndez, quien era jefe del III Cuerpo de Ejército, y Luis Fernando Estrella quien conducía en La Rioja la represión terrorista de estado de la Fuerza Aérea. Menéndez y Estrella fueron condenados a cadena perpetua por este crimen. Otros acusados, entre ellos Jorge Rafael Videla, Juan Carlos Romero y Albano Harguindeguy, fallecieron antes de que comenzara el juicio.

Tres años antes de la muerte de monseñor Angelelli, el joven Jorge Mario Bergoglio, había estado profundamente 9impresionado por el obispo, quien había participado en un retiro de los jesuitas argentinos. El actual sumo pontífice contó una vez que “había estado muy impresionado por ese pastor comprometido con su pueblo, quien lo acompañó en su camino, hasta las fronteras geográficas y existenciales”.

 

Un laico camino a ser beatificado

En cuanto al laico Wenceslao Pedernera, se trataba de un campesino que vivía en el sector de Sañogasta y que se desempeñaba como organizador del movimiento rural católico y colaborador de Angelelli. El 25 de julio de 1976 tocaron a la puerta de su vivienda. Al abrir, recibió 20 tiros de cuatro militares, delante de su esposa y de sus tres hijas.

Estas cuatro causas fueron documentadas en Argentina y transmitidas al Vaticano en 2011, por el entonces obispo de La Rioja, Roberto Rodríguez quien tuvo la iniciativa, junto con otros obispos, de iniciar el proceso para el reconocimiento del martirio de Carlos, Gabriel, y Wenceslao.

Su sucesor, monseñor Marcelo Colombo participó en la beatificación de monseñor Óscar Romero, en El Salvador, y luego viajó a Roma para presentar las 7500 páginas de documentación en la Congregación para la Causa de los Santos.

En 2016, Francisco anunció la desclasificación de los archivos de la dictadura argentina. Esos archivos se encontraban en  el Episcopado argentino, la Secretaría de Estado de la Santa Sede y la Nunciatura Apostólica en Buenos Aires. Comenzaron a ser ordenados y digitalizados en marzo de 2016 a petición de Francisco y como continuación al trabajo iniciado años atrás por la Conferencia Episcopal Argentina (CEA).

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.