Escuchar Descargar Podcast
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 16/11 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 16/11 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 16/11 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 16/11 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 16/11 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 16/11 10h00 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 15/11 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 15/11 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 15/11 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 15/11 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 15/11 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 15/11 16h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Américas

Trump rechaza las críticas por la separación de niños migrantes de sus padres

media Migrantes centroamericanos y sus hijos, detenidos el 12 de junio de 2018 cerca de McAllen, en Texas. JOHN MOORE / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reafirmó este lunes las controvertidas medidas contra familias de inmigrantes en la frontera, a pesar del creciente escándalo por los miles de casos de separación familiar. "Estados Unidos no será un campo de inmigrantes, y no será un complejo para mantener refugiados. No lo será", dijo el mandatario.

Con Xavir Vilà y Anne Corpet, corresponsales de RFI en Washington

Llantos de niños migrantes separados por la policía estadounidense. El audio, obtenido clandestinamente por periodista en centros de acogida, conmueve incluso en las filas republicanas. La senadora Susan Collins pide que la administración ponga fin de inmediato a esta política: “Separar a los padres de los niños va contra los valores estadounidenses, a menos que se hayan pruebas de maltrato o razones muy serias”, subrayó.

La exprimera dama Laura Bush calificó de “inmoral y cruel” la política migratoria de Trump. El senador republicano John McCain denunció una “afrenta y a los valores del país”.

Según dos encuestas, el 67% de las personas interrogadas desaprueban la separación de las familias en la frontera.

De acuerdo con datos oficiales repasados al Senado, entre el 5 de mayo y el 9 de junio 2.342 niños fueron separados de sus familias al ingresar clandestinamente al país, en una medida que desató una ola de indignación generalizada en el país.

Ante el alud de críticas recibidas, Trump se ha defendido acusando a la oposición demócrata de la situación, a pesar de que es su partido, el republicano, quien controla las dos cámaras del congreso. Ajeno a esta realidad Trump sostiene que este drama humano se evitaría si los demócratas legislaran la financiación de un muro en la frontera sur.

“Si en vez de obstruir los demócratas se sientan y negocian podemos hacer algo muy rápido. Los Estados Unidos no serán un campo migratorio ni una instalación de acogida de refugiados”, enfatizó.

Trump elude comentar que su nueva política de tolerancia cero ha desencadenado esta crisis, en la que menores de edad se hacinan tumbados sobre delgados colchones en el suelo de grandes jaulas metálicas dentro de centros comerciales reconvertidos en internados.

"Estados Unidos no será un campo de inmigrantes, y no será un complejo para mantener refugiados. No lo será", dijo el mandatario, quien llegó a mencionar la crisis migratoria en Europa para justificar sus criticadas medidas internas.

En su discurso, Trump dijo: "Si uno mira lo que ocurre en Europa, lo que ocurre en otros lugares... no podemos permitir que eso ocurra en Estados Unidos. No bajo mi mando".

Poco antes, en una serie de mensajes en Twitter, el mandatario se había referido al "gran error" de Europa de permitir la entrada a su territorio de "millones de personas que han cambiado su cultura de forma tan fuerte y violenta".

En tanto, la secretaria de Seguridad Interna, Kirstjen Nielsen, dijo este lunes que Estados Unidos "no pedirá disculpas o ceder por estar haciendo el trabajo que los estadounidenses esperan" que se haga.

"No se confundan: nuestra frontera (sur) está en crisis. Está siendo explotada por criminales, contrabandistas y miles de personas que no tienen respeto por nuestras leyes", dijo Nielsen.

De acuerdo con la funcionaria, el gobierno no tiene opción sino separar a los niños de las familias inmigrantes.

"No podemos detener niños con sus padres. Debemos liberar a padres y niños (...) o debemos separarlos para poder procesar a los adultos", justificó.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.