Escuchar Descargar Podcast
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 22/07 23h03 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 22/07 23h00 GMT
  • 21H03 - 21H30 TU
    Resto del programa 22/07 21h03 GMT
  • 21H00 - 21H03 TU
    Informativo 22/07 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 22/07 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 22/07 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 22/07 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 22/07 14h00 GMT
  • 12H03 - 12H30 TU
    Resto del programa 22/07 12h03 GMT
  • 12H00 - 12H03 TU
    Informativo 22/07 12h00 GMT
  • 10H03 - 10H30 TU
    Resto del programa 22/07 10h03 GMT
  • 10H00 - 10H03 TU
    Informativo 22/07 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Américas

¿Cómo afecta la crisis en Nicaragua al desarrollo económico del país?

media Jóvenes manifestantes protestando en Nicaragua. REUTERS/Oswaldo Rivas

Hasta 131.000 personas han caído en la pobreza desde el inicio de las protestas y las cifras amenazan con multiplicarse por diez. La reducción de actividad en muchas empresas y la incertidumbre generalizada serían algunas de las razones que explican los efectos de la crisis social y política en la economía del país más pobre de Centroamérica.

El balance de las protestas violentas que han tenido lugar en Nicaragua en los últimos dos meses y medio no es solo sangriento, ya que al costo humano hay que sumar un costo económico de carácter considerable: bloqueos en carreteras, reducción de la actividad comercial, caída brusca del turismo...La economía nicaragüense también está sufriendo la paralización del país.

Menos turistas, menos consumo

Un ejemplo concreto es la estrategia de los tranques en las carretaras, que han obstaculizado el flujo de mercancías, lo que ha afectado al abastecimiento de los ciudadanos, sobre todo en el caso de productos perecederos. Sin embargo, para Juan Sebastián Chamorro, Director de Funides (Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social), este fenómeno no representa grandes pérdidas. Para Chamorro, es más bien el desplome del turismo el que está afectando a la economía. "Si bien el año pasado llegaron casi 1 millón de personas, ahora el turismo está bloqueado", apunta.

Muchos sectores relacionados como el comercio, la hostelería y la restauración, también están sufriendo pérdidas. A partir de las seis de la tarde, en Managua y otros puntos del país, "hoteles, restaurantes y comercios están obligados a cerrar por culpa de un estado de sitio provocado por la violencia", destaca el Director de Funides.

Otro de los problemas es que la incertidumbre generalizada ha provocado la toma de medidas drásticas por parte de algunas empresas, lo que se ha traducido en despidos de personal: según Funides, unas 215.000 personas han perdido su empleo en las últimas semanas, de las cuales unas 60.000 trabajaban, precisamente, en el sector turístico. En general, las empresas están operando entre el 20% y el 70% de su capacidad.

Un país pobre que será aún más pobre

Este deterioro acelerado tiene como consecuencia directa un aumento de la pobreza: durante los últimos 70 días, 131.000 personas han sufrido una reducción de su nivel adquisitivo, por lo que ahora se sitúan por debajo del umbral de la pobreza. Lamentablemente esta cifra amenaza con superar el millón de personas: "si no hay una solución pronto a la crisis sociopolítica, 1.3 millones de personas se verán en esta situación de vulnerabilidad", advierte Juan Sebastián Chamorro, que asimismo recuerda que "Nicaragua ya es un país pobre, con un problema endémico de distribución de la riqueza que se traduce en la ausencia de clase media", lo que convierte a una buena parte de su población en extremadamente vulnerable.

Sistema financiero debilitado

En aspectos macroeconómicos, la previsión de crecimiento del país para 2018, estimado en 4,9%, desciende al 1%, estima el Banco Central de Nicaragua. Su ex presidente, Mario Arana, explica que además el sistema financiero está golpeado por la contracción del crédito: "el crecimiento que se esperaba tiene un problema de contracción del crédito porque solo se puede prestar lo que se recupera". También el PIB del país podría reducirse, en un -5,6%, es decir, en 1.4 mil millones de dólares.

Dos escenarios posibles

Desde Funides se dibujan dos posibles contextos que explicarían cómo el crecimiento económico depende de la evolución de sociopolítica. Juan Sebastián Chamorro explica que "en el mejor escenario posible, la economía no crecería. Si se llegara a un acuerdo con el Gobierno de Daniel Ortega en las próximas semanas, la economía se normalizaría pero el crecimiento sería 0." En el otro lado de la balanza, el escenario más probable: "Si la inestabilidad continúa, si el Gobierno no acepta el diálogo nacional, la crisis se alargaría y la economía caería un un 5.6%".

Esta espiral negativa pone a la sociedad nicaragüense en una encrucijada en la que su desarrollo económico pende de un hilo atado a la situación política del país.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.