Escuchar Descargar Podcast
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 17/08 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 17/08 10h00 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 16/08 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 16/08 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 16/08 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 16/08 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 16/08 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 16/08 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 16/08 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 16/08 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 16/08 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 16/08 12h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Américas

A un año de Charlottesville, supremacistas blancos manifiestan en Washington

media 11 de agosto de 2018. Una manifestante se para frente a la policía de Charlottesville que forma un cordón de seguridad durante el primer aniversario de las manifestaciones de extrema derecha en esta ciudad. REUTERS/Lucas Jackson

Un año después del violento encuentro entre supremacistas blancos y manifestantes antirracistas en Charlottesville, Virginia, la extrema derecha está tratando de reunir sus diversas corrientes para una nueva manifestación, esta vez en Washington.  Se dieron cita este domingo 12 de agosto en Layette Square, cerca de la Casa Blanca. La capital federal reforzó su seguridad.

Al no tener el derecho de manifestarse nuevamente en Charlottesville, un pueblo pequeño de Virginia en donde los supremacistas blancos y los activistas antirracistas se enfrentaron el año pasado, los dos grupos deben reunirse en la capital, informa nuestra enviada especial a Washington, Maire Bourreau.

Un numero importante de agentes del FBI y de la policía custodiarán las calles. Las autoridades están en alerta máxima para evitar que se repitan los enfrentamientos del del año pasado, cuando un simpatizante neonazi, James Alex Fields, estrelló su auto contra los manifestantes izquierdistas, matando a una mujer de 32 años e hiriendo a otras 19 personas.

La derecha extrema intenta organizarse

Los partidarios de la extrema derecha en los Estados Unidos obtuvieron un permiso de reunión para sólo 400 personas. Deben reunirse durante a las afueras de la Casa Blanca bajo el lema "Unite the right" (Unir la derecha).

Este es el segundo intento de reunir a todos estos grupos de extrema derecha bajo el lema "Unite the right 2", explica Jean-Eric Branaa, profesor de la Universidad Paris II y autor del libro Trumpland: Portrait d’une Amérique divisée   (Retrato de una América dividida).

Tres corrientes componen esta extrema derecha. Están los herederos del Ku Klux Klan, que fue creado después del final de la guerra civil. Ellos—son la primera parte: la extrema derecha como tal en los Estados Unidos es muy racista. Hay una segunda parte que es de los neonazis, los grupos paramilitares, que se consideran muy diferentes de los primeros. Y luego, está la Alt-derecha, un nuevo grupo, nacido no hace mucho tiempo, y que considera que se puede hacer escuchar si logra penetrar el Partido Republicano.
Jean-Eric Branaa, conferencista en la Universidad Paris II y autor del libro "Trumpland: Portrait d’une Amérique divisée" (Trumpland: Retrato de una América dividida)

Para el investigador Branaa, el partido republicano se convierte en una especie de "caja de resonancia" para este grupo y le da un barniz de "honor", que también le permite ampliar su base de adeptos.  

Frente a esta extrema derecha, 22 organizaciones antirracistas alimentarán tres contramanifestaciones. Entre estas organizaciones, el movimiento « Black lives matter » (La vidas negras importan). Sin embargo, según Jean-Eric Branaa, "desde el 11 de noviembre de 2016, con la elección de Donald Trump, se han creado grupos anti-Trump altamente estructurados, muy violentos y muy motivados, que han prosperado durante un año y medio".

¿Nueva violencia? "Es casi inevitable"

Extrema derecha y extrema izquierda se encontrarán a unos pocos metros de distancia el uno del otro. El objetivo de las fuerzas de seguridad es que los dos grupos no entren en contacto. La presencia policial en el perímetro es masiva. Todas las armas están prohibidas, incluso para los titulares de un permiso. Pero muchos temen que la plataforma ofrecida por esta manifestación en el corazón del poder estadounidense excite a los militantes más reclacitrantes de ambos lados.

Para Jean-Eric Branaa la violencia es casi inevitable.

Uno debe entender que en los Estados Unidos, el derecho a ejercitar la propia palabra es ilimitado. Entonces, desde el momento en que los grupos de extrema derecha pueden llegar muy lejos en las ideas que pueden expresar, no hay duda de que los grupos de extrema izquierda vienen directamente a hacer lo mismo... De hecho, en realidad vamos a tener tres grupos: la extrema derecha, la extrema izquierda, y luego los grupos anti Trump, y todos estos grupos estarán en el mismo lugar, al mismo tiempo, con la policía que tratará de separarlos. Pero eso no impide, como en Charlottesville, que ellos puedan encontrarse en un parquedero, en un bar, en cualquier lugar, y ciertamente los enfrentamientos sucederán en algún momento.
Jean-Eric Branaa, conferencista en la Universidad Paris II y autor del libro "Trumpland: Portrait d’une Amérique divisée" (Retrato de una América dividida)

Un año después, Trump "condena todo tipo de racismo y actos violentos"

El presidente Donald Trump, quien el año pasado fue acusado de no condenar públicamente a los grupos extremistas de derecha, también hizo un llamado el 11 de agosto en Twitter.

Debemos estar unidos como nación. Condeno todo tipo de racismo y actos de violencia. Paz para TODOS los estadounidenses

Pero fracasa una vez más en citar a los supremacistas como los principales actores de la violencia.

Sobre el mismo tema
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.