Escuchar Descargar Podcast
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 10/12 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 10/12 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 10/12 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 10/12 10h00 GMT
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 09/12 23h03 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 09/12 23h00 GMT
  • 21H03 - 21H30 TU
    Resto del programa 09/12 21h03 GMT
  • 21H00 - 21H03 TU
    Informativo 09/12 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 09/12 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 09/12 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 09/12 14h03 GMT
  • 12H03 - 12H30 TU
    Resto del programa 09/12 12h03 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Américas

Brasil, el país dividido se prepara a unas elecciones cruciales

media Simpatizantes del Partido de los Trabajadores (PT) desfilan en San Pablo el 5 octobre 2018 NELSON ALMEIDA / AFP

Diversas manifestaciones tienen lugar este sábado en Brasil, en víspera de la elección crucial del domingo. El candidato de  ultraderecha, Jair Bolsonaro, favorito de las encuestas, llama "a poner fin al sistema fallido".

Los candidatos a la presidencia de Brasil se movilizan este sábado en un último intento por ganar votos a su causa. Las elecciones generales del domingo 7 deberán movilizar millones de electores, pero la que concentra la atención dentro y fuera del país es la elección presidencial. El diputado ultraderechista, Jair Bolsonaro, parte como claro favorito al recabar hasta 39 % de las intenciones de voto, según la encuesta Datafolhia divulgada este sábado,muy por delante de su más cercano contrincante, el ex alcalde de San Pablo y candidato del Partido de los Trabajadores (PT) Fernando Hadad quien reúne 25 % de  las intenciones de voto.

La campaña electoral cerró oficialmente el pasado jueves, por lo que los candidatos no pueden organizar más actos de proselitismo. No obstante los principales contendientes a la presidencia del país más grande de América Latina participarán directa o indirectamente en actos convocados por sus simpatizantes.

Los partidarios de Bolsonaro harán una última muestra con una caravana de automóviles que partirá después del mediodía en hora local frente al Congreso en Brasilia.  Bolsonaro, llamado también el "Trump brasileño" por sus exabruptos, abierta misoginia y declaraciones racistas, dijo el viernes que "está llegando el momento del cambio, de que nuestro valor sea medido por nuestro carácter". Y añadió “hay que poner fin al sistema fallido que impera desde hace décadas en Brasil”.  El ex capitán del ejército, admirador de la dictadura militar que gobernó el país más de dos décadas, pidió un voto masivo en su favor afín de evitar la segunda vuelta electoral. Bolsonaro dijo que le faltan tan solo 6 millones de votos para obtener la mayoría desde mañana.

Por su parte los seguidores de Fernando Hadad organizaron una "caminata de la victoria" en Feira de Santana, en Bahía, bastión del PT, donde se espera que Hadad asista. El candidato petista tuiteó "queremos gobernar un país para todos y no sólo para los ricos". El PT difundió ayer viernes una carta del expresidente Lula Da Silva, actualmente en prisión acusado de corrupción, dirigida a "mi querido pueblo brasileño" en la que llamó a votar por Hadad.

Brasil llega a las elecciones de ma4ana más dividido que nunca. Cualquiera sea el resultado de mañana domingo es difícil imaginar cómo el vencedor logrará cerrar esa brecha creciente. La inseguridad que domina y predeterminará el voto de muchos de los electores de Bolsonaro crece día con día, y la corrupción parece descontrolada. Al manipular con su discurso esas dos variables de la sociedad brasileña Bolsonaro podría beneficiarse del "voto útil" de la población blanca de clase media y de no pocos desilusionados del petismo.

La crisis económica que azotó el país recientemente hizo que el número de desempleados aumente a 13 millones de personas. Este es un punto clave, aunque no único, para explicar el giro que ha tomado la situación en el gigante sudamericano.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.