Escuchar Descargar Podcast
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 17/11 23h03 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 17/11 23h00 GMT
  • 21H03 - 21H30 TU
    Resto del programa 17/11 21h03 GMT
  • 21H00 - 21H03 TU
    Informativo 17/11 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 17/11 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 17/11 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 17/11 14h03 GMT
  • 12H03 - 12H30 TU
    Resto del programa 17/11 12h03 GMT
  • 12H00 - 12H03 TU
    Informativo 17/11 12h00 GMT
  • 10H03 - 10H30 TU
    Resto del programa 17/11 10h03 GMT
  • 10H00 - 10H03 TU
    Informativo 17/11 10h00 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 16/11 23h10 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.

El escándalo sanitario de la clordecona en las Antillas francesas

El escándalo sanitario de la clordecona en las Antillas francesas
 
El presidente francés Emmanuel Macron en una granja contaminada con clordecona en Martinica, el 27 de septiembre de 2018. Thomas Samson/Pool via Reuters

La visita del presidente francés Emmanuel Macron a las Antillas francesas a finales de septiembre relanzó el debate sobre la presencia de clordecona en las islas, tanto en los suelos, como en los habitantes, y es que casi la totalidad de los martiniqueños (92%) y guadalupeños (95%) están contaminados por este pesticida utilizado masivamente en los años setenta y ochenta en las plantaciones bananeras.

Durante su visita a las Antillas francesas el pasado mes de septiembre, Emmanuel Macron habló abiertamente de escándalo medioambiental en la zona pero no evocó un escándalo sanitario. Sin embargo, Martinica tiene el récord mundial de casos de cáncer de próstata: 227 por cada 100.000 hombres. ¿Casualidad? Para la periodista martiniqueña Cecile Marre, hay pruebas más que suficientes que demuestran este vínculo.

"En el estudio Karuprostate realizado en 2010 los científicos afirmaban que cuando una persona tiene X cantidad de microgramos de clordecona en la sangre, tiene dos veces más probabilidades de tener un cáncer de próstata que el resto de la población. También hay gente que ha trabajado en la Universidad de Angers y que consiguieron establecer no solo que la clordecona influye en el cáncer sino también cómo influye. Hoy no solo sabemos que hay una relación sino que sabemos cómo funciona y cómo puede crearse ese vínculo, así que no sé qué mas se puede hacer" señala la periodista.

Asimismo, según el Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer, en 2018, en Martinica, de todos los casos de cáncer aparecidos en hombres, casi la mitad eran de próstata. La Organización Mundial de la Salud calificó la clordecona como posible agente cancerígeno.

Pese a las evidencias científicas, el Estado evita hablar de problema de salud para no "sacar la cartera", según Cecile Marre.

"Hay una voluntad por parte del Estado francés de descartar el término "escándalo sanitario" porque lleva a pensar en contaminación en la sangre, en amianto...términos que molestan y que llevan a pensar en una posible indemnización. Y sinceramente, pienso que desde el principio es lo que pretende evitar el Gobierno...Lo mínimo que tendría que hacer es ofrecer una reparación económica a los trabajadores agrícolas y a los propietarios de las tierras que han sufrido un cáncer. Sería lo mínimo."

L'INSERM y L'ANSES, dos importantes agencias francesas de salud, publicarán un informe de aquí a marzo de 2019 con el fin de fijar a partir de qué nivel de exposición a la clordecona los trabajadores agrícolas podrán ser indemnizados.

Sin embargo, el presidente francés se centra más en la reparación colectiva, y no tanto en los casos individuales, en el marco del programa 'Objetivo: 0 clordecona'.

Algunos de estos avances se conocieron a medidados de octubre en dos coloquios organizados por primera vez por el Estado francés en Guadalupe y Martinica. Entre los asistentes, científicos, políticos y los propios habitantes, ocasión para conocer los detalles de los nuevos proyectos para reducir la exposición a la clordecona, como por ejemplo, la reducción del pesticida en la cadena alimenticia.

Roger Genet, Director de la Agencia francesa de Alimentación, Medio Ambiente y Salud, en declaraciones a la Première, cadena pública martiniqueña:

"En primer lugar vamos a fijar un valor crítico de impregnación, es decir, el límite de la concentración en la sangre por encima del cual exisitiría un riesgo, y a partir de ahí, estimar cuál es la cantidad máxima que se puede ingerir por alimentación para evitar peligros en la salud".

El control de los alimentos es una de las prioridades del Gobierno. Recientemente se ha detectado un índice de clordecona muy elevado en una producción de batatas con fines comerciales en Martinica. Su presencia en los alimentos se debe al nivel de contaminación de los suelos, 11 veces superior que la tasa permitida, por lo que los retos para el futuro son de vital necesidad para preservar la salud de los habitantes.

El combate de la clordecona es una lucha diaria para los habitantes de las Antillas francesas, donde este perturbador endocrino neurotóxico fue prohibido 3 años más tarde que en Francia, y donde se prevé que la contaminación de los suelos dure hasta 600 años.

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. ...
  5. siguiente >
  6. último >
Los programas
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.