Escuchar Descargar Podcast
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 21/03 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 21/03 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 21/03 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 21/03 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 21/03 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 21/03 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 21/03 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 21/03 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 21/03 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 21/03 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 21/03 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 21/03 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.

‘Los demócratas tienen ahora un poder de agenda muy fuerte’

‘Los demócratas tienen ahora un poder de agenda muy fuerte’
 
Nancy Pelosi blande su martillo de «speaker» en la Cámara de Representantes, el 3 de enero de 2019. REUTERS/Kevin Lamarque

El 116° Congreso de Estados Unidos se estrenó este jueves reuniendo al grupo de legisladores demócratas más diverso de la historia, que irrumpen en Washington con el encargo de afrontar el inédito estilo político del presidente Trump en una era de división y hostilidad sin precedentes. La nueva mayoría tendrá el poder de fijar agenda e investigar a la administración Trump.

El caucus demócrata recuperó este jueves en el liderazgo a la octogenaria congresista por California Nancy Pelosi, que hace historia al retomar la presidencia de la cámara baja 12 años después de su primera aparición. Liderará un partido que quiere orientar su obra de gobierno en cuestiones que afectan al día a día de la ciudadanía, legislando con una nueva generación de latinos, afroamericanos y musulmanes entre sus integrantes. También, como decía Pelosi, con las 100 nuevas congresistas que llegan a la cámara justo 100 años después que se aprobara aquí el sufragio para las mujeres.

Tras ser elegida este jueves como líder de la bancada mayoritaria en la Cámara de Representantes, Pelosi prometió hacer contrapeso al presidente Donald Trump.

“Esto implica que los demócratas tienen ahora un poder de agenda muy fuerte para cambiar la agenda legislativa y también para investigar a la administración del presidente Trump con muchos pedidos de interpelación para miembros del gabinete del presidente”, explica a RFI Mark P. Jones, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Rice en Texas.

“Otro factor importante es que tenemos el mayor porcentaje de mujeres en el Congreso en la historia de los Estados Unidos, con más que 100 mujeres en la Cámara de Representante de un total de 435, aunque comparada con muchos países, como Argentina, Ecuador, Costa Rica o México es un desempeño pobre”, matiza.

La pérdida de la Cámara Baja para los republicanos complica el panorama para algunos de los proyectos de Trump, en particular una de las principales banderas que lo llevaron al poder: la construcción del muro en la frontera con México. Pelosi dijo claramente que no habrá ni un dólar –ni un peso mexicano- para esa edificación.

“Ahora estamos en situación grave, una batalla de voluntades entre Nancy Pelosi y Chuck Schumer (líder de la minoría demócrata en el Senado) del Partido Demócrata y el presidente Trump, que quiere 5.000 millones de dólares para un muro en la frontera con México”, resalta Jones. “Esto ya no tiene mucho que ver con la política pública ni con el dinero, es más para ver quién va a ganar: el presidente o los demócratas, y nadie quiere ceder”, agrega.

El nudo del asunto es que para el mandatario el muro es un prerrequisito para destrabar el “shutdown”, la parálisis de la administración federal, congelada a falta de acuerdo presupuestario.

“Cualquier proyecto que no tenga el financiamiento para el muro va a ser vetado por el presidente Trump. E Incluso si [los republicanos] tienen 60 votos en el Senado, cualquier proyecto de ley que tenga financiamiento para un muro tiene que ser aprobado por la cámara de representantes, donde los demócratas hoy en día son mayoría”, enfatiza Jones.

Uno de los cambios más significativos de la nueva mayoría demócrata en la Cámara de Representantes es que estos tendrán la posibilidad de investigación y de impulsar un “impeachment” contra Trump.

“Ahora los demócratas presiden todas las comisiones y cada uno va empezar a iniciar su investigación sobre los distintos aspectos de la administración de Trump, desde el involucramiento de Rusia en las elecciones, las finanzas personales de la familia presidencial o las políticas de educación de la ministra de educación Betsy DeVos. Hay una amenaza muy seria para el presidente Trump, que va a sufrir el mismo proceso que Bill Clinton vivió durante su mandato con el proceso de juicio político en la Cámara de Representantes, pero salvándose gracias a la falta de votos de dos tercios en el Senado, que hoy en día no están dispuestos a votar la destitución del presidente Trump”, agrega Mark P. Jones.

Con la contribución de Xavier Vila, corresponsal de RFI en Washington

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. ...
  5. siguiente >
  6. último >
Los programas
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.