Escuchar Descargar Podcast
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 21/05 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 21/05 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 21/05 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 21/05 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 21/05 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 21/05 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 21/05 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 21/05 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 21/05 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 21/05 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 21/05 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 21/05 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Américas

Jean Wyllys rechaza el asilo político de Francia y se quedará en Alemania

media El exdiputado brasileño Jean Wyllys (PSOL) durante una entrevista con varios medios de comunicación el 18 de febrero en Berlín. M. Damasceno

En una conferencia de prensa en Berlín este lunes, el exdiputado brasileño del PSOL (Partido Socialismo y Libertad), Jean Wyllys, reveló que vive en la capital alemana, donde tiene la intención de solicitar una beca para realizar un doctorado. Wyllys dijo que no tiene dónde vivir y que sobrevive gracias a la ayuda de amigos.

Marcio Damasceno, corresponsal de RFI en Berlín

El mes pasado Wyllys anunció que, debido a las amenazas de muerte contra él y contra su familia, renunciaba a lo que sería su tercer mandato consecutivo en la Cámara de Representantes y abandonaba Brasil. El exdiputado apareció por primera vez en público después de dejar el país, cuando asistió a la sesión de la película brasileña Marighella en el Festival de Cine de Berlín el viernes 15 de febrero.

En la entrevista, Wyllys criticó duramente la política de seguridad del actual gobierno, tachándola como un intento de legalizar los asesinatos cometidos contra minorías y un primer paso hacia una futura represión de la oposición.

"Mi vida aún se está asentando. Estoy en Berlín, no tengo casa, cuento con la ayuda de amigos. Todavía no tengo trabajo. Probablemente me inscribiré en un programa de doctorado. Estoy hablando con varias instituciones que podrían recibirme como investigador, como profesor visitante, pero todavía no hay nada resuelto", dijo.

Declaró que el gobierno francés le había ofrecido asilo político, pero que no tenía intención de aceptarlo. "El asilo político es un proceso que lleva tiempo. Hay otras personas que necesitan asilo político. Para mí, permanecer aquí con un visado de estudiante o de investigador es mucho mejor que un asilo político”, dijo el ya exdiputado.

"Este es el nivel del presidente de Brasil"

Horas después del anuncio de la salida del parlamentario de Brasil, el presidente Jair Bolsonaro lo celebró en las redes sociales afirmando que ese era “un gran día”.

"Él y su hijo, "Zero Two" (el senador Flavio Bolsonaro), lo celebraron en las redes sociales. Este es el nivel del presidente de Brasil", dijo. "No le basta con ser una persona incompetente, que lleva 30 años en el Parlamento y no ha producido nada", dijo. "No le basta con ser un imbécil e incompetente que no sabe nada de economía, políticas de salud, educación, vivienda e infraestructura. Tiene que ser este desenfrenado, este tipo que trata a la democracia de esa manera. Todo esto me confirmó que había tomado la buena decisión y que Brasil ya no era el lugar para mí", dijo Wyllys.

El exparlamentario dijo que el vicepresidente es un miembro del gobierno que tuvo una reacción "moderada" y "lúcida" ante el caso. El general Hamilton Mourão dijo que la amenaza a un parlamentario es un crimen contra la democracia, en referencia a la decisión de Wyllys.

"Hemos llegado a un punto en Brasil donde consideramos que el General Hamilton Mourão, con una historia de extrema derecha, es moderado. ¿Hasta dónde hemos llegado? Es un militar de extrema derecha, pero se las arregla para ser mínimamente moderado, lúcido, frente al sujeto que ahora es presidente de la República y que celebró la salida de un diputado por amenazas de muerte", dijo.

"Un presidente debe cuidar a la población de su país. Pero este tipo aún no actúa como presidente de la República. Sigue actuando como si todavía estuviera en campaña. Tratando a los 40 millones de personas que no le dieron su voto, que votaron por los otros candidatos, como enemigos", dijo Wyllys.

"Esa voz seguirá hablando"

Destacó que tiene la intención de seguir siendo una voz activa en la política brasileña, incluso en el extranjero. "Mi decisión fue un acto de preservación de mi vida y de protección de mi familia, pero también fue un mensaje político para el mundo. Una manera de dejar de normalizar lo que se está normalizando en Brasil", dijo.

"Creo que ese mensaje ya ha sido dado y que esa voz seguirá hablando, aunque en este momento me preserve poco más porque todavía estoy emocionalmente muy afectado por todo lo que pasó", reconoce. "Eso no significa que me vaya del frente. Es posible hacer política fuera del Parlamento”, añadió.

Wyllys argumentó que su decisión es meramente estratégica y que su papel ahora es el de un activista. "La cuestión de estar aquí es meramente estratégica para mantenerme vivo. Las causas que defiendo no necesitan un mártir. Ya hay un mártir, Marielle Franco. No necesitamos otro. Estas causas necesitan a los activistas y un activista tiene que estar vivo", concluyó.

Wyllys dijo que las propuestas de seguridad del nuevo gobierno tienen como objetivo legalizar los asesinatos y abrir la puerta a la represión contra la oposición. "Lo único claramente propuesto al país fue un programa de seguridad pública ofrecido por Sergio Moro que quiere legalizar lo que la policía brasileña ya hace todos los días, que es matar a la gente. La policía brasileña ya es campeona de los asesinatos de pobres y negros en Brasil. Y la policía se sale hoy con la suya con estos crímenes", dijo.

"El actual Ministro de Justicia quiere legalizar y ampliar las posibilidades de asesinatos de personas. Detrás de esto hay un intento de legalizar la represión contra la oposición política que tendrá lugar en el gobierno de Bolsonaro”, concluyó el ex parlamentario.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.