Escuchar Descargar Podcast
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 21/05 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 21/05 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 21/05 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 21/05 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 21/05 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 21/05 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 21/05 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 21/05 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 21/05 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 21/05 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 21/05 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 21/05 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.

Operativo contra la minería ilegal en Perú

Operativo contra la minería ilegal en Perú
 
Operativo para destruir el material usado para la minería ilegal en Madre de Dios, Perú, el 19 de febrero de 2019. Cristobal Bouroncle/Pool via REUTERS

El gobierno peruano lanzó esta semana una operación militar sin precedentes contra la minería ilegal en la Amazonía, principal causa de la deforestación.

>> Haga clic en la imagen para escuchar el informe completo.

El operativo debía desalojar a unas 350 personas que vivían ilegalmente dentro de un campamento minero conocido como el “Mega 12”, en la frontera con Bolivia. Sin embargo, todos lograron huir horas antes de la llegada de los militares llevando todo lo que podían y dejando el lugar desierto.

Para Jesús de Villa, dirigente nacional de Minas Peruanas, el problema es “la explotación del medio ambiente”, pero también “la explotación del hombre por el hombre, ya que en las zonas donde había minería informal, también había prostíbulos”. El objetivo es pues “evitar que se vuelva a instalar esa minería informal y esa contaminación ambiental”.

Como otros poblados mineros, en el “Mega 12” se multiplicaban los negocios y las actividades ilegales: hostales, bares, restaurantes, prostíbulos y una agencia para transferir dinero a todo el país. Todo esto sin presencia del Estado.

Se sospecha incluso que personas fueron llevadas a la fuerza para ser explotadas en las faenas mineras o en los prostíbulos, en una región donde bandas de sicarios resuelven las disputas entre buscadores de oro.

“Entendemos que esta operación tendrá tres etapas: de dos semanas, de seis meses y de dos años, y que pretende recuperar esta parte del territorio para evitar que estos delincuentes regresen. Esperamos también que en esta oportunidad se logre un proceso de formalización de los productores artesanales para eliminar el uso de mercurio e instaurar el estado de derecho en la pampa”, comenta Ricardo Soberón, director del Centro de Investigación Drogas y Derechos Humanos (CIDDH).

La zona del campamento ilegal de minería se convirtió en un desierto de arena de unas 110 hectáreas, que se expandía debido al uso de mercurio y otros elementos contaminantes. Como los desechos químicos caían a los ríos, también han ido contaminando a los peces.

Ricardo Soberón explica que “los últimos gobiernos han descuidado abordar ese complejo problema ambiental, social y económico. Nosotros apoyamos la decisión del gobierno de realizar esta operación mercurio, mediante el despliegue de 1.300 policías, 300 militares y 70 fiscales”.

La superficie de bosques que se perdieron en los últimos dos años en la Amazonía peruana es de 18.440 hectáreas, lo que equivale a 25.000 campos de fútbol, según imágenes satelitales obtenidas por el Proyecto de Monitoreo de la Amazonía Andina.

El Ejército trasladó a la VI Brigada de Fuerzas Especiales desde la frontera con Chile, hasta la región amazónica de Madre de Dios, la capital de la minería ilegal en Perú.

La minería ilegal, que existe en la selva peruana desde hace décadas ante la indiferencia de las autoridades, ha convertido miles de hectáreas de fértiles bosques húmedos en áridos desiertos de arena.

Fue justamente en Madre de Dios donde el papa Francisco criticó en enero de 2018 la despiadada explotación de los recursos naturales de la Amazonía.

Entrevistados: Jesús de Villa, dirigente nacional de Minas Peruanas, y Ricardo Soberón, director del Centro de Investigación Drogas y Derechos Humanos (CIDDH).

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. ...
  5. siguiente >
  6. último >
Los programas
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.