Escuchar Descargar Podcast
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 21/04 23h03 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 21/04 23h00 GMT
  • 21H03 - 21H30 TU
    Resto del programa 21/04 21h03 GMT
  • 21H00 - 21H03 TU
    Informativo 21/04 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 21/04 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 21/04 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 21/04 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 21/04 14h00 GMT
  • 12H03 - 12H30 TU
    Resto del programa 21/04 12h03 GMT
  • 12H00 - 12H03 TU
    Informativo 21/04 12h00 GMT
  • 10H03 - 10H30 TU
    Resto del programa 21/04 10h03 GMT
  • 10H00 - 10H03 TU
    Informativo 21/04 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.

EE.UU.: Ethan, el joven que se rebeló contra su madre antivacunas

EE.UU.: Ethan, el joven que se rebeló contra su madre antivacunas
 
En Estados Unidos, muchas vacunas son obligatorias para ir a la escuela pero varios estados permiten exenciones. Daniel MIHAILESCU / AFP

Ethan Lindenberger pasó sus primeros 18 años sin ninguna vacuna. Pero en diciembre, contra el consejo de su madre, fue a vacunarse, un acto de rebeldía que le valió una invitación al Congreso de Estados Unidos.

>> Haga clic en la imagen para escuchar el informe completo.

Al cumplir los 18 años, algunos se tiñen el pelo de rojo, otros se ponen un piercing... Ethan Lindenberger decidió vacunarse. Éste fue su acto de rebeldía contra una madre que durante toda su infancia rechazó que lo inyectaran para inmunizarlo contra el sarampión, la rubéola o la varicela.

En diciembre pasado, el joven estadounidense publicó un mensaje en internet que se volvió viral. Y este martes fue invitado a dar su testimonio ante el Congreso en Washington: “Mi madre es una militante antivacunas que cree que las vacunas causan autismo, daños cerebrales y que no permiten una sociedad saludable y segura, a pesar de que éstas opiniones han sido desestimadas por la comunidad científica. Pasé toda mi vida sin numerosas vacunas contra enfermedades como el sarampión, la varicela o la polio”, declaró.

“Poco a poco llegaron las dudas y nacieron preguntas por las críticas que recibía mi madre. Tomé la decisión de vacunarme para garantizar mi salud y seguridad, y la de mi gente... También fue porque me acerqué a mi médico de cabecera, hablé con ella y ella me alentó a hacerlo. Además en mi escuela me dijeron que no podía asistir a las clases si no me vacunaba. Me veían como una amenaza sanitaria. Esto también me incentivó a investigar más y a vacunarme, a pesar de las creencias de mi madre”, añadió Ethan.

Hacia nuevos brotes de enfermedades consideradas como erradicadas

En Estados Unidos, muchas vacunas son obligatorias para ir a la escuela. Pero varios estados, como el Ohio donde vive Ethan, también permiten exenciones por razones "personales", "filosóficas" o "religiosas".

Alimentado por la desinformación que circula en las redes sociales, el movimiento antivacunas ha ganado terreno en Estados Unidos y en Europa, causando importantes brotes de enfermedades que se habían erradicado.

Felipe Lobelo, médico epidemiólogo y profesor asociado de la Universidad de Emory en Atlanta, explica que “es una situación claramente inusual, por lo menos en Estados Unidos. Desde el año 2000 se consideraba erradicado el sarampión por la efectividad de la vacuna MMR. Pero desde el 2015 hemos visto varios brotes epidémicos de sarampión que se han venido acrecentando en su intensidad, en su número, en su ubicación a través del país. Y esto nos indica que la cantidad de personas, en este caso de adolescentes, que es susceptible de contraer sarampión, está aumentando porque probablemente el porcentaje de personas que no reciben esta vacuna está aumentando, y si esa tendencia continúa, podríamos ver un resurgimiento de enfermedades que ya se consideraron erradicadas”.

Según la Organización Mundial de la Salud, un 95% de la población debe estar vacunada para alcanzar el umbral de inmunidad del grupo ante una enfermedad.

Informar mejor

Según el médico Felipe Lobelo, hace falta informar mejor a los padres y revisar el sistema de las exenciones: “Yo creo que hay muy pocos padres y madres que son totalmente antivacunas. Pero puede haber personas que tengan ciertas preguntas o reservas, que si el médico o el personal de salud las maneja temprano y les da la información adecuada, probablemente muchos de estos padres terminan optando por si recibir la vacuna”, expresa.

En las últimas semanas, numerosos adolescentes de Estados Unidos y Australia han alzado la voz en internet para exigir que se les reconozca su derecho a vacunarse siendo menores de edad. Es también lo que pide Ethan, cuyos cuatros hermanos y hermanas menores siguen sin ser vacunados.

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. ...
  5. siguiente >
  6. último >
Los programas
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.