Escuchar Descargar Podcast
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 26/05 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 26/05 14h00 GMT
  • 12H03 - 12H30 TU
    Resto del programa 26/05 12h03 GMT
  • 12H00 - 12H03 TU
    Informativo 26/05 12h00 GMT
  • 10H03 - 10H30 TU
    Resto del programa 26/05 10h03 GMT
  • 10H00 - 10H03 TU
    Informativo 26/05 10h00 GMT
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 25/05 23h03 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 25/05 23h00 GMT
  • 21H03 - 21H30 TU
    Resto del programa 25/05 21h03 GMT
  • 21H00 - 21H03 TU
    Informativo 25/05 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 25/05 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 25/05 16h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Salud

Justicia de EE.UU. dictamina de nuevo que el Roundup produjo cáncer

media La Organización Mundial de la Salud ha clasificado el glifosato como un probable agente cancerígeno desde 2015. REUTERS/Benoit Tessier

Según el jurado federal de San Francisco, el herbicida Roundup de Monsanto fue "un factor importante" en el origen del cáncer que afecta a Edwin Hardeman. El demandante asegura haber usado durante más de un cuarto de siglo el herbicida, propiedad del gigante alemán Bayer.

El herbicida Roundup de la multinacional Monsanto contribuyó al cáncer del septuagenario Edwin Hardeman, consideró este 19 de marzo un jurado de Estados Unidos, en otro golpe al gigante agroquímico que ya fue condenado en un caso similar el año pasado.

El jurado estimó que el demandante había demostrado que el Roundup era "un factor importante" en el desarrollo de su cáncer, cerrando así la primera fase de este juicio, que comenzó el 25 de febrero.

A petición del grupo alemán Bayer, que compró a Monsanto el año pasado, los debates se organizaron en dos fases. Una "científica", dedicada a la responsabilidad de Roundup en la enfermedad, y una segunda para abordar una posible responsabilidad del grupo.

Los abogados de Hardeman se dijeron muy satisfechos y subrayaron que los debates ahora podrían centrarse en demostrar "que Monsanto no tuvo un enfoque responsable y objetivo sobre [la peligrosidad de] Roundup". "A Monsanto no le importa particularmente si su producto causa cáncer o no, prefiriendo manipular a la opinión pública y desacreditar a cualquier persona que plantee inquietudes legítimas", aseguraron.

Una segunda fase más delicada para Bayer

Una segunda fase, más delicada para la transnacional, se abre este miércoles, cuando el jurado comience a analizar si Monsanto es legalmente responsable del cáncer de Hardeman, es decir si ocultó informaciones o subestimó de alguna manera los efectos del herbicida más utilizado del mundo. Monsanto deberá enfrentar particularmente las afirmaciones de sus detractores, que aseguran que modificó algunos estudios para su ventaja.

"Confiamos en que se demuestre que Monsanto se comportó de manera adecuada y que la compañía no debe ser considerada como responsable", declaró el grupo Bayer, para quien "la ciencia confirma que los herbicidas con glifosato no causan cáncer".

El grupo ya había sido condenado a pagar 289 millones de dólares a Dewayne "Lee" Johnson, padre de dos niños pequeños y que padecía LNH en fase terminal, por culpa del Roundup y de Monsanto por haber disimulado los riesgos de sus productos con glifosato. Esta suma fue reducida más tarde a 78,5 millones de dólares.

El juicio de Hardeman, que podría durar otras dos semanas, será visto como un "juicio de prueba" con miles de otras demandas similares en curso en Estados Unidos. Tras conocerse la decisión del jurado, este miércoles la acción de la transnacional Bayer perdió un 10% en la bolsa de Frankfurt.

A diferencia de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, la Organización Mundial de la Salud ha clasificado el glifosato como un probable agente cancerígeno desde 2015.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.