Escuchar Descargar Podcast
  • 23h13 - 23h30 GMT
    Resto del programa 17/06 23h13 GMT
  • 23h00 - 23h13 GMT
    Informativo 17/06 23h00 GMT
  • 21h13 - 21h30 GMT
    Resto del programa 17/06 21h13 GMT
  • 21h00 - 21h13 GMT
    Informativo 17/06 21h00 GMT
  • 16h13 - 16h30 GMT
    Resto del programa 17/06 16h13 GMT
  • 16h00 - 16h13 GMT
    Informativo 17/06 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 17/06 14h03 GMT
  • 12h13 - 12h30 GMT
    Resto del programa 17/06 12h13 GMT
  • 12h00 - 12h13 GMT
    Informativo 17/06 12h00 GMT
  • 10h13 - 10h30 GMT
    Resto del programa 17/06 10h13 GMT
  • 10h00 - 10h13 GMT
    Informativo 17/06 10h00 GMT
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 16/06 23h03 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.

Las secuelas de los implantes mamarios fallidos

Las secuelas de los implantes mamarios fallidos
 
Silene Parada y Berta Gómez, demandantes contra la marca PIP de implantes mamarios. RFI/Andreina Flores

Muchas colombianas y venezolanas forman parte de las 400.000 mujeres en todo el mundo víctimas de los implantes mamarios PIP, fabricados con un gel industrial en total violación de las regulaciones europeas. Conversamos con dos víctimas de los implantes, y dos abogados.

>> Haga clic en la imagen para escuchar el programa completo.

“Yo empecé a tener problemas de salud, tenía problemas para respirar y sentía mucho dolor en el pecho. Mi prótesis izquierda siempre estaba caliente. Llegó un momento en que mi pecho izquierdo creció mucho, se puso muy duro y después se subió hacia la parte superior y la parte de abajo quedó completamente flácida. Ahí el médico especialista se dio cuenta de que el líquido que tenía en las prótesis se estaba filtrando hacia el interior y se estaba yendo hacia los pulmones. Y antes de fijar la fecha de la cirugía de urgencia, la prótesis explotó y todo el líquido se regó por completo”, cuenta Silene Parada.

Silene sobrevivió a la cirugía de extracción de la prótesis y a la delicada operación de limpieza del músculo mamario. Sin embargo, quedó con secuelas y fue necesario reconstruir sus senos, porque “a causa de las prótesis quedaron bastante deformes, y aún tengo las cicatrices y tengo problemas respiratorios”.

El gel de silicona de la prótesis PIP, que se propaga fácilmente en el cuerpo, genera, entre otras cosas, insuficiencia respiratoria, inflamación de los ganglios linfáticos, dolor intenso, trastornos hormonales y muchos otros problemas de salud.

Conferencia de prensa de los representantes legales de las mujeres víctimas de los implantes PIP. París, 9 mayo de 2019. RFI/Andreina Flores

Silene se ha unido a las mujeres venezolanas víctimas de los implantes mamarios PIP, muchas de ellas representadas por la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores de Venezuela (ANAUCO). Su presidente, el abogado Roberto León Parilli, ha hecho alianza en París con otras asociaciones que defienden a las mujeres impactadas por estas prótesis, y con el Colegio de Abogados de París: “Lo que queremos es que las venezolanas que nos escuchan, se incorporen pronto. (…) ¿Qué éxito esperamos? Que la justicia cumpla con su tarea y le dé a cada quien lo que le corresponde”, explica el abogado.

Olivier Aumaître, del Colegio de Abogados de París, encabeza la batalla para que se haga justicia a las víctimas de las prótesis PIP. Con su acción, 20.000 mujeres en todo el mundo han obtenido una compensación provisional.

“Tenemos una decisión en primera instancia que reconoce la responsabilidad de la marca y el derecho de la paciente a ser indemnizada. En Francia se reconoce el derecho a la indemnización por todos los danos y perjuicios. (…) Hasta el momento un primer fallo acordó 3.000 euros provisionales y todas las pacientes que hacen parte de nuestro proceso han obtenido cada una 3000 euros”.

Bertha Gómez es una de las 40.000 venezolanas que se implantaron las prótesis PIP. Hoy espera que los abogados Roberto León Parilli y Olivier Aumaître ganen la batalla contra la marca PIP y “que la demanda la ganemos porque todas las enfermedades que están padeciendo estas mujeres son crónicas”.

Como víctima de PIP, Bertha Gómez recibió los 3.000 euros de compensación provisional, de acuerdo al fallo positivo que dictó la Corte de Casación de París a comienzo de este año. Pero según ella, esa suma no recompensa los daños padecidos: “Con este dinero tuve que pagar los honorarios, al perito médico para que estudie mi caso, y lo demás me lo he gastado en medicinas”.

Los 3.000 euros serán luego complementados con una indemnización más alta, con montos entre 10.000 y 30.000 euros, calculados según los daños y perjuicios que haya sufrido cada persona y evaluados por un comité médico.

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. ...
  5. siguiente >
  6. último >
Los programas
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.