Escuchar Descargar Podcast
  • 23h13 - 23h30 GMT
    Resto del programa 22/07 23h13 GMT
  • 23h00 - 23h13 GMT
    Informativo 22/07 23h00 GMT
  • 21h13 - 21h30 GMT
    Resto del programa 22/07 21h13 GMT
  • 21h00 - 21h13 GMT
    Informativo 22/07 21h00 GMT
  • 16h13 - 16h30 GMT
    Resto del programa 22/07 16h13 GMT
  • 16h00 - 16h13 GMT
    Informativo 22/07 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 22/07 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 22/07 14h00 GMT
  • 12h13 - 12h30 GMT
    Resto del programa 22/07 12h13 GMT
  • 12h00 - 12h13 GMT
    Informativo 22/07 12h00 GMT
  • 10h13 - 10h30 GMT
    Resto del programa 22/07 10h13 GMT
  • 10h00 - 10h13 GMT
    Informativo 22/07 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Américas

Venezuela: divertirse a pesar de la crisis, gracias al cine

media Fachada de un cine en 1986 en Caracas, Venezuela. Eric VANDEVILLE/Gamma-Rapho via Getty Images

En Venezuela, Juan Guaidó intentó volver a movilizar a la población el sábado 11 de mayo, pidiéndole que se liberara del miedo. Después del fallido levantamiento militar, seguido de una intensa represión, los venezolanos están en la oscuridad sobre el futuro de su país. Más allá de la crisis política, la crisis económica ha hecho que cualquier actividad tiene un precio prohibitivo. Por ejemplo, sólo unos pocos privilegiados pueden permitirse una entrada de cine.

Reportaje con los enviados especiales de RFI en Caracas, Oriane Verdier y Boris Vichith.

Será un paquete de palomitas de maíz y una botella de agua para María Fernanda. Ella lo sabe, tiene suerte, como venezolana, de poder permitirse una entrada de cine y algo para comer.

"Un salario mensual permite pagar dos paquetes de palomitas y dos refrescos. Represento a un porcentaje muy pequeño de esta sociedad, que es adinerada. Pero en realidad la situación puede afectarte en cualquier momento. En cualquier momento puedes ser asesinado", explica María.

Con el país atrapado en la crisis, las calles de Caracas se volvieron peligrosas. Muchos venezolanos prefieren quedarse en casa para evitar ser robados o, peor aún, secuestrados.

Sin embargo, Bernardo Rotundo trata de animar a sus conciudadanos para que sigan cultivándose. En este cine, a través de su asociación, organiza festivales de películas extranjeras, por ejemplo.

"Si la gente no tiene vehículo, no puede moverse. También está la cuestión de la seguridad. Tienen miedo y está justificado. Y luego está el costo del cine. Pero estamos tratando de desarrollar iniciativas, porque mientras tengamos acceso a la cultura y una actitud crítica y reflexiva hacia el cine, podremos de la misma manera tener una actitud crítica y reflexiva hacia lo que está sucediendo en el país", estima.

Bernardo Rotundo organiza proyecciones al aire libre en diferentes barrios de Caracas. También intenta crear clubes de cine. Es su manera de luchar contra el cierre en serie de sitios culturales en Venezuela en los últimos años.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.