Escuchar Descargar Podcast
  • 23h13 - 23h30 GMT
    Resto del programa 19/06 23h13 GMT
  • 23h00 - 23h13 GMT
    Informativo 19/06 23h00 GMT
  • 21h13 - 21h30 GMT
    Resto del programa 19/06 21h13 GMT
  • 21h00 - 21h13 GMT
    Informativo 19/06 21h00 GMT
  • 16h13 - 16h30 GMT
    Resto del programa 19/06 16h13 GMT
  • 16h00 - 16h13 GMT
    Informativo 19/06 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 19/06 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 19/06 14h00 GMT
  • 12h13 - 12h30 GMT
    Resto del programa 19/06 12h13 GMT
  • 12h00 - 12h13 GMT
    Informativo 19/06 12h00 GMT
  • 10h13 - 10h30 GMT
    Resto del programa 19/06 10h13 GMT
  • 10h00 - 10h13 GMT
    Informativo 19/06 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Américas

El New York Times internacional dejará de publicar caricaturas políticas

media Sede del New York Times en Nueva York. NGELA WEISS / AFP

Después de publicada una caricatura considerada antisemita, la edición internacional del New York Times decidió dejar de publicar caricaturas políticas a partir del 1 de julio. El dibujo tuvo como protagonistas al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y al presidente estadounidense, Donald Trump.

Las caricaturas por años han sido usadas en los diarios como una forma de comunicar, pero con humor, de contar historias de manera gráfica. Estas expresiones alabadas y criticadas muchas veces han despertado la polémica, pero hoy un caso nos pone, quizás al frente, del comienzo del fin de una de las profesiones gráficas más tradicionales en el periodismo.

El New York Times acaba de anunciar que a partir del 1 de julio, no publicará más caricaturas políticas en su edición internacional. Una decisión tomada a menos de un mes de la polémica desatada por un dibujo juzgado como antisemita. Según el diario, esta resolución ha sido tomada luego de un año de reflexión en alinear los contenidos de la edición internacional con la edición estadunidense, la cual no incluye desde hace años caricaturas políticas.

El dibujo que ha generado polémica y protestas representa al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, como un perro guía, con un collar del que cuelga una estrella de David, señalando el camino al presidente de EE.UU., Donald Trump, quien lleva gafas oscuras y una kipá en la cabeza.

Luego de su publicación, el NYT expresó sus disculpas y señaló que "fue ofensiva y un error de juicio publicarla". Para apaciguar las críticas, el director del diario A.G. Sulzberger anunció abrir un proceso disciplinario contra el responsable de edición que decidió publicar el trabajo del caricaturista António Moreira Antunes. A este proceso se sumó la decisión de no volver a utilizar trabajos propuestos por una sociedad externa.

Una voz de alerta

Para Patrick Chappatte, caricaturista estrella por más de 20 años en el New York Times, la decisión anunciada está fuertemente ligada al caso Moreira. En amplias declaraciones vertidas en su blog personal, reflexionó sobre el “fin de las viñetas políticas” y aseguró estar "dejando el bolígrafo con un suspiro": "Son muchos años de trabajo revertidos por una sola viñeta –ni siquiera mía– que nunca debería haberse publicado en el mejor periódico del mundo".

Así mismo agregó que "estos últimos años cientos de caricaturistas de prensa en Estados Unidos han perdido su trabajo porque los editores los consideran demasiado críticos con Trump". "Quizá debamos comenzar a preocuparnos y a rebelarnos. Los caricaturistas de prensa nacimos con la democracia y si la libertad está amenazada, nosotros también”, escribió.

En Francia, Jean Plantureux (Plantu), célebre caricaturista del diario Le Monde y fundador de la Asociación Caricaturistas por la Paz, criticó la medida del NYT y se mostró positivo de que este rectifique su decisión. "El diario se dará cuenta del error que significa separarse de los caricaturistas, porque uno no puede imaginarse un diario sin imágenes de opinión", declaró a la agencia AFP. "El humor y las imágenes perturbadoras son parte de una democracia", agregó.

Plantu, a través de su asociación y junto a la ONG Reporteros Sin Fronteras (RSF), impulsa una campaña para que las caricaturas de prensa sean reconocidas por la Unesco como un derecho humano fundamental.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.