Escuchar Descargar Podcast
  • 12h13 - 12h30 GMT
    Resto del programa 16/07 12h13 GMT
  • 12h00 - 12h13 GMT
    Informativo 16/07 12h00 GMT
  • 10h13 - 10h30 GMT
    Resto del programa 16/07 10h13 GMT
  • 10h00 - 10h13 GMT
    Informativo 16/07 10h00 GMT
  • 23h13 - 23h30 GMT
    Resto del programa 15/07 23h13 GMT
  • 23h00 - 23h13 GMT
    Informativo 15/07 23h00 GMT
  • 21h13 - 21h30 GMT
    Resto del programa 15/07 21h13 GMT
  • 21h00 - 21h13 GMT
    Informativo 15/07 21h00 GMT
  • 16h13 - 16h30 GMT
    Resto del programa 15/07 16h13 GMT
  • 16h00 - 16h13 GMT
    Informativo 15/07 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 15/07 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 15/07 14h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Américas

Netanyahu inaugura la colonia 'Ramat Trump' mientras su esposa es condenada

media Netanyahu en la ceremonia de inauguración de la colonia 'Ramat Trump', este 16 de junio de 2019. REUTERS/Ammar Awad

Este domingo, el primer ministro israelí inauguró una nueva colonia bautizada "Ramat Trump" (las alturas de Trump) en una reunión extraordinaria en los Altos del Golán, en presencia del embajador de Estados Unidos. El 25 de marzo pasado, el presidente norteamericano reconoció la soberanía de Israel sobre la parte del Golán arrebatada a Siria durante la Guerra de los Seis Días de 1967 y anexionada en 1981, una decisión que no fue reconocida por la comunidad internacional.

Con el corresponsal de RFI en Jerusalén, Michel Paul.

"Es un día de fiesta que pasará a la historia", declaró el primer ministro israelí Benyamin Netanyahu este 16 de junio, al inaugurar en los Altos del Golán una futura localidad que llevará el nombre del presidente de Estados Unidos. La primera piedra de Ramat Trump, literalmente "las alturas de Trump", fue colocada en el emplazamiento de un kibutz que nunca vio la luz.

Netanyahu no escatimó en medios para esta celebración. El Consejo de Ministros se ha trasladado y reunido sobre el terreno. Una ceremonia impactante, a pesar de los problemas de seguridad que podían surgir a pocos kilómetros de la frontera con Siria. Su objetivo: agradecer al presidente de los Estados Unidos por sus acciones hacia Israel.

Esta inauguración tuvo lugar antes del famoso "trato del siglo", el plan de Donald Trump para resolver el conflicto de Oriente Próximo. Netanyahu saludó a un gran amigo de Israel y enumeró todo lo que Donald Trump ha hecho por su país: la embajada estadounidense en Jerusalén, la abrogación del acuerdo nuclear iraní, o la firme posición de Estados Unidos tras los recientes incidentes en el Golfo.

El jefe de gobierno israelí también habló con beneplácito del reconocimiento por parte de Washington de la soberanía israelí sobre los Altos del Golán, una zona anexionada en 1981. Durante este discurso se encontraba junto a Netanyahu, el embajador de Estados Unidos, David Friedman, que ya está proponiendo el siguiente paso, a saber, la anexión de una parte de Cisjordania.

Sara Netanyahu, declarada culpable por uso indebido de fondos públicos

No hay que olvidar que en Israel están previstas nuevas elecciones el próximo 17 de septiembre. Benyamin Netanyahu necesita renovar su imagen tras su fracaso en la última consulta y el hecho de que no logró construir una nueva coalición. La campaña electoral del Likud, su partido, se inició pues este domingo en los Altos del Golán. Un acto que agradará al electorado de derecha.

Además, sobre Netanyahu pesan varias investigaciones y sus problemas judiciales nunca están lejos. Este domingo fue declarada culpable su esposa Sara por uso indebido de fondos estatales y abuso de confianza, por costear comidas privadas en su residencia. Pero llegó a un acuerdo con la Fiscalía para no ir a prisión.

Cabe preguntarse qué transición prevé el primer ministro israelí en el momento de su audiencia en tres casos de corrupción, y si la nueva localidad tiene chances de prosperar. Ramat Trump no es algo nuevo: ya existe, por ejemplo, Kfar Truman, Yad Kennedy y un lugar que lleva el nombre de Washington.

En la oposición, denuncian que un gobierno de transición no tiene la autoridad para tomar tales decisiones, y que no hay presupuesto disponible para esta localidad. Por otra parte se ve mucho cinismo en torno a esta inauguración. Una periodista escribe en el diario liberal Haaretz: "Bienvenido a Ramat Trump, la ciudad que nunca vio la luz".

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.