Escuchar Descargar Podcast
  • 21h13 - 21h30 GMT
    Resto del programa 15/07 21h13 GMT
  • 21h00 - 21h13 GMT
    Informativo 15/07 21h00 GMT
  • 16h13 - 16h30 GMT
    Resto del programa 15/07 16h13 GMT
  • 16h00 - 16h13 GMT
    Informativo 15/07 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 15/07 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 15/07 14h00 GMT
  • 12h13 - 12h30 GMT
    Resto del programa 15/07 12h13 GMT
  • 12h00 - 12h13 GMT
    Informativo 15/07 12h00 GMT
  • 10h13 - 10h30 GMT
    Resto del programa 15/07 10h13 GMT
  • 10h00 - 10h13 GMT
    Informativo 15/07 10h00 GMT
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 14/07 23h03 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 14/07 23h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Américas

Escritora acusa a Trump de haberla violado hace más de 20 años

media E. Jean Carroll AFP

Una célebre columnista de la revista de moda “Elle”, E. Jean Carroll, dijo en una crónica publicada este viernes que Donald Trump la agredió sexualmente en el probador de una tienda en Nueva York, a mediados de la década de 1990, una acusación que negó el presidente estadounidense en un comunicado.

E. Jean Carroll, responsable de la columna de consejos "Ask E. Jean" de la revista Elle durante 26 años, dijo que el incidente ocurrió en 1995 o 1996, cuando Trump era un prominente promotor inmobiliario y ella una conocida periodista y conductora de televisión.

  

Trump reaccionó en un comunicado afirmando que jamás tuvo contacto con Carroll, y que el incidente "nunca se produjo".

Portada del New York Times con la declaración de E. Jean Carroll. New York Times

La descripción del hecho aparece en un fragmento de su libro, de próxima edición, que fue publicado el viernes como adelanto en la New York Magazine. Con ella, suman al menos 16 las mujeres que acusan al actual presidente de Estados Unidos de haber incurrido en conductas de carácter sexual inapropiadas antes de su investidura.

  

Carroll, de 75 años, narra en su libro que un día se encontró por casualidad con Trump en la tienda Bergdorf Goodman sobre la Quinta Avenida de Manhattan, en Nueva York, mientras ambos estaban de compras.

  

Durante la conversación, de tono amistoso, Trump le pidió que lo ayudara a comprar un regalo para una mujer de la que no dio ningún detalle.

  

Luego de manejar opciones como una cartera o un sombrero, Trump resolvió que el regalo sería ropa interior femenina.

  

Según el relato de Caroll, subieron por las escaleras mecánicas y llegaron a la sección de lencería, donde no había ningún empleado de la tienda a la vista.

  

La escritora cuenta que creyó en el momento que sería "hilarante" ver a Trump probarse ropa interior de mujer por encima de sus pantalones. Pero no fue así como resultó.

  

"En el instante en que la puerta del probador se cerró él se abalanzó sobre mí, presionándome contra la pared y golpeándome la cabeza gravemente, y puso su boca contra mis labios", escribió Carroll.

  

Mientras la tenía inmovilizada, Trump procedió a bajarle las medias, abrió la bragueta de su pantalón y la penetró, hasta que ella logró deshacerse de él y escapar corriendo.

  

Según Caroll, la situación no duró "más de tres minutos".

  

En su comunicado Trump asegura: "jamás en mi vida me he reunido con esta persona. Está tratando de vender un nuevo libro (...) que debería ser ofrecido en la sección de ficción"

  

La New York Magazine, que publica la crónica de Carroll como nota de tapa, incluye en la misma edición otra nota en la que cita declaraciones de un oficial de la Casa Blanca, que calificó a la historia como "completamente falsa e irreal".

  

Esta acusación aparece "25 años después de que supuestamente ocurrió" y fue creada "simplemente para hacer daño al presidente", dijo el oficial.

  

Carroll nunca denunció el hecho ante la Policía por miedo a las represalias. Consideró que esta revelación podía valerle desde "amenazas de muerte" hasta "ser despedida", dijo a la revista.

 

(Con la AFP)

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.