Escuchar Descargar Podcast
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 23/10 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 23/10 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 23/10 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 23/10 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 23/10 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 23/10 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 23/10 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 23/10 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 23/10 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 23/10 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 23/10 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 23/10 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Asia Pacifico

"No somos culpables", dicen las acusadas por la muerte del medio hermano de Kim Jong-Un

media La vietnamita Doan Thi Huong, acusada del asesinato de Kim Jong Nam, escoltada por la policía, Malasia 13 abril 2017. REUTERS/Lai Seng Sin/File Picture © Reuters

Este lunes comienza en Malasia el proceso que pretende esclarecer la muerte del medio hermano del líder norcoreano Kim Jong-Un, Kim Jong-Nam, quien criticaba al régimen de Corea del Norte obligándolo a vivir en el exilio. Las dos acusadas de haber cometido el crimen se han declarado no culpables, afirmando haber sido manipuladas.

Las dos acusadas, la vietnamita Thi Huong y la indonesia Siti Aisyah, fueron arrestadas pocos días después del asesinato de Kim Jong-Nam, el pasado 13 de febrero, cuando esperaba tomar un vuelo hacia Macao, un crimen ocurrido en circunstancias dignas de las operaciones de espionaje durante la Guerra Fría.

Ambas mujeres, de unos veinte años de edad, se expresaron mediante intérpretes en el Alto Tribunal de Sham Alam, en las afueras de Kuala Lumpur, diciendo que creían participar en un programa de televisión.

La dos jóvenes son acusadas de haber lanzado, en el Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur, al rostro del hermanastro de Kim Jong-Un, un agente neurotóxico, el VX, una versión altamente mortal del gas sarín, que provocó la muerte de la víctima al cabo de unos veinte minutos de agonía.

El caso provocó una grave crisis diplomática entre Corea del Norte y Malasia, uno de los pocos aliados del régimen de Kim Jong-Un. El gobierno malayo expulsó al embajador de Pyongyang, que siguiendo la regla de reciprocidad, respondió con la misma moneda y enviando de vuelta a Kuala Lampur al representante malayo. La tensión bajo de tono cuando Malasia aceptó entregar el cuerpo de la víctima a Corea del Norte.

Otros cuatro sospechosos también estarían implicados en este enigmático crimen, según el acta de acusación. Estos cuatro están prófugos y las autoridades no han divulgado sus identidades. Cuatro norcoreanos habían huido de Malasia el día del asesinato.

Pero los analistas destacan que hay muchas preguntas sin respuesta sobre este crimen: ¿Cómo dos mujeres que vivían en condiciones precarias como numerosos migrantes en Malasia pudieron estar implicadas en este asesinato? ¿Cómo una sustancia tan mortífera como el VX pudo ser utilizada en un aeropuerto sin que hubiera otra víctima además de Kim?

Desde que estalló el caso, Corea del Sur acusa a su vecino del Norte de haber organizado el asesinato, afirmaciones que Pyongyang desmiente vivamente.

Con AFP.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.