Escuchar Descargar Podcast
  • 12h13 - 12h30 GMT
    Resto del programa 16/07 12h13 GMT
  • 12h00 - 12h13 GMT
    Informativo 16/07 12h00 GMT
  • 10h13 - 10h30 GMT
    Resto del programa 16/07 10h13 GMT
  • 10h00 - 10h13 GMT
    Informativo 16/07 10h00 GMT
  • 23h13 - 23h30 GMT
    Resto del programa 15/07 23h13 GMT
  • 23h00 - 23h13 GMT
    Informativo 15/07 23h00 GMT
  • 21h13 - 21h30 GMT
    Resto del programa 15/07 21h13 GMT
  • 21h00 - 21h13 GMT
    Informativo 15/07 21h00 GMT
  • 16h13 - 16h30 GMT
    Resto del programa 15/07 16h13 GMT
  • 16h00 - 16h13 GMT
    Informativo 15/07 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 15/07 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 15/07 14h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Últimas noticias
  • Francia: Dimite el ministro de Ecología, François de Rugy.
Asia Pacifico

Birmania: casi 6.700 rohinyás murieron en el primer mes de violencia

media Una niña rohinyá lava ropas en un campo de refugiados en Bangladés, el 14 de diciembre de 2017. REUTERS/Alkis Konstantinidis

Al menos 6.700 rohinyás murieron entre finales de agosto y septiembre en Birmania durante una operación del ejército, según Médicos Sin Fronteras. Las cifras sólo incluyen el primer mes de violencia, que provocó un éxodo que todavía hoy sigue

"Los estudios muestran que al menos el 71,7% de los decesos se deben a la violencia, incluida contra niños de menos de cinco años. Esto representa al menos 6.700 personas, entre ellas 730 niños", dijo MSF, que habló con más de 11.000 refugiados en Bangladés para llegar a esta estimación.

Naciones Unidas no ha publicado hasta ahora cifras de muertos en el país.

Según Sidney Wong, un médico de la oenegé, "el número de fallecimientos está probablemente subestimado" porque "el alcance y la naturaleza de la violencia son espantosas".

"Hemos oído personas que cuentan como murieron familias enteras después de que las fuerzas armadas las encerraran en sus casas y las incendiaran", explica.

Según los datos recogidos en miles de entrevistas, el 69% de las víctimas murieron por disparos de bala, el 9% fueron víctimas de quemaduras mortales y el 5% por palizas.

"Casi cada familia rohinyá ha tenido uno o varios de sus miembros asesinados", confirma a la AFP Mohamad Zubir, un profesor rohinyá refugiado desde hace 25 años en Bangladés, que ejerce como líder de la comunidad local.

"Y durante su huida lejos de sus pueblos en el Estado Rakáin vieron los caminos y las casas llenas de muertos", añade, explicando que las cifras de MSF son muy inferiores a la realidad.
   La violencia en Birmania ha llevado a cerca de 640.000 rohinyás a huir hacia el vecino Bangladés, una cifra que supone cerca de la mitad de esta comunidad musulmana que vive principalmente en el Estado Rakáin, en el oeste del país.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos declaró a principios de diciembre que existían "elementos de genocidio" contra los rohinyás en Birmania y reclamó abrir una investigación internacional.

Hasta ahora el ejército birmano, que niega represalias contra los civiles, habló de un balance de menos de 400 muertos, todos ellos "terroristas" rohinyás.

Los enfrentamientos de agosto empezaron cuando los ataques de grupos rebeldes contra comisarías de policía desataron la represión de la policía, que incendió pueblos y reprimió a los civiles.

Las cifras de MSF contradicen las del ejército birmano, que a mediados de noviembre publicó sus conclusiones de una investigación interna.

"Los soldados no han cometido agresiones sexuales ni mataron a civiles. No detuvieron, agredieron ni mataron a habitantes de los pueblos", dijo el informe, basado en 2.800 testigos de musulmanes, recogidos en condiciones de independencia que no pudieron ser verificadas.

El ejército sólo confirmó haber disparado contra un grupo de rohinyás que les atacaron y explicó haber actuado en legítima defensa.

Los rohinyás son el mayor pueblo apátrida del mundo desde que en 1982 Birmania, entonces bajo un régimen militar, les retiró la nacionalidad.

Víctimas de la discriminación, los rohinyás no tiene documentos de identidad, no pueden viajar o casarse sin autorización y tampoco tiene acceso al mercado de trabajo ni a los servicios públicos, como escuelas u hospitales.

Según Amnistía Internacional se trata de una situación casi de '"apartheid".

En estas circunstancias, MSF considera que el reciente acuerdo entre los gobiernos de Bangladés y Birmania sobre la repatriación de los rohinyás que huyeron de la violencia "son prematuros".

"Nada garantiza que los rohinyás no se verán de nuevo sometidos a la violencia y a graves violaciones de sus derechos si los devuelven a Birmania", dijo MSF.

Con AFP.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.