Escuchar Descargar Podcast
  • 10h13 - 10h30 GMT
    Resto del programa 16/07 10h13 GMT
  • 10h00 - 10h13 GMT
    Informativo 16/07 10h00 GMT
  • 23h13 - 23h30 GMT
    Resto del programa 15/07 23h13 GMT
  • 23h00 - 23h13 GMT
    Informativo 15/07 23h00 GMT
  • 21h13 - 21h30 GMT
    Resto del programa 15/07 21h13 GMT
  • 21h00 - 21h13 GMT
    Informativo 15/07 21h00 GMT
  • 16h13 - 16h30 GMT
    Resto del programa 15/07 16h13 GMT
  • 16h00 - 16h13 GMT
    Informativo 15/07 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 15/07 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 15/07 14h00 GMT
  • 12h13 - 12h30 GMT
    Resto del programa 15/07 12h13 GMT
  • 12h00 - 12h13 GMT
    Informativo 15/07 12h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Asia Pacifico

Persecución de cachemiros tras atentado en la India

media Vehículos incendiados tras el atentado en el sur de Kashmir, el 15 de febrero de 2019. REUTERS/Mukesh Gupta

En la India, el atentado suicida del jueves 14 de febrero, en el que murieron 40 paramilitares, causó conmoción en la sociedad india. Y a medida que los cuerpos de los soldados son devueltos a sus lugares de origen, hay un creciente sentimiento de venganza entre la población. Ahora se dirige contra todas las personas de Cachemira, acusadas de ser terroristas.

Con el corresponsal de RFI en Nueva Delhi, Sébastien Farcis

Comenzó el 15 de febrero, un día después del ataque a los paramilitares en Cachemira. En el estado himalayo de Uttarakhand, doce estudiantes cachemires regresaban de la mezquita cuando militantes radicales hindúes los golpearon. Para estos activistas, los cachemiros, que son musulmanes, son todos cómplices del ataque. Esto con el pretexto de que el ataque, reivindicado por una organización pakistaní, fue perpetrado por un indio de Cachemira.

Desde entonces, ha sido contagioso. Cientos de estudiantes de Cachemira están siendo acosados y dos universidades obligadas a comprometerse a no admitir más a estudiantes de Cachemira. Mientras, estos últimos huyen de su zona de guerra para estudiar. En Calcuta, los comerciantes de Cachemira también están amenazados y los propietarios están desalojando a los residentes de sus apartamentos.

Cientos de personas se apresuran a llegar a los aeropuertos para regresar a sus regiones, y aquellos que no pueden piden ayuda al ejército. Sin embargo, ha surgido un movimiento de solidaridad, y personalidades han declarado públicamente que acogerán a los cachemires expulsados de sus hogares.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.