Escuchar Descargar Podcast
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 26/07 10h00 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 25/07 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 25/07 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 25/07 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 25/07 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 25/07 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 25/07 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 25/07 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 25/07 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 25/07 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 25/07 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 25/07 10h10 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Últimas noticias
  • Corte de UE mantiene a Hamas en la lista de organizaciones terroristas.
Ciencia

Se agranda el universo con el hallazgo de siete fascinantes planetas

media Los siete planetas están a 40 años luz de la Tierra. NASA

Orbitan alrededor de una pequeña estrella y tienen un tamaño y una masa similares a los de la Tierra. La ubicación de tres de ellos es idónea para albergar agua en su estado líquido. Han sido hallados, relativamente cerca, a 40 años luz de nuestro planeta.

Durante años, científicos de todo el mundo han estado mirando hacia el lado equivocado, entre las estrellas del tamaño de la nuestra, el Sol, en busca de planetas que se asemejaran a la Tierra. Ha bastado con desviar un poco el telescopio para buscar entre las estrellas más pequeñas de nuestra galaxia y los científicos han dado en el blanco.

Ha sido desde las montañas de Chile, donde los telescopios permitieron a los científicos ver por primera vez a los siete planetas del tamaño de la tierra y una estrella enana y fría a 40 años luz que cobija a este sistema planetario al que se ha bautizado como Trappist 1 (nombre de uno de los telescopios) en donde podría haber potencialmente vida.

El descubrimiento ha sido posible gracias a un equipo internacional de astrónomos y técnicos franceses, británicos, belgas, suizos y estadounidenses ligados a la NASA. Los telescopios que hicieron visibles este nuevo sistema llevan los nombres de la cerveza Trappist 1 y la galleta Spéculos en honor a Bélgica, el país donde fueron concebidos.

“Desde un punto de vista observacional o teórico, no se puede afirmar si en un planeta puede haber vida o no. Lo que sí se sabe es que de estos siete planetas que fueron hallados tres se ubican en una región del sistema llamada zona habitable. Esa zona habitable es una región en la que podría existir agua en el estado líquido, pero de momento no tenemos manera de saber si esos planetas tienen vida o no”, explica el astrónomo Patricio Zain, profesor en la Universidad de La Plata, en Argentina.

Para Franck Selsis, del Centro Nacional de Investigación Científica en Francia (CNRS), la importancia del descubrimiento de este sistema radica en que su ubicación abre todo un abanico de posibilidades para su investigación. “No os esperéis a ir a instalaros o a pasar las vacaciones en esos planetas. El principal hallazgo es que su luminosidad, es decir la distancia en relación a su estrella, permite a nuestra tecnología observar sin ser deslumbrados y sobre todo comparar sus características”, afirma el científico.

Ahora, Trappist 1 y Spéculos podrán observar los planetas para detectar los climas y las atmósferas de este sistema planetario. Este descubrimiento confirma, sin duda, la presencia de una infinidad de nuevos espacios en el Espacio. Pero queda lejos el momento en que se pueda determinar si hay vida o no y qué decir de hacer un viaje hasta ellos.

Para el astrónomo Patricio Zain, hay una barrera insalvable para comprobar si hay vida en esos planetas: la distancia. Si bien el sistema Trappist-1 está relativamente cerca de la Tierra, de momento es imposible con la tecnología de la que se dispone viajar hasta allí. “Viajar 40 años luz es imposible. Supone viajar 40 años a la velocidad de la luz, cosa que nos marca un límite físico imposible de superar”, subraya Patricio Zain.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.