Escuchar Descargar Podcast
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 17/12 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 17/12 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 17/12 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 17/12 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 17/12 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 17/12 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 17/12 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 17/12 10h00 GMT
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 16/12 23h03 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 16/12 23h00 GMT
  • 21H03 - 21H30 TU
    Resto del programa 16/12 21h03 GMT
  • 21H00 - 21H03 TU
    Informativo 16/12 21h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.

Louis Pasteur tiene su museo en París

Louis Pasteur tiene su museo en París
 
El Museo Pasteur exhibe los instrumentos que utilizó el científico francés en sus experimentos. © Musée Pasteur

Cuando se cumplen 130 años de la fundación del Instituto Pasteur, visitamos el museo dedicado al célebre científico francés que revolucionó la práctica médica y quirúrgica, y cuyas contribuciones en la vida cotidiana siguen aplicándose en la actualidad.

En el corazón histórico del Instituto Pasteur de París, en el 15º distrito, puede visitarse el museo dedicado al insigne científico francés, instalado en los apartamentos que ocupó junto a su esposa los últimos años de su vida Allí se resguardan objetos personales e instrumentos de trabajo de Louis Pasteur (1822 - 1895), así como numerosas condecoraciones y los 10 premios Nobel obtenidos en el siglo XX por los científicos de su instituto, fundado el 14 de noviembre de 1888.

La visita del museo comienza en la planta baja, en lo que hoy sirve de sala de conferencias. Pero es en el primer piso donde se puede dar un salto a la época del prodigioso químico y bacteriólogo. El comedor, el salón, la cocina y las habitaciones de su casa se encuentran intactos, así como los instrumentos y aparatos científicos que le pertenecieron, exhibidos en una sala especial sobre su labor científica.

En aquella época se creía en la teoría de la generación espontánea. A través de sus experimentos Pasteur comprobó de forma irrefutable la existencia de los microbios y su papel determinante en la aparición de las enfermedades. Con esto, el químico francés revolucionó la práctica médica y quirúrgica, y abrió el camino para el desarrollo de las vacunas, los antibióticos, la esterilización y las reglas de higiene que siguen utilizándose en la actualidad.

“Pasteur fue como Cristóbal Colón. Descubrió un nuevo mundo: el mundo de los microbios. Demostró algo no se sabía en su época: que los microbios están en todas partes, que vivimos rodeados por ellos, y que tienen un rol muy importante, por ejemplo, en la fermentación. Esto lo llevó a otro descubrimiento: el papel crucial que juegan los microbios en las enfermedades contagiosas”, explicó a RFI el ex director del Instituto Pasteur, Maxime Schwartz.

Pasteur hizo grandes descubrimientos para la industria vinícola al entender el proceso de las fermentaciones. También trabajó con gusanos, pollos, conejos, cochinos y desarrolló vacunas, en un momento en que las enfermedades contagiosas hacían estragos en los campos. Descubrimientos que le valieron un gran reconocimiento. Pero la consagración llegó en 1885 al descubrir la vacuna contra la rabia, a pesar de la polémica que generó porque Pasteur no era médico, sino químico. Tras consultar con sus colegas, Pasteur decidió inocular su vacuna en un niño, Joseph Meister, quien había sido mordido por un perro enfermo, lo que lo condenaba a una muerte agónica. Era la primera vez que Pasteur probaba su vacuna en un ser humano y para alivio de todos, funcionó.

“Eso provocó que cientos de personas vinieran a su laboratorio para vacunarse. Esa fue su consagración. La Academia francesa de ciencias lanzó entonces una campaña internacional para construir un instituto de investigaciones. Lo que permitió que Pasteur abriera este instituto que siguen funcionando aún hoy”, agregó Maxime Schwartz.

El recuerdo de Pasteur sigue vivo en el gran centro de investigaciones en el que se ha convertido su instituto, que posee 33 centros en todo el mundo.

Pero además, su cuerpo reposa en el museo, en una cripta neo bizantina cubierta de mosaicos dorados, algo excepcional que fue decidido poco después de su muerte, en 1895. En efecto, el científico fue inhumado primeramente en la Catedral Notre-Dame de París, tras lo cual su esposa encargó la construcción de esa cripta en el corazón del instituto.

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. ...
  5. siguiente >
  6. último >
Los programas
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.