Escuchar Descargar Podcast
  • 12H03 - 12H30 TU
    Resto del programa 16/02 12h03 GMT
  • 12H00 - 12H03 TU
    Informativo 16/02 12h00 GMT
  • 10H03 - 10H30 TU
    Resto del programa 16/02 10h03 GMT
  • 10H00 - 10H03 TU
    Informativo 16/02 10h00 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 15/02 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 15/02 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 15/02 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 15/02 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 15/02 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 15/02 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 15/02 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 15/02 14h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.

París vibra con las obras cinéticas de Vasarely

París vibra con las obras cinéticas de Vasarely
 
"Vasarely, el compartir de las formas" estará abierta hasta el 6 de mayo. DP

El Centro Pompidou de París rinde homenaje al gran artista nacido en Hungría, precursor del llamado arte cinético y óptico, a través de la primera retrospectiva organizada en la capital francesa.

Color, formas geométricas y movimiento. Las obras de Victor Vasarely (1908 - 1997) plasman la metamorfosis incesante del mundo. Más de 20 años después de su muerte, el padre del arte óptico es homenajeado en el Centro Pompidou de París, a través de una vibrante retrospectiva, la primera que se realiza en Francia, su patria de adopción. Vasarely nació en Hungría pero fue en París donde dio rienda suelta a su concepción del arte y consolidó las bases de lo que sería el movimiento óptico y cinético, junto a otros artistas internacionales.

“Vasarely consideraba que la pintura abstracta de su época era demasiado inerte, que carecía de animación. Estaba convencido de que el ojo humano era capaz de muchas más cosas de las que le solicitamos y que los pintores no explotaban todas las posibilidades de la visión. Eso lo llevó a pintar cuadros en movimiento, formas en constante vibración. Era su manera de representar el mundo que nos rodea”, explicó a RFI Michel Gauthier uno de los curadores de la muestra.

A través de 300 piezas la muestra en el Centro Pompidou de París explora todas las etapas en la carrera de Vasarely. Desde sus inicios como joven publicista en la capital francesa, sus primeras exploraciones cinéticas y luego el desarrollo, a partir de los años 60, de lo que él llamo el "alfabeto plástico", un léxico de 10 formas geométricas simples, incrustadas en cuadrados de colores puros.

La exposición también da cuenta de otra de las grandes preocupaciones de Vasarely: la democratización del arte y su integración en la arquitectura y el espacio urbano. Y fue justamente en América Latina donde Vasarely cumplió por primera vez este sueño.

“La primera ocasión que tuvo Vasarely de integrar su arte en la arquitectura fue en la Ciudad Universitaria de Caracas, por pedido del reconocido arquitecto modernista venezolano Carlos Villanueva, quien solicitó también a Calder y a Arp. Vasarely aprovechó la ocasión para poner en práctica su proyecto de integración artística. Luego durante toda su vida, Vasarely no abandonó nunca esa idea, hasta la construcción de la Fundación Vasarely en la ciudad de Aix-en-Provence, que es verdaderamente una ‘Capilla Sixtina’ del arte óptico y cinético”, agregó Gauthier.

Vasarely fue en su época un artista reconocido y presente no solo en el arte plástico. También en la moda, la publicidad e incluso en la música. En la exposición está presente una obra cinética compuesta con y para David Bowie. Sin embargo, se necesitó el concurso de otros artistas, radicados en París, para sentar las bases del movimiento cinético.

“Vasarely permitió que el movimiento cinético se cristalizara, en el año 1955. Ese año precisamente, Vasarely organiza una gran exposición llamada ‘El movimiento’, en la galería Denise René. Allí estaban artistas fundamentales como el venezolano Jesús Rafael Soto, el suizo Jean Tinguely, el israelí Yaacov Agam, y dos figuras pilares que fueron Alexander Calder y Marcel Duchamp. Todos ellos conformaron una nueva tendencia que se volvió muy importante en los años 60 y 70. Lo que quería Vasarely era crear nuevo lenguaje visual pero que fuera, al mismo tiempo, popular”, aseveró el experto Arnaud Pierre, quien es también curador de la retrospectiva parisina.

"Vasarely, el compartir de las formas" es una de las grandes exposiciones del momento en la capital francesa y podrá verse hasta el 6 de mayo.

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. ...
  5. siguiente >
  6. último >
Los programas
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.