Escuchar Descargar Podcast
  • 23h13 - 23h30 GMT
    Resto del programa 17/06 23h13 GMT
  • 23h00 - 23h13 GMT
    Informativo 17/06 23h00 GMT
  • 21h13 - 21h30 GMT
    Resto del programa 17/06 21h13 GMT
  • 21h00 - 21h13 GMT
    Informativo 17/06 21h00 GMT
  • 16h13 - 16h30 GMT
    Resto del programa 17/06 16h13 GMT
  • 16h00 - 16h13 GMT
    Informativo 17/06 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 17/06 14h03 GMT
  • 12h13 - 12h30 GMT
    Resto del programa 17/06 12h13 GMT
  • 12h00 - 12h13 GMT
    Informativo 17/06 12h00 GMT
  • 10h13 - 10h30 GMT
    Resto del programa 17/06 10h13 GMT
  • 10h00 - 10h13 GMT
    Informativo 17/06 10h00 GMT
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 16/06 23h03 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.

El vacío según Calder y Picasso

El vacío según Calder y Picasso
 
La exposición Calder-Picasso puede verse hasta el 25 de agosto. DR

El Museo Picasso de París presenta una exposición con obras de estos dos artistas mayores del siglo XX, que pone de relieve, por primera vez, la exploración del vacío que hicieron tanto Calder como Picasso.

Pablo Picasso (1881 – 1973), el andaluz, era ya un influyente artista instalado en París cuando el joven estadounidense Alexander Calder (1898 – 1976) se estrenaba en la capital francesa. París los reunió y aunque no fueron precisamente grandes amigos, sí se influenciaron mutuamente. Al menos, exploraron las mismas pistas artísticas, cada quien a su manera. Ambos trabajaron intensamente la noción del vacío: Calder a través de móviles y esculturas geométricas que parecían flotar en el aire, en perfecto equilibrio. Esculturas que se inspiraron de la pintura, de las formas que buscan reproducir las tres dimensiones sobre el lienzo, tal y como lo exploró Picasso, como si se tratara de "dibujos en el espacio".

Desde la silueta hasta la abstracción, Picasso y Calder centraron sus reflexiones en la representación del vacío, uno en la pintura, el otro en la escultura. Un vínculo que dibuja esta exposición en el Museo Picasso de París, a través de 120 obras de ambos artistas.

“Es la primera vez que una exposición en Francia que se establece un diálogo entre los dos artistas. Ambos exploraron una noción muy importante en su época, que era el vacío y el espacio. Cada uno va a dar una respuesta distinta, aunque aquí se puede ver cómo siguieron caminos paralelos”, explicó a RFI Emilia Philippot, conservadora en el Museo Picasso y una de la curadoras de esta muestra.

La exposición Calder-Picasso se compone de esculturas, retratos, cuadros, móviles de estos dos artistas fundamentales del siglo XX. La exposición comienza con las primeras reflexiones sobre el vacío que hicieron ambos: Picasso, en 1921, trabaja en un proyecto de obra en chapa e hilo metálico, en homenaje a su amigo fallecido, el poeta Guillaume Apollinaire. Diez años después, Calder imprime movimiento a la escultura, dando origen a un tipo de arte completamente nuevo.

A partir de esa sala, el Museo Picasso desglosa en diferentes salas los puntos de encuentro en las investigaciones artísticas de ambos creadores. As obras están reunidas en diferentes salas que llevan por título “Capturar el vacío”, “Dibujar el espacio”, o “El vacío y lo pleno”, entre otros.

”Calder-Picasso” se presenta en colaboración con la Fundación Calder y la Fundación Almine y Bernard Ruiz-Picasso para el arte, y se podrá ver hasta el 25 de agosto en el Museo Picasso de París, y posteriormente en Málaga.

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. ...
  5. siguiente >
  6. último >
Los programas
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.