Escuchar Descargar Podcast
  • 16h13 - 16h30 GMT
    Resto del programa 24/06 16h13 GMT
  • 16h00 - 16h13 GMT
    Informativo 24/06 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 24/06 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 24/06 14h00 GMT
  • 12h13 - 12h30 GMT
    Resto del programa 24/06 12h13 GMT
  • 12h00 - 12h13 GMT
    Informativo 24/06 12h00 GMT
  • 10h13 - 10h30 GMT
    Resto del programa 24/06 10h13 GMT
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 23/06 23h03 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 23/06 23h00 GMT
  • 21H03 - 21H30 TU
    Resto del programa 23/06 21h03 GMT
  • 21H00 - 21H03 TU
    Informativo 23/06 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 23/06 16h03 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Cultura

¿Quién se llevará la Palma de Oro?

media La Palma de Oro distingue a la mejor pelícual del festival. Chopard

Los críticos lo saben: todo pronóstico es inútil en un certamen que depende no del público ni de los expertos, sino de la sensibilidad de un jurado internacional. Pero tres películas se desmarcaron y monopolizaron las conversaciones durante estos 13 días de festival bajo el sol de Cannes.

El sábado por la noche se conocerá el ganador o ganadora de la Palma de Oro 2019. Expectativa que se mezclaba con el sabor amargo que dejó la proyección el jueves de la película “Mektoub, my love: Intermezzo” del franco-tunecino Abdellatif Kechiche. Demasiado larga, demasiado vulgar, demasiado osada. La larga escena de sexo oral proyectada en pantalla grande chocó a una buena parte de los espectadores que se preguntaban qué quería contar Kechiche con esta historia. Hasta la actriz principal, y protagonista de la secuencia, parecía incomodada al punto de brillar por su ausencia en la conferencia de prensa.

Felizmente, la última jornada de la competencia, el viernes, inyectó un poco de humor y frescura, gracias a la comedia absurda del palestino Elia Suleiman y su muy apreciada “It must be heaven”, sobre un hombre que sale de Palestina y de manera silenciosa observa los comportamientos en París o Nueva York.

Mientras el público disfruta del cálido sol sobre el exclusivo balneario de Cannes el sábado, el jurado debía prestarse al delicado ejercicio de decisión en torno a los premios, en una edición de muy alto nivel, variada e interesante, que incluyó varias firmas prestigiosas del cine mundial.

Pero tanto la prensa especializada como los espectadores anónimos que llenaron las salas parecían conquistados por dos películas en particular. Por un lado, la muy emotiva “Dolor y gloria” del español Pedro Almodóvar, el retrato de un cineasta depresivo y aislado que no encuentra la energía ni la motivación para seguir filmando. Muchos vieron en la persona de Antonio Banderas, el protagonista de la cinta, el alter ego de Almodóvar, aunque el director manchego insistió en que no es una cinta autobiográfica.

Por otro lado, “Parasite” del surcoreano Bong Joon-ho. El maestro del suspenso presentó esta cinta en forma de thriller social sobre como un clan dedesempelados y falsificadores toma posesión de la vida de una familia rica.

De su lado, la francesa “Les Misérables” también hizo sensación este año al tratar el tema de la infancia y la miseria en un suburbio pobre de París, Montfermeil, donde justamente Victor Hugo escribió su obra maestra.

El jurado presidido por el mexicano Alejandro González Iñárritu hará pública su decisión en el elegante Palacio de los Festivales de Cannes.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.