Escuchar Descargar Podcast
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 17/11 23h03 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 17/11 23h00 GMT
  • 21H03 - 21H30 TU
    Resto del programa 17/11 21h03 GMT
  • 21H00 - 21H03 TU
    Informativo 17/11 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 17/11 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 17/11 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 17/11 14h03 GMT
  • 12H03 - 12H30 TU
    Resto del programa 17/11 12h03 GMT
  • 12H00 - 12H03 TU
    Informativo 17/11 12h00 GMT
  • 10H03 - 10H30 TU
    Resto del programa 17/11 10h03 GMT
  • 10H00 - 10H03 TU
    Informativo 17/11 10h00 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 16/11 23h10 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Deportes

Simona Halep rompe la maldición y gana Roland Garros 2018

media A los 26 años, Simona Halep conquista su 17° título, el más importante de su trayectoria. RFI/Pierre René-Worms

A la tercera va la vencida. Simona Halep tres veces finalista en el Abierto de París se alzó por primera vez con la victoria. Una doble victoria puesto que es la primera vez en su carrera que la rumana gana un gran Slam. La número 1 se impuso a Sloane Stephens, décima en el ranking mundial, 3-6, 6-4 6-1.  

Fue un disputadísimo partido que duró dos horas y tres minutos y que por momentos pareció escapársele a la rumana. El público de la cancha Philippe Chatrier estaba completamente entregado a la causa de Halep, de 26 años, que hizo dudar sobre su capacidad para remontar un primer set abajo.

Efectivamente el partido comenzó muy mal para la número 1. La estadounidense, vigente campeona del Abierto de Estados Unidos de 25 años, le rompió el servicio en el cuarto juego y ya no lo pudo recuperar (6-4). La mala dinámica se instaló también en el principio de la segunda manda, perdiendo el servicio de entrada.

No fue hasta el minuto 19 de ese segundo set cuando Halep comenzó a despertar del letargo. Tras poco más de una hora de juego remontó un 0-2 para ponerse 3-2 arriba tras ganar un juego en blanco a la estadounidense. Fue un momento de inflexión, el principio del final del hechizo. Aunque la guerrera Stephens no quería descolgarse, consiguió reponerse y recuperar el servicio, pero ya era demasiado tarde. La rumana, esta vez sí, estaba decidida a no dejar escapar la oportunidad. No sólo se impuso en el segundo set (6-4) sino que arrasó a la estadounidense en el tercero (6-1).

Halep rompía a llorar con la victoria. Tras saludar a un público que la aupó durante todo el partido, la ganadora escaló las gradas para abrazarse con su equipo y su familia. La número 1 ya tiene su primer título de Gran Slam y se saca la espina del año pasado cuando perdió en la misma pista contra la letona Jelena Ostapenko, eliminada este año en primera ronda. En la final de 2017, tras haber dominado el encuentro 6-4, 3-0, se lo dejó escapar luego 4-6, 6-4, 6-3. En 2014, también había perdido en la misma pista en la final contra la rusa Maria Sharapova. Este sábado, Simona Halep consiguió romper la maldición, ganar su primer Roland Garros y su primer Gran Slam.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.