Escuchar Descargar Podcast
  • 21H00 - 21H03 TU
    Informativo 22/09 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 22/09 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 22/09 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 22/09 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 22/09 14h00 GMT
  • 12H03 - 12H30 TU
    Resto del programa 22/09 12h03 GMT
  • 12H00 - 12H03 TU
    Informativo 22/09 12h00 GMT
  • 10H03 - 10H30 TU
    Resto del programa 22/09 10h03 GMT
  • 10H00 - 10H03 TU
    Informativo 22/09 10h00 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 21/09 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 21/09 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 21/09 21h10 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Deportes

¿Fue Serena Williams realmente víctima de sexismo?

media Serena Williams discute con el juez central del torneo, Brian Earley, el pasado 8 de septiembre en la final del US Open, en Nueva York. Geoff Burke-USA TODAY Sports

Tras haber recibido el respaldo de la Asociación de Tenis de Mujeres (WTA) por haber sido multada con 17.000 dólares debido a su comportamiento en su derrota en la final del US Open, varias personalidades e intelectuales han reaccionado y profundizado el debate. A esta polémica se suma la aparición de una caricatura tildada de racista.

Serena Williams, ganadora de 23 torneos de Grand Slam, perdió en la final femenina del US Open ante la japonesa Naomi Osaka en un partido en el que recibió tres castigos por parte del juez portugués Carlos Ramos. El primero por recibir instrucciones de su entrenador, el segundo por tirar la raqueta contra el suelo, y el tercero tras tildar de "ladrón" y de "mentiroso" a Ramos.

Serena Williams mira su raqueta que tiró contra el suelo, el pasado 8 de septiembre en la final del US Open ante la japonesa Naomi Osaka. Danielle Parhizkaran-USA TODAY SPORTS/File Photo

La tenista consideró que el árbitro portugués había actuado con un fondo sexista y que no hubiera castigado de la misma manera a un hombre. Unos comentarios que si bien han generado solidaridad en las redes, no dejan de interrogar a una parte de la población e incluso, a las feministas.

Solidaridad inmediata

El presidente ejecutivo de la WTA, Steve Simon, apoyó sin matices la teoría sexista esgrimida por Serena Williams: "La WTA cree que no debe haber diferencias en los estándares de tolerancia provistos a las emociones expresadas por los hombres frente a las mujeres y estamos comprometidos en trabajar con el deporte para asegurar que todos los jugadores sean tratados igual. No creemos que esto se haya dado la pasada noche", afirmó en un comunicado al otro día.

De la misma manera, Williams recibió el apoyo de varios deportistas, como el serbio Novak Djokovic, vencedor de la final masculina del US Open, que estimó que "el juez de silla no tendría que haber empujado a Serena hasta el límite, especialmente en la final de un Grand Slam. Cambió el transcurso del partido lo que, en mi opinión, era quizás innecesario".

También se manifestó su amiga bielorrusa Victoria Azarenka, quien dijo en un tuit: "Si fuese un partido de hombres, esto no ocurriría así. Simplemente no ocurriría así", mientras que la francesa Kristina Mladenovic afirmó que "Serena es una campeona y no se merece esto, de la misma manera que Naomi es una campeona y no se merece este ambiente para su primer título de GS".

La defensa de la extenista Martina Navratilova es más matizada. En una carta publicada este lunes en The New York Times, ella señala que si bien es cierto que existe un doble rasero para castigar los comportamientos de los deportistas, también considera que la reacción de Serena Williams fue desproporcionada.

Serena tiene algo de razón. Hay un enorme doble rasero para las mujeres cuando se trata de cómo se castiga el mal comportamiento –y no sólo en el tenis. Pero en sus protestas contra un juez en la final del US Open el sábado, en parte no tenía la razón. (…) Necesitamos echar un vistazo a nuestro deporte sin lentes de color rosa y eliminar cualquier inconsistencia y prejuicio que pueda existir. El tenis es un deporte muy democrático y debemos asegurarnos de que siga siendo así. Pero también depende de cada jugador que se comporte con respeto por el deporte que tanto amamos.
Martina Navratilova

No todo es machismo

La Federación Internacional de Tenis (ITF), de la que depende el arbitraje, salió a defender la actuación de Carlos Ramos el lunes a través de un comunicado: "Es uno de los árbitros más experimentados y respetados en el tenis. Sus decisiones estuvieron de acuerdo con las reglas pertinentes y fueron reafirmadas por la decisión del US Open de multar a Serena Williams por sus tres faltas".

Pero sobre todo, representantes del feminismo empiezan a denunciar un uso del feminismo "para cualquier cosa", según un artículo del periódico español El País. El feminismo no es un movimiento nuevo y ya ha ganado numerosas batallas, pero en estos últimos tiempos, dice la nota, se ha visto cómo el feminismo "se ha convertido en una capa inmensa que lo arropa todo", empujado, entre otras cosas, por la calle, las redes sociales, y los medios de comunicación. Algo que puede parecer positivo, pero que sin embargo lleva a preguntarse si alzar la bandera del feminismo en todo momento sirve o por lo contrario perjudica al movimiento.

La mayoría de los analistas entrevistados en esta nota sobre el caso Serena Williams discrepan de la ola de solidaridad que se generó en las redes tras los comentarios de la tenista sobre la actitud machista del árbitro portugués. Aquí recogemos extractos de algunas entrevistas.

Loola Pérez, feminista, filósofa e integradora social:

"Creo que ha usado el victimismo y es una trampa que las mujeres usemos ese victimismo, expresado en una falsa denuncia de sexismo. Es una perversión de los valores de igualdad, una cosa es querer igualdad entendida como justicia y otra cosa es usar la igualdad como un adorno o un todo vale, como una especie de comodín, no creo que esto sea algo que tenga que ver con el movimiento feminista."

Mari Ángeles Cabré, directora del Observatorio Cultural de Género:

"No, Serena, el feminismo no es un escudo en el que parar todos los golpes que nos da la vida, no es un comodín que sirva para un roto y para un descosido. El feminismo exige responsabilidad y un buen uso. Como cualquier vehículo, te puede llevar muy lejos. Pero si lo usas mal te puedes estampar, y eso es lo que ha sucedido. Primer mandamiento: amarás el feminismo sobre todas las cosas. Segundo mandamiento: no tomarás el nombre del feminismo en vano..."

Octavio Salazar, jurista y experto en igualdad:

"Lo que define a un comportamiento machista es que hay un ejercicio de dominio o supremacía de un hombre hacia una o varias mujeres, e implica un trato violento, denigrante o humillante. Machismo no es que haya una llamada de atención por incumplimiento de las normas."

Nuria C. Sopena, periodista y escritora feminista:

"Es importante combatir el machismo al 100%. Pero respuestas así creo que no ayudan a la causa. Me gustaría haber comprobado si en el caso de que hubiera sido un tenista el que hubiera tenido esa mala reacción, el juez de silla habría respondido con la misma sanción. Puede que a un tenista se le permita un estallido y a una tenista no. Puede que a un tenista se le permita perder las formas y sin embargo a ella ahora se la vea como una mujer un tanto nerviosa."

Lorena Morales, feminista, secretaria de Igualdad del PSOE en Madrid y concejala en Pinto:

"Vaya por delante que tanto Serena Williams como Venus Williams me parecen unos referentes en cuanto a igualdad, son unas luchadoras. Pero, en este caso, Serena ha tenido una salida de tono y no significa un paso adelante ni mucho menos en la igualdad, ni siquiera una conquista en el tenis. Es totalmente diferente a lo que ocurrió hace unos días a Alizé Cornet por cambiarse la camiseta cuando se dio cuenta de que la llevaba al revés, que es algo que ellos hacen muy habitualmente, eso sí es sexismo."

Iria Marañón, editora y escritora feminista:

"Ella tiene el derecho a expresar su disconformidad con lo que está pasando, pero no del modo en el que lo ha hecho. En mi opinión, el feminismo no vale como escudo para todo, porque podemos empezar a confundir lo que es el movimiento. Es cierto que se cometen injusticias machistas continuamente hacia las mujeres, pero en este caso habría que analizar si efectivamente es una injusticia."

Una caricatura se suma al debate

La historia todavía va más allá. Una caricatura publicada en el diario australiano Herald Sun, en la que se ve a Serena Williams saltando sobre su raqueta al lado de un chupete, ha desatado una nueva polémica, esta vez por racismo. En el fondo del dibujo aparece Ramos preguntando a Osaka si puede dejar ganar a Williams.

La caricatura, de Mark Knight, se hizo viral y generó una ola de protestas por los supuestos estereotipos racistas con los que fueron dibujadas ambas tenistas. Osaka aparece con la piel blanca y un pelo rubio que Knight justificó diciendo que se lo tiñe.

El editor del periódico Herald Sun, Damon Johnston, respaldó al 100% al caricaturista. "El dibujo no es racista ni sexista... Se burla con todo derecho del pobre comportamiento de una leyenda del tenis... Mark tiene el apoyo de todos", posteó en un tuit.

Knight se defendió diciendo que "la caricatura es sobre su mal comportamiento en la pista". "La dibujé como una mujer afroamericana. Tiene una potente constitución. Viste esos trajes extravagantes cuando juega al tenis. Es interesante de dibujar. La dibujé como es, como una mujer afroamericana", dijo Knight a la cadena ABC.

J.K. Rowling, la autora de la saga Harry Potter, comparó la ilustración con caricaturas del pasado y tuiteó: "Muy bien por reducir a una de las mayores deportistas de la historia a estereotipos racistas y sexistas y convertir a una segunda gran deportista en un accesorio sin rostro".

La Asociación Nacional de Periodistas Negros en Estados Unidos señaló en un comunicado que la caricatura es "repugnante en muchos niveles" y que "tiene un aire innecesario de Sambo". Sambo es un personaje de libro infantil de 1899, conocido por sus comentarios e imágenes racistas.

Knight aseguró que "no tenía conocimiento de esas ilustraciones", agregando que el "mundo se ha vuelto loco".

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.