Escuchar Descargar Podcast
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 21/11 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 21/11 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 21/11 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 21/11 10h00 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 20/11 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 20/11 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 20/11 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 20/11 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 20/11 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 20/11 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 20/11 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 20/11 14h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Europa

Un escenario "a la griega"

media La manifestación de empleados públicos en Lisboa, el 5 de febrero de 2010, fue el primer gran acto de inquietud social desde que el primer ministro José Sócrates llegó al poder. AFP/Joao Cortesao

En momentos en que las medidas draconianas de austeridad anunciadas por Grecia parecen tranquilizar a los mercados, la situación financiera de Portugal entra a su vez en la cuerda floja.

“La situación de Portugal es comparable a la de Grecia”, afirma Manuel Villaverde Cabral en una entrevista al diario francés Libération. Cabral añade que “habrá que efectuar recortes presupuestales drásticos, disminuir los gastos de salud, reducir entre 5 y 10% los salarios en la función pública en los 3 ó 4 próximos años y modificar el sistema de jubilaciones”. Es decir, casi rubro por rubro, el tratamiento de choque aplicado desde ayer por el primer ministro Yorgos Papandreu a sus compatriotas.
Las estadísticas financieras confirman el diagnóstico de Cabral, investigador del Instituto de Ciencias Sociales de Lisboa.

El déficit público es de 9,3%, más de tres veces mayor que la norma impuesta por el Tratado de Maastricht. La deuda pública supera el 77% del PIB, o sea, 17 puntos más de lo aceptado por los criterios de convergencia. El crecimiento se ha convertido en su contrario (-3%). Por último, la tasa de inflación negativa (-0,6%) hace planear sobre el país el fantasma de la deflación.
Si, con una tasa de desempleo de 9%, Portugal sólo supera por un punto la media europea en este registro, arrastra, en cambio, un fardo excesivo en materia de trabajo precario. Casi uno de cada dos portugueses en edad de trabajar se encuentra en esta situación.
A diferencia de Grecia, sin embargo, en Portugal la oposición rechazó en febrero pasado el plan de austeridad presentado por José Sócrates al Parlamento. Pese a ello, las dos principales centrales sindicales (CGTP y UGT) convocaban hoy a una huelga de funcionarios públicos contra la política de rigor del Estado y la precarización del mercado de trabajo, pensando sin duda en un plan de austeridad que llegará tarde o temprano.
 

Sobre el mismo tema
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.