Escuchar Descargar Podcast
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 22/09 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 22/09 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 22/09 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 22/09 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 22/09 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 22/09 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 22/09 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 22/09 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 22/09 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 22/09 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 22/09 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 22/09 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.

Crisis griega y argentina: similitudes y diferencias

Crisis griega y argentina: similitudes y diferencias
 
Más de 17.000 griegos marchan en Atenas a favor del No en el próximo referendo en rechazo de las exigencias de los acreedores. REUTERS/Neil Hall

Cesación de pagos, deuda, corralito palabras que se repiten sobre la crisis que azota a Grecia. Palabras que también nos recuerdan al colapso económico argentino de 2001. ¿Cuáles son las similitudes y diferencias entre éstas dos crisis?

La presidenta argentina Cristina Kirchner comparó la grave crisis griega con el colapso argentino del 2001 cuando el país sudamericano declaró la mayor cesación de pagos, o default, de su historia, por casi 100.000 millones de dólares.

"Lo que está viviendo el pueblo griego es exactamente lo que vivimos los argentinos en 2001: el drama de políticas terribles, neoliberales, de ajustes permanentes que arrastran a la miseria, al hambre y a la desocupación", dijo la jefa de Estado argentina.

Grecia cayó en default el martes con el Fondo Monetario Internacional al no pagarle 1500 millones de euros. El domingo los griegos deberán decidir en un referendo si aceptan o no las nuevas reformas y recortes exigidos por los acreedores. El contexto es muy complicado y algunas cosas recuerdan a la Argentina de hace 15 años. Como el "corralito" que el primer ministro griego, Alexis Tsipras, decretó y que permite retirar solo 60 euros por día de los cajeros.

Las comparaciones entre ambos países se repiten en la prensa y entre los especialistas. Argentina había renunciado a tener un política monetaria al equiparar el valor de su moneda, el peso, al dólar. Grecia hizo la misma cesión al abandonar por completa el dracma para entrar en la zona del euro. Pero más allá de las similitudes el economista Carlos Winograd, ex-secretario de Comercio Interior de Argentina durante los años de la crisis, resalta las diferencias entre ambos casos. Como por ejemplo "el tamaño de la deuda. El nivel de endudamiento de Argentina al final del 2001 era de un 65% de deuda en relación al producto. En Grecia, arriba de 170%", explica Winograd.

Luego del default argentino, el país vivió casi una década de crecimiento sostenido gracias a su competitividad en el sector agropecuario y una fuerte subida de los precios de las materias primas, en particular la soja que se convirtió en el símbolo de la resurgimiento económico argentina.

"Cuando me preguntan si Grecia se podría beneficiar como Argentina de una década fantástica de crecimiento sostenido mi respuesta es muy simple: el día que Grecia sea un gran país sojero y exportador de materias primas podemos rehacer esta entrevista y tal vez la pregunta tenga más sentido", sentencia Winograd.

La economía griega es "pequeña", agrega el economista, y poco diversificada. Se concentra en el sector de servicios, en particular el turismo que no emplean lo suficiente. El país exporta algunas materias primas que no se beneficiaron del fuerte aumento que sí tuvieron en los últimos años los productos argentinos.

La deuda es grave y es el problema más urgente, pero para Winograd, la cuestión central es cómo lograr que Grecia vuelva a crecer, como en la Argentina post 2001, y genere ingresos.

El referendo del domingo se anuncia incierto y muestra una sociedad dividida. Según una encuesta reciente, 46% de los griegos votaría No a las reformas que piden los acreedores mientras que un 37% se inclina por el Sí. Un considerable 17% todavía no decidió su voto.

Más allá que los griegos aprueben el plan, según el FMI, Grecia necesitará una nueva ayuda de 36.000 millones de euros en los tres próximos años. Además el FMI rebajó de 2,5% a 0% su previsión de crecimiento para el país en 2015.

Entrevistado: Carlos Winograd es profesor de economia en la Escuela de Economía de París y ex-secretario de Comercio Interior de Argentina durante los años de la crisis.

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. ...
  5. siguiente >
  6. último >
Los programas
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.