Escuchar Descargar Podcast
  • 10H00 - 10H03 TU
    Informativo 30/07 10h00 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 29/07 10h00 GMT
  • 10H03 - 10H30 TU
    Resto del programa 30/07 10h03 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 29/07 10h10 GMT
  • 12H00 - 12H03 TU
    Informativo 30/07 12h00 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 29/07 12h00 GMT
  • 12H03 - 12H30 TU
    Resto del programa 30/07 12h03 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 29/07 12h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 29/07 14h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 30/07 14h03 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 29/07 14h10 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 29/07 16h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 29/07 16h03 GMT
  • 21H00 - 21H03 TU
    Informativo 24/07 21h00 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 29/07 21h00 GMT
  • 21H03 - 21H30 TU
    Resto del programa 24/07 21h03 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 29/07 21h10 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 24/07 23h00 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 29/07 23h00 GMT
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 24/07 23h03 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 29/07 23h10 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Europa

Centenario de la batalla de Verdún

media Soldados franceses en la batalla de Verdún, 1916. AFP ARCHIVES

La ciudad francesa de Verdún inició este domingo las conmemoraciones de una de las batallas más mortíferas de la Primera Guerra Mundial. El primer cañonazo retumbó hace 100 años. Cerca de un millón de obuses fueron disparados por 1.400 cañones y morteros. Murieron más de 300.000 soldados franceses y alemanes.

Unas 300 personas se reunieron este domingo bajo la llovizna para conmemorar la “batalla de Verdún” en el lugar exacto donde empezó el horror: el “Bosque de Caures”, situado a unos 15 km de la ciudad francesa situada el este del país.

Al alba, voluntarios franceses y alemanes vestidos con los uniformes de esa época recorrieron un camino fangoso iluminado con velas, a la vez que leían documentos históricos y evocaban la lluvia de obuses alemanes.

Los franceses, vestidos de azul a la derecha del camino, y los alemanes, ataviados de caqui a la izquierda, todos ellos inmóviles, bayoneta en mano, conformaron un sobrecogedor cuadro.

Más de 300.000 soldados de ambos lados perdieron la vida en una batalla que duró 300 días y pasó a la historia como sinónimo de carnicería. Para los franceses también es símbolo de resistencia y sufrimiento.

Celebrar la amistad franco-alemana

*Al final de la batalla, en diciembre de 1916, ninguna de las dos líneas se había movido del punto de partida. O muy escasamente. Pero no fue un empate: los franceses lograron contener los asaltos repetidos del enemigo, que nunca logró acercarse a menos de 5 km de Verdún.

“Es importante estar aquí para honrar a quienes perdieron la vida. Pero también para confirmar la amistad franco-alemana en un momento en que los nacionalismos están exacerbados”, comentó el secretario de Estado francés para los Antiguos Combatientes y la Memoria, Jean-Marc Todeschini.

Centenares de miles de soldados participaron en la batalla de Verdún, esto es, más de tres cuartas partes del ejército francés. El último superviviente falleció en 2008.

Nunca olvidar

Para no olvidar, 2016 estará marcado por grandes conmemoraciones de esta batalla en la que murieron 163.000 soldados franceses y 143.000 alemanes, y hubo al menos 300.000 heridos en ambos campos.

Tras la marcha en el bosque, este domingo estaba prevista una misa en el osario de Douaumont, la necrópolis nacional donde están enterrados los restos de 130.000 soldados, franceses y alemanes, caídos en la batalla.

Además de los responsables políticos y de los invitados, una veintena de jóvenes franceses y alemanes fueron invitados a los actos.

El 29 de mayo serán 4.000 los jóvenes de ambos países quienes acompañarán en Verdún a la canciller Angela Merkel y al presidente François Hollande.
Ambos dirigentes llevarán un mensaje de paz, 32 años después del histórico gesto de Helmut Kohl y François Mitterrand que, tomados de la mano, se recogieron ante el osario de Douaumont.

 

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.