Escuchar Descargar Podcast
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 22/09 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 22/09 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 22/09 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 22/09 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 22/09 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 22/09 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 22/09 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 22/09 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 22/09 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 22/09 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 22/09 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 22/09 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.

Francia, los "delincuentes solidarios" se movilizan

Francia, los
 
Cédric Herrou, agricultor condenado a una multa de 3,000 euros por haber ayudado a migrantes ilegales a cruzar la frontera entre Italia y Francia, sale del Tribunal de Niza, 10 de febrero 2017. REUTERS/Eric Gaillard

Cédric Herrou, un agricultor, "delincuente solidario", fue condenado hoy a una multa de 3,000 euros por haber ayudado a migrantes a cruzar la frontera franco-italiana. Las autoridades quieren así evitar que otras personas ayuden a migrantes entrar en Francia. El colectivo "Delincuentes Solidarios" denuncia los hechos.

"Si la solidaridad con los extranjeros es un delito, entonces todos nosotros somos delincuentes". Es bajo esa consigna que más de 350 organizaciones asociativas, sindicales, nacionales o locales de Francia se han reunido en el Colectivo "Delincuentes Solidarios", para exigir el fin del "Delito de solidaridad", un delito que legalmente no existe, pero que en la práctica ha conducido a decenas de personas que han apoyado de alguna manera a los inmigrantes a ser procesadas o juzgadas por la justicia.

El aumento del flujo de inmigrantes que huyen de las guerras en Medio Oriente y Africa ha llevado a las autoridades a recurrir a un artículo del Código civil que desde 1938 regula la entrada y estancia de los extranjeros en el territorio francés, por el que toda persona que viole sus disposiciones puede ser sujeto de una sanción.

Hasta 5 años de prisión y 30,000 euros, tal es la multa en la que puede incurrir toda persona que "directa o indirectamente haya ayudado o intentado facilitar la entrada, tránsito o estancia de un extranjero en Francia".

Cédric Herrou, un agricultor de 37 años que habita en la región de los Alpes, en el sur de Francia, fue juzgado en enero en Niza por haber ayudado a migrantes a atravesar la frontera franco-italiana. El procurador pidió 8 meses de prisión conmutable. La justicia le condenó este viernes 10 a pagar una multa de 3,000 euros conmutables.

La multiplicación de procesos por el llamado "delito de solidaridad" ha provocado reacciones de muchos sectores, entre otros el del Sindicato de la Magistratura que estima que la autoridad judicial "protege a personas vulnerables no puede, sin dañar su misión, perseguir a quienes, sensibles ante la desesperación de otras personas, aceptan ayudarles".

En los 2 últimos años más de 20 personas han sido perseguidas por ese delito. Es por eso que las organizaciones miembros del colectivo "Delincuentes Solidarios" manifestaron el jueves en Paris y otras 20 ciudades francesas, y esta mañana de viernes frente al Tribunal de Niza donde se conoció el fallo contra Herrou.

La persecusión de personas que ayudan a los emigrantes va más allá de Francia. Bélgica, Grecia, Suecia, han juzgado a personas que ayudaron o intentaban ayudar a inmigrantes ilegales. Uno de ellos es Mikel Zuloaga, detenido en Grecia cuando intentaba transportar clandestinamente a 8 migrantes hacia españa. Zuloaga es miembro del colectivo Bienvenida a los refugiados del País Vasco español.

La presión de las autoridades europeas contra quienes son solidarios con los migrantes es denunciada por los Delincuentes Solidarios que ven en ese tipo de acciones una actitud que "quiere estigmatisar al emigrante, que quiere tener al emigrante fuera del territorio de la Unión Europea, mantenerlos a distanc ia porque son considerados como inmigrantes ilegales, y además disuadir a toda persona que vendría en ayuda y en apoyo del inmigrante", denuncia Claudia Charles, jurista, integrante del Grupo de Información y Apoyo a los Inmigrantes, GISTI;

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. ...
  5. siguiente >
  6. último >
Los programas
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.