Escuchar Descargar Podcast
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 23/10 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 23/10 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 23/10 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 23/10 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 23/10 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 23/10 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 23/10 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 23/10 10h00 GMT
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 22/10 23h03 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 22/10 23h00 GMT
  • 21H03 - 21H30 TU
    Resto del programa 22/10 21h03 GMT
  • 21H00 - 21H03 TU
    Informativo 22/10 21h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Europa

Fuego cruzado por la crisis de los huevos en Europa

media Granja avícola en Amberes, Bélgica REUTERS/Francois Lenoir

Tras el escándalo llegó el fuego cruzado. Mientras la justicia realiza detenciones de los empresarios responsables de la utilización del insecticida fipronil, que contaminó millones de huevos, diversos ministros de Europa critican a Holanda por negligencias en sus sistema de alertas.

La crisis de los huevos contaminados con el insecticida fipronil en varios países de la Unión Europea entró en una nueva etapa: redadas, allanamientos y detenciones de los empresarios responsables de desinfección avícola. Y, detrás de las diligencias judiciales, afloraron las críticas entre las autoridades de Europa.

 

El escándalo explotó cuando quince países de la Unión Europea denunciaron el ingreso de millones de huevos contaminados con el insecticida fipronil, una sustancia utilizada para combatir ácaros y garrapatas sobre gallinas ponedoras. Esta producción provenía de Holanda.

 

Ante la crisis, las autoridades holandesas detuvieron a dos funcionarios de una empresa llamada ChickFriend. En tanto, en Bélgica, se realizaron al menos once allanamientos en los depósitos de una sociedad encargada de desinfección avícola y se incautaron diversas sustancias para ser analizadas. Sin embargo, los movimientos judiciales no fueron suficientes para bajar la tensión dentro y fuera de Holanda.

 

Las llamadas de atención comenzaron en Francia. El ministro de Agricultura, Stéphane Travert, opinó que la crisis debe ser una lección para reforzar la cooperación y vigilancia de la producción alimentaria.

 

Pero su homólogo belga, Denis Ducarne, elevó el tono y acusó directamente a Holanda de actuar con ligereza frente a un problema detectado desde noviembre. Y la respuesta de los holandeses no tardó. El inspector general de seguridad alimentaria y sanitaria, Rob van Lint, respondió a las acusaciones indicando que los reproches no corresponden a la realidad. “Hasta este momento, no hay ninguna indicación de riesgo para la seguridad alimentario No habían indicaciones que el fipronil podría encontrarse en los huevos”, declaró a la agencia France Presse.

 

Sin embargo, la ministra de Salud de Holanda, Edith Schipper, bajó la cabeza frente a los reclamos y reconoció una serie de errores dentro de la cadena de detección y alerta de los productos contaminados. "Estábamos al corriente de un aviso sobre la presencia de fipronil en una granja de gallinas ponedoras en noviembre de 2016, pero no había ninguna indicación sobre el hallazgo de fipronil en los huevos en ese momento", dijo Schipers en su primera declaración a los medios desde el origen de la crisis.

Con AFP

 

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.