Escuchar Descargar Podcast
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 23/10 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 23/10 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 23/10 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 23/10 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 23/10 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 23/10 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 23/10 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 23/10 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 23/10 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 23/10 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 23/10 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 23/10 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Europa

La reseña de la prensa francesa del 11 de octubre de 2017

media Le Figaro no descarta que Rajoy pueda salir bien librado. REUTERS/Albert Gea

La prensa evoca el discurso del presidente catalán, Carles Puigdemont, ante el parlamento regional la víspera.

Para hablar de ese discurso, un diario utiliza la siguiente expresión en francés: “Mettre de l’eau dans son vin”. Es decir, aguar su vino, rebajarle la intensidad a una bebida, hacerla más suave. En otras palabras, moderarse.

Pues bien, esto es lo que ha hecho el presidente catalán anoche en su discurso, según Libération: “Cataluña le pone agua a su independencia”.

Le Figaro, por su parte, escribe que “Puigdemont apretó el botón pausa” y se detuvo “en mitad del vado”.

El president tal vez se detuvo, pero la voluntad de dar el salto sigue, al parecer, intacta. “Puigdemont proclamó oficialmente la independencia ante el parlamento catalán y ha suspendido de inmediato su aplicación”, escribe Libé.

Pero el diario no está seguro de que esto sea suficiente para “frenar la escalada con Madrid”.

Sobre todo porque el gobierno catalán sigue firme en la reivindicación independentista, lo que Libé interpreta así: “Negociaremos las modalidades de la independencia, pero no su principio mismo”. De ahí el título en primera plana: “Barcelona juega el alargue”.

El tiempo adicional el presidente catalán lo deja “abierto a la negociación”, dice Les Echos. El diario escribe en letras grandes el nombre que millones de españoles no quieren ver: “República independiente de Cataluña”. En su discurso, Puigdemont abrió esa posibilidad, según el diario.

Por supuesto Madrid hará todo lo posible para evitarlo, con Rajoy a la cabeza. “El jefe de gobierno español busca convencer de que la mejor respuesta para la crisis catalana es su inmovilismo”, escribe Le Figaro.

La espera tranquila, útil, ya le ha dado resultados en el pasado, según el diario. Le Figaro cita una entrevista en la televisión en la que una periodista le reprochó su inmovilismo. Rajoy contestó lo siguiente: “Por fortuna que no me moví cuando la crisis económica estaba en lo más fuerte, cuando todo el mundo me presionaba para que aceptara un plan de rescate de la economía española. Si lo hubiera hecho, hoy España estaría bajo tutela”.

Le Figaro no descarta que Rajoy, a pesar de todo, pueda salir bien librado.

La actualidad en Francia también es la manifestación de funcionarios ayer. ¿Qué tal la protesta? “Ni multitudinaria ni un fracaso”, según Le Figaro, que cita las cifras de los organizadores, 400.000 manifestantes en 130 ciudades, y las de la policía, 200.000.

El diario reconoce sin embargo que “es la primera vez en diez años que los nueve sindicatos de funcionarios salen a protestar unidos contra la supresión de puestos y a favor de mayor poder adquisitivo”.

“La manifestación de funcionarios fue todo un éxito”, escribe en cambio L’Humanité. Un éxito que revela “el fracaso del gobierno porque no logró convencer a los funcionarios de que son unos privilegiados y que deben aceptar su suerte”.

“El gobierno tampoco logró convencer a los franceses de que los funcionarios tienen que amarrarse el cinturón”. Para L’Humanité “poco a poco se van sumando las protestas contra este gobierno de ricos”.

Aquí en Francia se recomienda comer 5 frutas y verduras al día. Pues bien, en una foto de la manifestación de ayer que publica L’Humanité se ve una pancarta con la siguiente frase: “Cómase 5 ricos y verduras al día”. Se trata, por supuesto, de un toque de humor en un momento de tensión social.

Para terminar, una mención al aniversario del Che la víspera. Ayer que se cumplieron los 50 años de la muerte de Ernesto Che Guevara.

Un investigador publica hoy una columna en Le Figaro analizando las celebraciones del martes, aquí en Francia. “Che Guevara, un mito fatigado”, nos dice Pierre Rigoulot, director del Instituto de Historia Social.

“Este martes, en el cincuentenario de la muerte del Che se hablaba más del fallecimiento del actor francés Jean Rochefort que del ‘guerrillero heroico’”, escribe el especialista en los regímenes comunistas que no cree en el mito del Che pero que sí entiende el aura de romanticismo que ha rodeado la figura del argentino.

“Lo que supo hacer Fidel Castro fue ocultar la manera que tenía el Che de querer resolver todos los desacuerdos políticos utilizando una metralleta y rescatar solamente su voluntad de cambiar el mundo”.

“Ese romanticismo lo usó para ocultar los tristes efectos de su régimen: la miseria de un pueblo esclavizado, mal alimentado, sin residencias aceptables ni medios de transporte decentes ni información libre”.

Medio siglo después de la muerte del Che, la imagen que tiene este investigador francés del argentino es la de un “fanático convencido de que los únicos colores que existen en el mundo son el blanco y el negro”.

 

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.