Escuchar Descargar Podcast
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 22/11 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 22/11 10h00 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 21/11 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 21/11 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 21/11 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 21/11 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 21/11 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 21/11 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 21/11 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 21/11 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 21/11 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 21/11 12h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Europa

Merkel promete ‘un nuevo comienzo’ para Europa al alcanzar acuerdo para gobernar

media La canciller alemana Angela Merkel. REUTERS/Hannibal Hanschke

La canciller alemana celebró el pacto de gobierno entre conservadores y socialdemócratas que le permitirá gobernar al frente de una gran coalición. El acuerdo prevé limitar el número anual de solicitantes de asilo a 200.000 por año.

La canciller alemana, Angela Merkel, prometió este viernes "un nuevo comienzo" para Europa tras alcanzar el viernes un acuerdo de principio para formar gobierno con los socialdemócratas al cabo de más de 24 horas de negociaciones.

"El mundo no nos va a esperar, necesitamos un nuevo comienzo para Europa", declaró la canciller en rueda de prensa en Berlín, prometiendo que Alemania "encontrará soluciones con Francia" para alcanzar este objetivo.

Conservadores y socialdemócratas alemanes prevén limitar el número de anual de solicitantes de asilo a unos 200.000, según el texto del acuerdo de gobierno al cual tuvo acceso este viernes la AFP.

"Las cifras de la inmigración (incluidos los refugiados de guerra, la reagrupación familiar, la reinstalación y sustrayendo los que se van del país) no superarán 180.000 a 220.000 anualmente", dice el documento elaborado al término de 24 horas de negociación en Berlín.

Según el texto, consultado el acuerdo prevé además un compromiso a "reforzar" la zona euro, que entra en las exigencias marcadas por los socialdemócratas del SPD.

"Si aceptáramos entrar en el gobierno, sería con la condición de reforzar Europa", había insistido el jueves su líder Martin Schultz.

El acuerdo tendrá ahora que ser sometido para su aprobación durante el día a las instancias dirigentes de los tres partidos concernidos, los democristianos (CDU/CSU) y sobre todo el SPD, que entró a regañadientes en las negociacioines tras una humillante derrota en las legislativas de septiembre.

Este compromiso puede permitir a la primera economía europea salir de tres meses y medio de bloqueo político. Y a Merkel, de 63 años, asegurar su supervivencia político, con un posible cuarto mandato tras 12 años en el poder.

Tras el fracaso en noviembre para formar una coalición mayoritaria con los ecologista y los liberales, la canciller se habían quedado sin margen de error si quería conservar las riendas del país. Y se había declarado dispuesta a "encontrar un compromiso constructivo" con el SPD pero sin traspasar algunas líneas rojas.

- Nada aún definitivo -

Pero nada es aún definitivo. Por parte de los socialdemócratas, la decisión de entrar en un nuevo gobierno de coalición con los conservadores debería recibir también la luz verde de los delegados del partido durante un congreso extraordinario previsto el 21 de enero y cuyo desenlace es incierto.

Después, si se logra el sí, comenzarán las negociaciones detalladas sobre un programa de coalición.

En el mejor de los casos, el nuevo ejecutivo será investido a finales de marzo, mientras los socios europeos de Alemania se impacientan.

Los socialdemócratas habían optado en un primer momento por la oposición.

Pero la presión del presidente alemán Frank-Walter Steinmeier, un peso pesado del SPD que quiere evitar nuevas elecciones que puedan beneficiar a la ultraderecha, obligaron a Schulz a cambiar de posición.

Después, ante la dificultad para llegar a un acuerdo entre democristianos y socialdemócrtas, Steinmeier llamó a ambos campos a superar sus diferencias en nombre del interés nacional.

Según varios medios alemanes, las negociaciones habían patinado toda la noche del jueves y la madrugada del viernes sobre cuestiones fiscales y sobre política migratoria. Iniciadas hace cinco días, el jueves habían entrado en una última sesión maratoniana.

La canciller alemana nunca había negociado tanto tiempo sobre ningún tema, señalaba el diario Die Welt: las negociaciones para el mantenimiento de Grecia en la zona euro o el tratado de paz de Minsk para Ucrania oriental habían durado "solamente" 17 horas.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.