Escuchar Descargar Podcast
  • 21H00 - 21H03 TU
    Informativo 22/07 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 22/07 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 22/07 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 22/07 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 22/07 14h00 GMT
  • 12H03 - 12H30 TU
    Resto del programa 22/07 12h03 GMT
  • 12H00 - 12H03 TU
    Informativo 22/07 12h00 GMT
  • 10H03 - 10H30 TU
    Resto del programa 22/07 10h03 GMT
  • 10H00 - 10H03 TU
    Informativo 22/07 10h00 GMT
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 21/07 23h03 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 21/07 23h00 GMT
  • 21H03 - 21H30 TU
    Resto del programa 21/07 21h03 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Europa

Academia Sueca dividida por un escándalo de abuso sexual

media La Secretaria Permanente de la Academia Sueca, Sara Danius, habla con los medios cuando se va después de una reunión en la Academia Sueca en Estocolmo, en Suecia, el 12 de abril de 2018. Via Agencia de noticias TT / REUTERS / Jonas Ekstromer

La Academia Sueca, que otorga todos los años el Premio Nobel de Literatura, atraviesa una tormenta institucional, desde noviembre de 2017, tras un destape periodístico. Según el diario Dagens Nyheter, dieciocho mujeres aseguran haber sido víctimas de acoso y violencia sexual por parte del francés Jean Claude Arnault, esposo de la académica Katarina Frostenson.

Según la prensa sueca, Jean Claude Arnault tiene nexos cercanos con la Academia Sueca. Además de su vínculo sentimental con la académica Katarina Frostenson, Arnault administraba un centro cultural financiado por la entidad cultural. Por lo que conservaba diversos contactos y relaciones con la élite cultural del país, de Europa y del planeta.

Su rostro más oscuro afloró cuando se supo que acosó y violentó sexualmente a casi una veintena de féminas en París y Estocolmo. Tras el destape del medio holmiense, la Academia Sueca contactó a un grupo un estudio de abogados para realizar una investigación y esclarecer hasta qué punto la institución podría estar implicada.

Esta semana, los académicos se reunieron para conocer las conclusiones. Y después de un minucioso análisis, en una reunión que duró más de tres horas, surgieron las divisiones internas. Klas Ostergren renunció a su escaño en el pleno aduciendo que la institución buscaba “resolver el problema privilegiando consideraciones oscuras en lugar de seguir el reglamento interno”.

También dio un paso al costado Kjell Espmark y Peter Englund acusando a sus colegas de “sobreponer los intereses de amistad por encima de los valores de la institución”. La cita fue tan tensa que los miembros renunciantes obligaron la salida de la secretaria permanente Sara Danius. En su reemplazo ingresará provisionalmente a Anders Olsson, escritor y profesor de literatura de 69 años.  

Sin quorum

El remezón de la crisis institucional dejó a fuera a siete de los dieciocho miembros del Comité del Premio Nobel de Literatura. Además de los renunciantes, salió la académica Katarina Frostenson y quedó en el limbo el arduo trabajo de selección de los candidatos al prestigioso y anhelado premio. Abril es el mes clave, pues la Academia analiza la trayectoria literaria de veinte posibles galardonados.

Ahora la Academia no tiene los votos necesarios para activar ciertos protocolos que elijan al nuevo Nobel de Literatura. Este escándalo no sólo ha manchado el honor de la institución, sino que ha puesto en duda la fiabilidad y reserva. Se supo que Jean Claude Arnault habría filtrado los nombres de Jean-Marie Le Clézio y Patrick Modiano, escritores premiados, semanas antes de ser anunciados por la Academia Sueca.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.