Escuchar Descargar Podcast
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 19/10 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 19/10 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 19/10 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 19/10 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 19/10 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 19/10 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 19/10 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 19/10 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 19/10 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 19/10 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 19/10 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 19/10 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Europa

Macron recibe a Theresa May en su residencia de verano

media El Fuerte de Bregançon, residencia de verano de los gobernantes franceses. © AFP

Le Figaro destaca la visita de la primera ministra británica Theresa May quien, según el diario, está atravesando por un momento muy difícil y viene a buscar el apoyo de Francia. Las dificultades se deben a que la primera ministra británica está enfrentando las presiones de dos bloques opuestos: quienes quieren un Brexit duro, un divorcio radical de la Unión Europea y aquellos que prefieren que la separación no sea tan brutal. Además de esas presiones contradictorias, Theresa May tiene que negociar con Bruselas. En opinión de Le Figaro, antes de pedir apoyo a sus vecinos, la señora May tendría que poner orden en casa y resolver las contradicciones internas. El diario conservador precisa que la Presidencia francesa ha hecho saber que no tiene intenciones de interferir en las negociaciones entre Londres y la Comisión Europea. Aun así, el presidente Macron va a recibir esta noche a Theresa May en el Fuerte de Bregançon, la residencia de verano de los gobernantes franceses, una antigua fortaleza a orillas del Mediterráneo que, de acuerdo con Le Monde, Macron quiere convertir en sucursal diplomática para recibir a sus huéspedes en un ambiente más íntimo y más relajado, a semejanza de Camp David para los presidentes de Estados Unidos. Además de discutir en un ambiente más íntimo, el mandatario francés podrá proponer a sus huéspedes un baño en la piscina que hizo construir en el fuerte de Bregançon y que, como también recuerda Le Monde, le valió una lluvia de críticas.

Libération dedica su primera plana a la ley que se acaba de aprobar en Francia para combatir el acoso sexual callejero. "Se acabó el jueguito para los perversos", titula el tabloide y explica que gracias a esa ley, los acosadores y los voyeristas podrán ser sancionados con sanciones severas. Los voyeristas, aquellos que tratan de mirar entre las faldas de las mujeres son pasibles de un año de cárcel y 15.000 euros de multa. Pero si el voyerista no se contenta con mirar sino que filma o toma fotos de las partes íntimas de otra persona, la sanción prevista es de dos años de cárcel y 30.000 euros de multa. "Eso ya es un avance importante", comenta el periódico, "lo mismo que las sanciones contra el acoso sexual y la ampliación del plazo de prescripción para los crímenes sexuales cometidos sobre menores de edad que pasó de veinte a treinta años después de la mayoría de edad de la víctima". Es decir que una persona que fue víctima de acoso sexual durante la infancia puede denunciarlo hasta 30 años después de haber cumplido la mayoría de edad. No obstante, Libération lamenta que los legisladores no hayan incluido un artículo sobre la presunción de no consentimiento de los menores de 15 años lo que habría permitido calificar de violación toda relación sexual de un adulto con un menor de 15 años, con o sin consentimiento del menor. Pero el Parlamento francés descartó ese artículo que forma parte del código penal en varios países vecinos como Gran Bretaña, España o Bélgica y Libération publica comentarios indignados de algunas feministas que estiman que la nueva ley no contiene ninguna disposición que permita proteger de abusos sexuales a los menores.

Por otra parte, Le Monde le da despliegue en portada al récord de calor registrado en 2017 en todo el planeta. Citando un informe divulgado esta semana por la agencia estadounidense sobre el clima, el vespertino explica que 2017 fue uno de los tres años más calientes desde que se miden las temperaturas en el planeta, a finales del siglo XIX; que la concentración de gases con efecto invernadero fue sin precedentes en los últimos 800.000 años y que el nivel de los mares subió más de siete centímetros. Debajo de esa noticia, Le Monde publica una caricatura firmada por Plantu, en la que se ve a Donald Trump durmiendo, recostado sobre un planeta Tierra que está a punto de caer a un abismo.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.