Escuchar Descargar Podcast
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 16/11 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 16/11 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 16/11 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 16/11 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 16/11 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 16/11 10h00 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 15/11 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 15/11 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 15/11 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 15/11 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 15/11 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 15/11 16h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Europa

Ser judío hoy en Berlín: entre el antisemitismo de ayer y el de hoy

media Un miembro de la comunidad judía de Berlín en el Memorial del Holocausto de la capital alemana, el 8 de noviembre de 2018. Fuente: Reuters.

Alemania conmemora este viernes la "Noche de los Cristales Rotos", un pogromo letal que hace 80 años anunció la exterminación de los judíos, en un contexto de temor ante un auge del antisemitismo. Los berlineses israelitas de hoy enfrentan el resurgimiento del antisemitismo de extrema derecha y el más reciente por parte de la población musulmana.

Con Sergio Correa, corresponsal de RFI en Berlín

Ciento setenta mil judíos vivían en Berlín antes que Hitler subiera al poder en 1933. Entre ellos, 55.000 fueron asesinados en los campos de concentración nazis.

En Alemania no pasa literalmente un día sin que se recuerden los crímenes de los nazis. Hoy viven unos 40.000 judíos en Berlín, de los cuales unos 12.000 forman parte de la comunidad activa. La gran mayoría de ellos vinieron de los últimos años desde Rusia y Europa del Este después de la caída del Muro de Berlín y se mantienen en tensión por la hegemonía de la comunidad con los viejos judíos berlineses.

Para la mayoría de los berlineses toparse con personas reconocibles como judíos es una experiencia incómoda. Algunos intentan disculparse de alguna torpe manera por el pasado, otros se alegran de que tengan el valor de vivir aquí.

Otros, cada vez más, son agresivos con ellos, como un comenta Rebecca de Vries, hija y nieta de judíos berlineses.

“Se subestima el racismo que hay en la sociedad y creo que si la situación lo permitiera se desarrollaría más. Me parece que la gente se siente demasiado segura creyendo que hemos construido una democracia”, sostiene.

El gran aumento de la población musulmana y las críticas al estado de Israel se han sumado al viejo racismo que de tan combatido se ha vuelto invisible pero seguramente no inexistente.

En 2017, hubo placas que fueron robadas, lo que atizó el miedo a un resurgimiento del antisemitismo, una realidad afrentosa en un país que construyó su identidad sobre el arrepentimiento por el Holocausto.

Además, el auge de la ultraderecha alemana también ha puesto en primer plano un antisemitismo nacional. El partido AfD ha multiplicado las polémicas relacionadas con el nazismo, juzgando que Alemania debía dejar de lado el arrepentimiento por la exterminación de los judíos. Militantes de ultraderecha querían manifestarse el viernes en Berlín, pero la concentración no fue autorizada.

Aún 80 años después de la noche de los cristales rotos ser judío en Berlín sigue siendo un acto de resistencia.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.